Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zidane se queda en fuera de juego

El francés, suspendido tres meses por la RFEF por entrenar al filial del Madrid sin carné

Zidane, junto a Santiago Sánchez, en un partido del Castilla. Ampliar foto
Zidane, junto a Santiago Sánchez, en un partido del Castilla. AS

Cartulina amarilla para Zinédine Zidane. El legendario futbolista del Real Madrid y actual técnico del Castilla fue sancionado este lunes con tres meses de suspensión por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por entrenar al filial blanco sin tener el carné que le acredita como primer entrenador, en una resolución de la que se tuvo conocimiento en la tarde sin que fuera publicada oficialmente.

Francisco Rubio, el juez único de Competición, considera en su informe que el francés, de 42 años, incumple la normativa de la RFEF que obliga a que todos los entrenadores que quieran ejercer en Primera, Segunda o Tercera División española tengan el título de Nivel 3. Sin embargo, Zidane sólo tiene convalidado el Nivel 2, mientras que el Castilla está disputando el campeonato de Segunda B, la tercera categoría del fútbol español.

Llevo tres años tratando de sacar el Nivel 3 en Francia”, explica Zidane

Zidane ya era conocedor de su infracción administrativa cuando tomó las riendas este verano del filial blanco, después de que le colocara en el banquillo Florentino Pérez, el presidente de Real Madrid. Cuando aparecieron las primeras críticas a finales de agosto pasado, Zizou argumentó que estaba preparando en Francia el último grado necesario para hacerse entrenador de alto nivel y que pedía tiempo y comprensión a sus nuevos colegas de trabajo para que la Federación francesa convalidara, según la normativa española, las 360 horas de prácticas obligatorias a las que se está dedicando para adquirir el Nivel 3.

“Llevo tres años tratando de sacar el carné de Nivel 3 en Francia. Podía haberlo hecho en España en tres meses, pero he querido seguir formándome en Francia. Allí me hice futbolista, y allí quiero formarme como entrenador. Soy francés. Desde siempre he querido cumplir con las normas”, se justificó el pasado viernes el mítico mediapunta del Madrid de los Galácticos en una entrevista concedida al rotativo galo Le Figaro.

Lamento que esta polémica alcance a una figura como Zidane, pero la ley es la misma para todos", dice Galán

Sin embargo, el juez no ha admitido su explicación, al inhabilitarle con efecto inmediato por tres meses de su puesto en el banquillo del Castilla. Rubio también sancionó con la misma condena a Santiago Sánchez, el ayudante del francés, que firmaba hasta ahora las actas en la casilla correspondiente al primer entrenador en cada uno de los 10 partidos de Segunda B que disputó el Castilla. El juez acusa a Sánchez de haber cedido el título para que Zidane desempeñase las funciones de entrenador.

Rubio atiende así la petición de sanción del instructor del caso, Alberto Pérez Calderón. Tanto Zidane como Sánchez se enfrentaban a hasta seis meses de castigo o 20 partidos sin sentarse en el banquillo, según el artículo 104 del Código Disciplinario, que establece una sanción de entre uno a seis meses en los casos de entrenar con un título que no corresponda o la cesión de un título a otro entrenador.

El Madrid recurrirá la doble sanción impuesta a sus técnicos ante el Comité de Apelación, expresando mediante un comunicado su “absoluto desacuerdo con la citada resolución” y que llevará el caso hasta el Tribunal Administrativo del Deporte, instancia dependiente del Consejo Superior de Deportes, “agotando todas las vías jurídicas”. Para ello cuenta con un plazo de 10 días naturales en los que buscará obtener al menos la suspensión cautelar para Zidane.

Miguel Galán, el director del Centro Nacional de Formación de los Entrenadores en España, que puso la demanda inicial en contra de Zidane, valora la resolución del juez Rubio. “La infracción ha quedado demostrada. Lamento que esta polémica alcance a una figura tan importante de nuestro deporte, pero la ley es la misma para todos”, dijo. Según Galán, Zidane y Sánchez son los primeros entrenadores en cuatro años en saltarse la normativa española, desde Alejandro Ceballos, técnico del San Roque, en 2010, que cumplió seis meses de castigo. “Es un toque de atención para el CSD, para que Miguel Cardenal regule definitivamente la profesión de entrenador, para que se erradique esta práctica”, insiste Galán.

Mientras se resuelve el caso, el Madrid no podrá contratar ningún técnico con ficha de primer entrenador para sustituir a Zidane y baraja el movimiento temporal del organigrama de entrenadores de las categorías inferiores. Eso llevaría a José Aurelio Gay, técnico del Real Madrid C, a cubrir la vacante temporal del preparador francés.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información