Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mireia le gana al tiempo

La nadadora española bate dos récords mundiales en piscina corta que alimentan su esperanza de ganar el oro olímpico en los Juegos de 2016

Mireia posa con la medalla de oro de los 200 mariposa en Doha. Ampliar foto
Mireia posa con la medalla de oro de los 200 mariposa en Doha. AFP

Mireia Belmonte hizo una exhibición de maestría sin precedentes en la historia de la natación al batir los récords del mundo de 200 metros mariposa y 400 estilos en los mundiales de piscina corta que se celebran en Doha. La española se colgó dos oros. Con una claridad pasmosa y en condiciones extremas. No se midió a cualquiera ni lo hizo en disciplinas fáciles de administrar. Su principal oponente fue la húngara Katinka Hosszu, considerada por muchos la mejor nadadora de la temporada en piscina larga. Las pruebas, compendio único de resistencia, velocidad y dominio técnico, son dos de las carreras más extenuantes que existen. Previstas de forma sucesiva con un intervalo de apenas media hora para descansar suponen un tsunami para cualquier organismo. Algo que nadie había afrontado con semejante éxito, y mucho menos en pleno invierno. El cronómetro es elocuente. Mireia recortó en un segundo cada una de las anteriores plusmarcas. En 200 mariposa 1m 59,61s frente a los 2m 0,78s de la china Zige Liu; y en 400 estilos 4m 19,86s frente a los 4m 20,85s de la propia Hosszu.

La competición emite sus propias señales. Hace un año, el 15 de diciembre de 2013, en los Europeos de Herning de piscina corta, sucedió algo que no pasó desapercibido para los nigromantes de la natación. En esa ocasión Mireia ganó el oro en los 400 estilos con un tiempo de 4,21 minutos, por delante de Hosszu, que fue plata con 4,24. El entrenador de la española, Fred Vergnoux, analizó las imágenes y los tiempos parciales con ayuda de los biomecánicos y su conclusión fue tajante. Según los cálculos de Vergnoux, los 4,21 en piscina corta supondrían un 4,28 en larga. "Eso equivaldría a batir el récord mundial", observó Vergnoux, apuntando a los 4m 28,23s que logró la china Ye Shiwen en los Juegos de Londres. Si la marca de Herning justificó el optimismo, la de Doha lo ratifica. La nadadora de Badalona bajó todos los parciales del 400. A partir de una notable mejoría en los cuatro largos de espalda, el estilo que más problemas le generaba, mantuvo a Hosszu a raya.

No se midió a cualquiera: nadó contra la húngara Hosszu

Tanto Vergnoux como Mireia trabajan proyectando el esfuerzo en la meta de los Juegos de Río de 2016. Es lo habitual. Los nadadores profesionales hacen caja en la temporada de otoño-invierno de piscina corta (25 metros) preparándose para la gloria del verano en la piscina larga (50 metros). Se trata de carreras completamente distintas, pues la piscina corta duplica los virajes. La técnica del volteo con su segmento de nado subacuático se ha convertido en una especialidad en sí misma. Mireia la domina a la perfección. Pero no es el único factor. Los récords suponen un claro indicio de evolución fisiológica. Una luz de esperanza para una nadadora que lucha contra el tiempo. La española persigue el oro olímpico en distancias que hasta ahora han penalizado a las nadadoras veteranas. Ninguna chica se ha proclamado campeona olímpica de estas especialidades con más de 23 años. Mireia, que acaba de cumplir 24, llegará a Río con 25.

A los 24 años, la mejoría más notable ha estado en los cuatro largos de espalda

"No sé por qué me salen tan bien las pruebas de piscina corta", dice Mireia. "Disfruto mucho nadando en 25 metros y no tengo una explicación. No creo que sea psicológico. No hay tanta diferencia de una piscina a la otra. Se hacen más virajes y vas más rápido pero yo tampoco soy especialmente buena haciendo virajes".

Dice Vergnoux que Mireia tiene potencial para bajar de 4,29 minutos en piscina larga. Las marcas de Doha parecen darle la razón. Solo falta que la muchacha alcance su punto de ebullición en verano. En los Europeos celebrados en agosto, en Berlín, hizo 4,33 y fue plata por detrás de Hosszu en 400 estilos. Suficiente para subirse al podio de Europa. Insuficiente para aspirar al podio mundial con garantías. La mejor marca de la española es de 4m 31,21s y data de 2013. Deberá mejorar considerablemente para ganar una medalla en los Mundiales de Kazán de 2015, en donde probablemente haya un mínimo de tres nadadoras que han ido más rápido: Ye Shiwen (4m 28,43s), Hosszu (4m 30,31s) y Mao Fujita (4m 30,47s).

La progresión de Mireia Belmonte indicó que donde más posibilidades tendrá de ganar el oro olímpico será en los 200 mariposa, su prueba fetiche. Los tiempos de Doha reafirman el plan y añaden esperanza sobre los 400 estilos.

 

Hitos de Mireia

Palmarés: 

-En Juegos Olímpicos: 2 medallas de plata (Londres 2012).

-En Mundiales: 2 platas y 1 bronce (Barcelona 2013).

-En Europeos: 2 oros, 2 platas, 2 bronces (Berlín, 2014); 1 oro y 1 plata (Hungría, 2012).

-En Mundiales en piscina corta: 2 oros (Doha 2014); 3 oros y 1 plata (Dubai, 2010); 1 plata y 1 bronce (Mánchester, 2008).

-En Europeos en piscina corta: 4 oros (Dinamarca, 2013); 4 oros (Polonia, 2011); 1 oro (Croacia, 2008); 1 plata (Estambul, 2009); 1 plata (Hungría, 2007). 

Plusmarcas vigentes:

-Récord del Mundo de 400 m estilos (piscina 25 metros) en 4:19.86.

-Récord del Mundo de 200 m mariposa (piscina 25 metros) en 1:59.61.

-Récord del Mundo de 400 m libres (piscina 25 metros) en 3: 54,52.

-Récord del Mundo de 800 m libres (piscina de 25 metros) en 7: 59,34.

-Récord de Europa de 1.500 m libres (piscina 25 metros), en 15: 26,95.

Más información