Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni Ibrahimovic ni Capello

El delantero sueco se queda sin jugar, pero Rusia es incapaz de aprovechar la falta de gol del rival (0-0) ● Inglaterra supera con facilidad a San Marino

Rooney trata de superar sin éxito a Simoncini. Ampliar foto
Rooney trata de superar sin éxito a Simoncini. AFP

Aquejado de una talalgia que le mantiene inflamado el talón de Aquiles, Zlatan Ibrahimovic pisó el césped del Friends Arena (Solna, Suecia) para recibir el calor de la gente, los aplausos y el homenaje por contar 100 encuentros y 50 tantos con la selección. Anoche, sin embargo, no jugó y por poco se acaba el gol sueco, una penalidad que no supo aprovechar la Rusia de Capello, tan rácana como de costumbre (1-1).

No hace tanto, Zlatan soltó una bravuconada mayúscula que evidenció su acentuado ego. “Un Mundial sin mí no merece la pena verlo”, afirmó, aunque después acudió a los estadios de Brasil sufragado por el jeque del PSG. Y ahora, tan solo en la segunda jornada de los clasificatorios para la Eurocopa de 2016, Suecia vuelve a estar en problemas; Rusia y Montenegro (que empató a nada con Liechtenstein) ya le sacan tres puntos. “Le regalaremos a Ibrahimovic un partido tan bueno que lo recordará toda la vida”, advirtió Kokorin el día anterior. Ni se acercó en su vaticinio. Pero sí que se inventó un gol de aúpa, un remate desde fuera del área que pareció un pase rasito, colocado y a la red. La réplica de Suecia, profunda por las bandas con las carreras de Bahoui y Durmaz, llegó con un penalti. Pero Larsson no engañó a Akinfeev —portero que sorprendentemente chirrió en el Mundial— y aclaró que sin Ibra no hay gol. O casi. Porque Durmaz persistió por la izquierda y un centro suyo lo remató Toivonen para instaurar las tablas definitivas (1-1).

Rooney, con 43 goles, está a sólo seis redes del récord histórico de Bobby Charlton

Adelantó entonces Capello las líneas, como si hasta entonces no necesitara demostrar más, cómodo con encerrarse en casa. Y la ofensiva, como expresó Shatov tras regatear al portero y chutar con el tobillo a las nubes, llegó tarde. Así, ni Ibra ni Capello.

Más fácil lo tuvo Inglaterra, que se midió en Wembley con San Marino (5-0), la peor de las selecciones según el ránking FIFA, la 208. Ocurrió que Cahill, Wilshere, Milner, Rooney, Sterling, Welbeck... tardaron en desbrozar las líneas apretujadas y retrasadas del rival. De hecho, en el primer acto sólo lo hicieron a balón parado. Primero en un saque de esquina que remató Jagielka [erró el portero Simoncini, colosal durante la noche]; y después en un penalti que materializó Rooney. Y ya con los jugadores de San Marino con la lengua fuera, Inglaterra se soltó con los tantos de Welbeck, Townsend y de nuevo Rooney, que suma 43, a seis del récord de Bobby Charlton. En su grupo, Suiza, impulsada por Sefereovic y Saqhiri, cayó frente a una Eslovenia que hizo buena su contra gracias al tanto postrero de Novakovic (1-0).

En el grupo de España, Bielorrusia cayó con Ucrania (0-2) y Macedonia y Luxemburgo firmaron las tablas (2-2).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.