Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andy Schleck: “Retirarme es la mejor decisión que podía tomar”

El ganador del Tour de Francia 2010 cuelga la bicicleta a los 29 años al no poder recuperarse de una grave lesión en una rodilla

Andy Schleck, este jueves en un momento de la rueda de prensa. Ampliar foto
Andy Schleck, este jueves en un momento de la rueda de prensa. AFP

Andy Schleck cuelga la bicicleta. El ciclista luxemburgués, ganador del Tour de Francia 2010 tras la descalificación de Alberto Contador por su positivo con clembuterol, ha anunciado este jueves en Mondorf-les-Bains que se retira del ciclismo profesional a los 29 años, tras no recuperarse de una grave lesión en la rodilla derecha ocasionada en el pasado Tour. Lo hizo oficial ante un puñado de periodistas que su equipo actual, el conjunto Trek, había convocado el pasado martes, y un grupo de simpatizantes -en Mondorf está la sede también del club de fans de los hermanos Schleck, con Fränk su hermano mayor- que acudieron a la cita de unos de los talentos más frustrados del ciclismo en la última década, y le despidieron con tímidos aplausos.

"Me hubiera gustado seguir luchando, pero mi rodilla no me lo permite. He trabajado duro para reconsolidar mi rodilla, pero es difícil y el riesgo de lesión irreversible es real. Por lo que es la mejor decisión que podía tomar", explicó Schleck, con la voz entrecortada por la emoción y una cara de una infinita tristeza. El brillante escalador, heredero en su país de Charly Gaul, ganador del Tour 1958 frente a Bahamontes, y designado mejor rival de Contador en los años 2000, sufrió una grave caída en la tercera etapa de la pasada ronda gala, en el tramo que llevaba al pelotón a Londres, que le ocasionó una rotura de los ligamentos cruzados, una lesión rarísima para los ciclistas, y una fractura del menisco de la misma pierna, según el parte médico que ofreció el equipo Trek el pasado 9 de julio.

Me hubiera gustado seguir luchando pero mi rodilla no me lo permite"

En su mensaje de despedida, Schleck dejó rasgos del romanticismo que le caracterizó en su forma de correr y de la ingenuidad que le definió a lo largo de su efímera carrera al utilizar varias expresiones metafóricas, como la de "si vuelas alto, te caes más abajo" o aún la de que haya logrado "muchos éxitos" y sufrido "muchos fracasos". "He tenido altibajos, pero todavía sigo en pie", aseguró el corredor. El de Luxemburgo quiso recordar a su hermano mayor, Fränk, que sigue en activo y con el que se declaró "muy contento por haber entrenado juntos", y a "amigos que quedarán para siempre", citando al jubilado Jens Voigt y al español Markel Irizar.

Andy Schleck, hijo también de ciclista, del Johnny Schleck que corrió con Ocaña en el Bic de los años 70, defendió su mejorable palmarés (11 triunfos cosechados en 10 años desde su debut en 2005 con el CSC), haciendo hincapié en el Tour 2010 que ganó a expensas de Contador, que fue descalificado por los organizadores un año después por dopaje. "Merecí ganar el Tour de Francia 2010", afirmó en uno de los momentos más reivindicativos de la rueda de prensa. En aquel Tour, Schleck venció en dos etapas, la de Morzine y la del Tourmalet, tras un duelo homérico con el de Pinto a lo largo de las tres semanas de la carrera.

Andy Schleck, vestido del maillot amarillo en el Tour del 2010. ampliar foto
Andy Schleck, vestido del maillot amarillo en el Tour del 2010. EFE

Su retirada se junta a la de otro mito del ciclismo actual, la del australiano Cadel Evans que anunció su jubilación la semana pasada, simbolizando así el final de una época: Andy Schleck es el único corredor en las tres últimas décadas, desde Hinault en 1984, que logró a la vez triunfar en un monumento y en la ronda francesa (la Lieja de 2009 y el Tour 2010), mientras Evans es el único ciclista en los últimos 20 años (desde Olano en 1995) que supo asociar el maillot arcoíris con el maillot amarillo (Mendrisio en 2009, y el Tour 2011).

Andy, que se reveló en el Giro del 2007 en el que acabó segundo a los 21 años, mencionó asimismo que le gustaría seguir vinculado al ciclismo de alguna manera en el futuro sin concretar más. "No quiero desaparecer del ciclismo porque es el deporte que amo. El ciclismo ha formado parte de mi vida durante muchos años y necesito tiempo para encontrar mi nuevo sitio y saber a qué me quiero dedicar. Tengo una novia hermosa y un niño hermoso. Estoy muy excitado por empezar una nueva vida. Tengo aún muchos sueños que cumplir", dijo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información