Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid se instala en el trapecio

Los de Laso derrotan al Nizhny (98-101) en otro final apretado tras un partido irregular donde brillaron Sergio Rodríguez y Nocioni

Sergio Rodríguez lanza ante Parakhouski Ampliar foto
Sergio Rodríguez lanza ante Parakhouski AFP

El Madrid selló en Rusia su billete rumbo al top 16 de la Euroliga tras derrotar al Nizhny (98-101) en su cuarto final apretado en ocho jornadas. A consecuencia de su irregularidad, los de Laso se han instalado en el trapecio y, entre la desconexión y la suficiencia, avanzan de sofoco en sofoco en la competición. Sergio Rodríguez, con 19 puntos y 6 asistencias, y Andrés Nocioni, con 15 puntos y 9 rebotes, resolvieron en esta ocasión el crucigrama ante un rival que arropado por su público desmintió la candidez que mostró en el Palacio, donde salió goleado (112-83) hace poco más de un mes. Rochestie y Kinsey, con 22 y 20 puntos respectivamente, estiraron la resistencia local hasta el último minuto aprovechando su inspiración desde el triple (14 de 27). Triunfó el subcampeón porque cuidó mejor la pelota (8 pérdidas por las 17 del conjunto ruso) y se aplicó a tiempo en defensa.

Se presentó el Nizhny en el partido con una colección defensas alternativas en zona e individual y sorprendió al Madrid con un parcial de 10-2 en tres minutos. La distensión en la defensa de su aro y la falta de foco desde el perímetro (2 de 9 en triples en el primer acto), complicaron la tarde para el subcampeón de Europa. Desde el salto inicial, el trabajo de Parakhouski en la pintura y el dinamismo de Rochestie en la dirección dieron el mando al equipo local frente a un rival destemplado.

Nizhny, 98-Real Madrid, 101

Nizhny Novgorod(23+21+25+29): Parakhouski (12), Antonov (16), Rochestie (22), Thompkins (9) y Golovin (-) -equipo inicial-, Kinsey (20), Baburin (11), Ivlev (2), Patsatsia (2), Savelyev (-) y Khvostov (4).

Real Madrid (20+21+27+33): Llull (10), Rudy (11), Nocioni (15), Rivers (5) y Bourousis (13) -equipo inicial-, Maciulis (1), Carroll (6), Slaughter (-), Reyes (12), Rodríguez (19) y Mejri (9).

Árbitros: Milivoje Jovcic (SER), Ioannis Foufis (GRE) y Umpire Pastusiak (POL).

Pabellón Cec Nagorny: 3.000 espectadores.

Felipe Reyes y Sergio Rodríguez, al frente de la segunda unidad, desatascaron la producción ofensiva de Laso, cambiaron la cara a los suyos y la inercia del partido. Dos triples y dos asistencias del Chacho, unidas a una falta antideportiva de Rochestie certificaron la alternancia en el marcador (28-34, m. 15) y asentaron al Madrid en el parquet. Sin embargo, el Madrid perdía en la batalla por el rebote y era incapaz de afinar desde el 6,75 (4 de 17 al descanso, 0 de 4 para Nocioni en ese tramo). Precisamente con los triples como principal sustento, los de Bagatskis se rearmaron tras el arreón madridista y se crecieron en el intercambio de golpes con un contundente parcial de 13-2 al borde del descanso (41-36, m. 18).

A la vuelta de la caseta, Laso recuperó a su quinteto inicial y, conforme al guion habitual, sentó a Sergio Rodríguez. También calentó banquillo Felipe. Con el resto de repertorio (y sin Ayón, de baja por lesión) se defendió el Madrid a trompicones. Bourousis encontró su espacio en la pintura y Nocioni reaccionó impulsado por su pique con Antonov, pero mientras los visitantes anotaban de dos, el Nizhny tomaba vuelo de tres en tres (11 de 20 al término del tercer cuarto por el 5 de 20 de su oponente). Kinsey y Antonov ensayaron la escapada (60-53, m. 25), pero el Madrid se rearmó a partir de la defensa.

Con el carácter de Nocioni y la vuelta del Chacho, los de Laso retomaron la iniciativa con otro parcial demoledor: un 9-20 en apenas cinco minutos (69-73, m. 31). Parecía que el conjunto madridista había encontrado el equilibrio suficiente como para gobernar por fin el partido, pero en ese instante Rochestie retomó la faena. El base de Texas superó la frontera de los 20 puntos y llevó a su equipo al borde de la hazaña (80-78 a falta de 5m 35s), pero cayó lesionado en el momento más inoportuno. Los funambulistas del Madrid impusieron en el tramo final su mayor experiencia y calidad para sacar el billete al top 16.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información