Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Justicia exonera a Adriano de la acusación de narcotráfico

La jueza rechaza la acusación “por pruebas insuficientes”

El dictamen de la magistrada habla de “precipitación” de los fiscales

Adriano abandona la Fiscalía tras ser interrogado por la policía, en 2010. Ampliar foto
Adriano abandona la Fiscalía tras ser interrogado por la policía, en 2010. ASSOCIATED PRESS

La jueza carioca Maria Tereza Donatti rechazó este viernes “por pruebas insuficientes” la acusación formal de tráfico de drogas y colaboración con el narcotráfico lanzada esta semana por la Fiscalía de Río de Janeiro contra el futbolista Adriano Leite Ribeiro, conocido en sus tiempos de gloria como El Emperador. La denuncia, que iba acompañada de la petición de retirada del pasaporte, se basaba en que el delantero regaló una moto en 2007 a un importante narcotraficante de la favela Vila Cruzeiro (lugar de nacimiento del jugador) que es amigo suyo de la infancia, además del presunto préstamo de vehículos propios para actividades ilegales.

La noticia se conoció horas después del anuncio del fichaje de Adriano por un club de la Segunda División francesa, Le Havre, un último intento por regresar al fútbol profesional tras varios años de inestabilidad emocional y fracaso deportivo que le han llevado a estar sin equipo desde abril. En su dictamen, la jueza afirma que “no hay soporte probatorio mínimo en cuanto a la autoría de ese delito” y habla de “precipitación” de los fiscales, “que viola la posibilidad de defensa de los acusados”.

Tras conocerse su exoneración de los cargos, el jugador, de 32 años, campeón y máximo goleador de la Copa América con la selección brasileña en 2004, emitió una nota afirmando que se trataba de una “noticia absurda” y que necesitaba “desahogarse” después de los “millones de artículos falsos” publicados. “¿Imaginan esas personas lo que fue para mis hijos ver todo eso?”, concluía el futbolista, quien para sus abogados fue “víctima” de un amigo al que encargó la compra de la referida moto.

El futbolista había recibido también el apoyo público del presidente del Le Havre francés, Christian Maillol: “He vivido durante 10 años en Brasil y sé como funcionan las cosas. Se trata de inventos y especulaciones”. El camino parece libre de nuevo para que Adriano regrese al fútbol profesional y recupere la forma después de cinco años de titulares más relacionados con desequilibrios personales y el bajo rendimiento que la práctica del fútbol.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información