Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Leo es Chamberlain”

Luis Enrique compara al exjugador de la NBA con el ‘10’, que suma 401 goles en su carrera

Messi centra el balón en el partido contra el Granada. rn Ampliar foto
Messi centra el balón en el partido contra el Granada. Getty Images

Mientras Messi se reinventa como crupier (lleva siete asistencias en la Liga), no se olvida de su fetiche: los goles. Frente al Granada firmó dos y a sus 27 años ya acumula 401 tantos en su carrera (42 con la selección argentina). “Ha hecho el gol 400, el 401, no sé cuántos ha hecho. Sumando todos los goles nuestros en el recreo del colegio no sumamos 400 ni borrachos”, convino Luis Enrique, siempre encomiástico con La Pulga. “Nunca imaginé que conseguiría logros así en mi carrera. Agradezco todas sus felicitaciones por los 400 goles con el Barça y Argentina. Seguiré trabajando duro para lograr superar más metas”, amplió el 10 en su cuenta de Facebook.

Movedizo y generoso, Messi estuvo presente en 83 acciones, repartió 62 pases con un 87% de eficacia y participó en cinco de los seis goles del Barça. “El 70% u 80% de nuestro juego de ataque pasa por sus pies”, aseguró Xavi, que no se sorprende con las asistencias de gol del argentino esta temporada. “Lo lleva haciendo desde el primer día. Es capaz tanto de eso como de marcar”, añadió el capitán. “Si Cristiano es Jordan, Messi es Wilt Chamberlain, que hizo 100 puntos en un partido de la NBA. Yo me quedo con Leo. Ver a Messi generoso es para disfrutarlo, está tocado con una varita mágica”, intervino Luis Enrique. Y sumó Sergi Roberto: “Nos ayuda en todo, en la presión, en el pase y en los goles. Es fantástico”.

“Leo es Chamberlain”

Luis Enrique quiere a Messi siempre en el campo. El técnico asturiano, meticuloso con el reparto de minutos de sus jugadores, hace una excepción con el argentino, que hasta ahora ha jugado todos los partidos y todos los minutos. “El placer de ver jugar a Messi es tan inmenso... Sacarlo del campo es una tentación que se me pasó por la cabeza, pero prefiero verlo jugar. Sería un poco extraño quitarlo del juego. Su hábitat es el terreno”, explicó. “Además”, añadió; “él es muy inteligente y sabe medir el esfuerzo a pesar de que en los últimos minutos ha sido de los jugadores que más ha presionado. Confío en su capacidad física, está como el mejor”.

El entrenador del Barcelona está encantando con la presión avanzada que está mostrando su equipo, que ayer realizó tres goles de esta guisa. “Desde el primer momento los jugadores han mostrado una gran predisposición en las facetas defensivas. Hoy, el aficionado vio al equipo concentrado todo el partido. Ese es el camino que debemos seguir si queremos conquistar algo”, reflexionó Luis Enrique. “Estamos trabajando todas las semanas muy fuerte y pensando en todos los detalles. Tenemos un cuerpo técnico que nos enseña todo”, terció Rakitic, que ayer marcó su segundo gol de la temporada y salió ovacionado del Camp Nou. “Lo importante es que seguimos ganando y si puedo ayudar con un gol, mejor”, agregó el croata.

“El Granada es un equipo de los más defensivos de la Liga. Sabíamos de la dificultad del partido. Hemos estado bastante mejor que en Málaga, y el Camp Nou ayuda. Hemos estado precisos, intensos, ambiciosos. Es una tarde redonda para nosotros”, concluyó Luis Enrique.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información