Xabi Alonso, el nuevo jefe

El tolosarra dejó ayer una actuación lustrosa ante el City Guardiola le elogia: "Pocas cosas le puedo enseñar a Xabi"

Xabi Alonso durante el partido ante el City.
Xabi Alonso durante el partido ante el City.AP

La página web de la Bundesliga lo deja claro: hay un nuevo jefe campeando por los terrenos de juego germanos. Der neue chef, el mandamás del momento, es Xabi Alonso, centrocampista emigrado del Real Madrid y recién llegado al Bayern de Guardiola. Para el tolosarra no ha sido necesario pasar por ese recurrente tiempo del que hablan técnicos y jugadores, el llamado periodo de adaptación. Alonso dejó atrás esas sutilezas. Desde que pisó la tierra de Baviera, el campeón de la Décima, dos Eurocopas y un Mundial se calzó las botas y se puso a repartir juego.

Ayer, en la victoria de su equipo ante el City (1-0), primer partido de la fase de grupos de la Champions, el mediocentro de 32 años dio una exhibición en el Allianz. Guardiola, que gusta de tipos que ordenen y templen la medular, tal como hacía él cuando vestía de corto, lo reconoció al instante: "Nos da esa cosa tan difícil que entender que es el tempo del juego, cuando ir más rápido y cuando ir más lento. Esa cosa que solo dan los mediocentros de ese nivel".

Aunque el partido ante los citizens se desatascó al final, tras una afortunada volea de Boateng en el minuto 90 que Hart solo pudo seguir con la mirada, el dominio de los bávaros estaba siendo denso, cimentado en la solidez de la dupla Alonso-Lahm, pareja fundacional del Bayern de este curso. Ese control ininterrumpido de la circulación le reportó a Xabi una ficha lustrosa: dio 73 pases buenos con un 89% de acierto, se asoció 268 veces (32 de ellas, las más, con su colega Lahm), recuperó diez balones y participó en 57 jugadas.

Alonso dio ante el City 73 pases bueno con un 89% de acierto y fue el jugador que más veces se asoció

Desde su aterrizaje, el vasco ha disputado dos partidos ligueros más el inaugural de Champions ante el City. En la segunda jornada de la Bundesliga debutó ante el Schalke 04 en Gelsenkirchen, en un encuentro trabado en el que el Bayern no consiguió pasar del empate (1-1). Alonso no pudo completar los 90 minutos, aquejado de alguna dolencia muscular. Aún así, se mostró fiable junto a Rode y rápidamente se hizo con el timón de mando. Guardiola lo tenía claro, y más con las bajas de Thiago y Javi Martínez: el nuevo 3 muniqués sería titular sí o sí. Ante el Stuttgart (2-0), esta vez en el Allianz, Alonso fue protagonista. Aglutinó el juego de su equipo junto a Lahm, el que se presume su compañero de baile más estable, y suyo fue el centró que acabó en gol de Götze tras un rechace.

Ayer, ante las cámaras y miradas europeas, Alonso volvió a lucir y demostró que aprende muy rápido. O que, quizá, ya es un sabelotodo de los terrenos, como dijo Pep: "Pocas cosas le puedo enseñar a Xabi".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS