Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se pone en alerta en Eslovaquia

La Roja visita “al rival más complicado” del grupo, según Del Bosque, en el duelo “más importante”

Del Bosque, durante un entrenamiento de la selección AS

La selección española juega este jueves en Zilina contra Eslovaquia (TVE-1, 20.45) el segundo partido de clasificación para el Europeo 2016, tras la victoria ante Macedonia de hace un mes, en un campo pequeño, con aforo para 9.000 espectadores, que huele a fútbol añejo. Un partido que al seleccionador español le huele a chamusquina. "No va a ser fácil", dijo de entrada Del Bosque. "Es el rival más complicado de la fase de grupos, ante un equipo organizado, con jugadores peligrosos, buenos extremos, un delantero centro muy alto y un jugador desequilibrante como Hamsik. Tenemos que tomar precauciones, no vamos a pasarnos el partido en su campo, como suele ser habitual", avisa el entrenador.

Andrés Iniesta liderará al equipo como interior, junto a Fábregas, por delante de Koke y de Busquets y por detrás de Silva

"Es el más importante porque si salvamos estos puntos tendremos una posición clara de cara al futuro", dijo Del Bosque, que invitó a sus jugadores a no "afligirse" por las condiciones del campo. "Se trata de ganar tres puntos y nada más", expresó el técnico, que quiere pasar página definitivamente de la desilusión por lo ocurrido en el Mundial de Brasil. "Tenemos que mirar para adelante, no debemos pararnos. Se renuevan las ilusiones y eso es fundamental", aseguró el seleccionador, que dijo tener decidido el once, pero no lo desveló. En teoría, y a tenor de lo visto en el entrenamiento, Casillas será titular, y en ausencia de Ramos, Piqué y Albiol formaran el eje de la defensa con Juanfran y Alba de laterales; Andrés Iniesta liderará al equipo como interior, junto a Fábregas, por delante de Koke y de Busquets y por detrás de Silva y de Diego Costa, que buscará romper su mala racha con España, tras cinco partidos sin ver puerta. "No le veo obsesionado", dijo el seleccionador al hablar del hispanobrasileño. "Si no marca igual es que algo no habremos hecho bien los demás, no será por culpa suya", dijo Del Bosque, que confirmó que Iniesta seguirá jugando cerca del área.

El volante, que cumplió 100 partidos en La Roja en el último partido del Mundial, vuelve tras haberse perdido los choques de septiembre (el amistoso contra Francia y el clasificatorio ante Macedonia, por lesión) y, como todos sus compañeros, parece tener la lección aprendida. "La victoria de Eslovaquia en Ucrania nos dice mucho del peligro que nos vamos a encontrar. Si no estamos al cien por cien y no hacemos las cosas bien se puede complicar. Va a ser duro, intenso y difícil. Son un equipo que a la contra tiene jugadores rápidos y lo hacen muy bien y nos plantearán problemas porque son buenos jugadores, y tienen un bloque que intentará hacer transiciones rápidas para pillarnos en inferioridad atrás".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información