Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro León, con ficha y sin botas

La AFE dice al Getafe que solo puede dar razones técnicas para no alinear al jugador.

Ángel Torres, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Ángel Torres, en una imagen de archivo.

Pedro León acudió este viernes al entrenamiento del Getafe con la certeza de que tiene la licencia federativa para poder desarrollar su trabajo en plenitud. Hasta ahora, solo podía entrenarse al no estar inscrito porque su registro suponía que el club rebasara el límite del gasto destinado a la plantilla fijado por el control económico. Sin embargo, el jugador aún no sabe si será alineado o convocado con vistas al encuentro del próximo lunes en el Coliséum Alfonso Pérez ante el Valencia. Aunque se teme lo peor.

Durante la mañana, el jugador mantuvo una conversación con un directivo para preguntar si, ahora que ya tiene la ficha, el club le utilizará. Pedro León no dio crédito a lo que escuchó por boca del dirigente. Este puso por delante la advertencia de la Liga de que el Getafe puede incurrir en alineación indebida.

Nada más terminar el entrenamiento, Pedro León se puso en contacto con el sindicato de futbolistas (AFE) para comunicarle que el Getafe no tenía en cuenta la licencia expedida por la Federación el jueves y sí la advertencia de la Liga. De inmediato, la AFE comunicó con el club para advertirle de que, bajo ningún concepto, puede alegar que el futbolista no puede jugar porque incurriría en alineación indebida. El sindicato quiso dejar claro al Getafe que las razones para su exclusión del once o de las convocatorias ya solo pueden obedecer a criterios deportivos y no a motivos legales o burocráticos. “No tengo el cartoncito”, dijo Ángel Torres, presidente del Getafe, en referencia a la tenencia física de la ficha del jugador. La AFE, a través de su máximo mandatario Luis Rubiales, le explicó que con solo presentar el documento nacional de identidad ya es suficiente, una vez que la ficha ha sido expedida.

La Federación también le aclaró al Getafe que, con la licencia federativa expedida a Pedro León, en ningún caso puede incurrir en alineación indebida.Tampoco que deba esperar para utilizarle a que el Consejo Superior de Deportes (CSD) resuelva el recurso de alzada presentado por el jugador de la mano de la AFE. Según fuentes del Consejo, este tenía previsto fallar el 5 de noviembre.

Mientras, el futbolista se ve en medio de un conflicto que desde un principio apunta directamente al control económico impulsado desde el CSD y ejecutado por la Liga. La expedición de la licencia por parte de la Federación socava ese control, que, según AFE, ha sido utilizado para obligar al jugador a rebajarse el sueldo o aceptar alguna de las ofertas de clubes que compiten en ligas menores.

Ángel Torres apuró hasta el último momento del cierre de inscripciones confiando en que el jugador aceptaría una oferta de Rusia o rebajarse el salario. Inscribió al jugador en último lugar sabiendo que su licencia sería denegada. Esta manera de obrar tiene al futbolista sin poder desarrollar su profesión al completo, pese a cumplir con la legalidad, y ha puesto en solfa el control económico. El término mobbing también se maneja en el entorno del jugador.

Ya con la licencia en la mano, Pedro León espera impaciente a que su entrenador, Cosmin Contra, dé la convocatoria, algo que decidirá este domingo. El jugador contaba con la promesa del técnico de que sería alineado en el momento en que tuviera la ficha porque le considera un futbolista decisivo, pero ya le han dejado caer que no le dejarán ponerse las botas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información