Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bartomeu adelanta las elecciones del Barça

El presidente azulgrana, acorralado por la sucesión de conflictos, esgrime que adopta la decisión para “rebajar la tensión del club”

Josep Maria Bartomeu, en la rueda de prensa de ayer en el Camp Nou. Ampliar foto
Josep Maria Bartomeu, en la rueda de prensa de ayer en el Camp Nou.

La volcánica situación que vive el Barcelona, con una sucesión de conflictos de todo tipo que han alcanzado su punto álgido con la bronca entre Leo Messi y Luis Enrique, provocó la intervención de Josep Maria Bartomeu y una drástica decisión. El presidente adelantó un año las elecciones que debían celebrarse en 2016. Bartomeu, que asumió el cargo hace apenas un año tras la dimisión de Sandro Rosell, adelantó que tiene la intención de presentarse como candidato y que el calendario aún no está estipulado. “Hemos decidido convocar elecciones a final de temporada y el motivo principal es rebajar la tensión que sufre el club. Una tensión que pienso que no se ajusta a la realidad. El Barça está funcionando bien y tiene una masa social muy potente. Económicamente atravesamos un buen momento, llevamos cuatro años ganando dinero sin parar, y desde el punto de vista deportivo nuestros equipos están luchando por títulos”, dijo Bartomeu. “Yo me quedo con la opinión los socios. Hablo con ellos por la calle y me dicen que cada día se sienten más propietarios. Ven que hay un proyecto. Se está construyendo un nuevo equipo, una nueva era, y eso se valora”, prosiguió.

Hablo con los socios por la calle y me dicen que cada día se sienten más propietarios", dijo el presidente

“Pido a los futuros candidatos que actúen con responsabilidad y fair play, y que durante este tiempo todos hagamos aquello que creemos que es importante para el club. Estamos en competición y nos estamos jugando muchas cosas”, abundó. El máximo mandatario blaugrana tomó la decisión ayer mismo, después de que varios miembros de su cuerda más íntima le convencieran de que, dadas las circunstancias, lo mejor era darle la voz al socio. Está por ver si algún miembro del actual consejo se desmarcará en una candidatura alternativa. Bartomeu asomó por la sala de prensa del Camp Nou a las cinco menos cinco de la tarde, con casi una hora de retraso respecto del horario programado, y lo hizo solo. La noticia del adelanto de los comicios dejó en un segundo plano los demás asuntos inflamables que se le acumulan en la agenda. Le tocó justificar su decisión de destituir de forma fulminante a Andoni Zubizarreta, el secretario técnico de los últimos cuatro años, y abordó la cuestión que mantenía más inquietos a gran parte de los aficionados: el pulso entre Luis Enrique y Messi.

Yo siempre fui un defensor de Zubizarreta. En las últimas semanas hubo una pérdida de confianza y al final se la quité", dijo en relación a la destitución del director deportivo

“Yo siempre fui un defensor de Zubizarreta y lo he demostrado todos estos años, trabajando con él codo con codo. En las últimas semanas hubo una pérdida de confianza y al final se la quité, y cuando eso ocurre es mejor hacer cambios. Andoni no tuvo ninguna responsabilidad con la sanción de la FIFA –aquella que impide al Barça incorporar jugadores hasta enero de 2016–, él no autorizó ninguno de estos fichajes”, matizó el dirigente, que adelantó que el Barcelona “romperá relaciones con la FIFA hasta que se cumpla la sanción”, y que próximamente mandará una carta “dura” al presidente del organismo, Joseph Blatter: “Los más perjudicados serán los niños. Es el caso más grave de la historia de la entidad, un caso que creará un precedente como la sentencia Bosman”. El relevo de Zubi aún no está cerrado, aunque el rastreo que lleva a cabo la comisión creada a tal efecto se circunscribe a personas que en algún momento hayan formado parte del club y lo conozcan bien.

Leo tiene contrato hasta 2018. Está contento y feliz y tiene muchas ganas de seguir ganando", añadió sobre el argentino

Llegado el momento de hacer frente al enfrentamiento entre Messi y su técnico se limitó a tirar balones fuera. “Yo no diré si hay tensión o no. He leído y escuchado muchas cosas, pero no voy a confirmar ni desmentir nada en este sentido porque no me toca. Esto habría que preguntárselo a Luis y a Leo. Estos días he estado en contacto con los jugadores y con los entrenadores”, añadió Bartomeu, que tenía previsto reunirse con los demás directivos justo después de la comparecencia. Lógicamente, el encuentro fue suspendido.

El presidente desmintió las informaciones que apuntaban que Luis Enrique trató de abrirle un expediente disciplinario al ariete argentino después de que éste se ausentara del entrenamiento del lunes, que era abierto al público y en el Miniestadi, alegando una gastroenteritis al día siguiente de haber sido suplente en Anoeta (1-0). “Es rotundamente falso, y quien lo lanzó lo hizo con la mala idea de hacer daño. Leo tiene contrato hasta 2018, está contento y feliz y quiere seguir ganando. No hay tema”, remachó Bartomeu.

El factor Laporta

La convocatoria de elecciones centra las miradas en Joan Laporta. El que fuera presidente desde 2003 a 2010, prefiere esperar a hacer oficial su candidatura. “Me pronunciaré cuando lo crea oportuno y con la voluntad de mantener la estabilidad del club”, dijo. “Ahora, más que nunca, toca animar al equipo”.

 Agustí Benedito, el segundo más votado en las elecciones de 2010, tras Sandro Rosell, volverá a presentarse.

Javier Faus, Toni Freixa y Carles Vilarrubí, ahora directivos, podrían encabezar otras candidaturas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información