La Segunda se juega en los juzgados

La FEF mantiene una Liga de 22 equipos que comenzará este fin de semana. La LFP dice que así no puede cumplir el auto que le obliga a incluir al Murcia porque debe estar el Mirandés

Tebas, ayer, en la rueda de prensa de la Liga.
Tebas, ayer, en la rueda de prensa de la Liga.Julián Rojas

La Liga Adelante empezará este fin de semana con 22 equipos, según decidió ayer por la tarde la Federación de Fútbol (FEF). La decisión del organismo que preside Ángel María Villar obligó a recular a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que esperaba un cambio de la normativa que permitiera formar un campeonato de 23 clubes en el que quedaran incluidos el Murcia, como había ordenado el juzgado mercantil número siete de Madrid, y el Mirandés, que había ocupado su plaza en la categoría de plata tras el descenso del equipo pimentonero como castigo por sus incumplimientos con Hacienda (12,5 millones de euros) y por infringir los ratios reglamentarios de deudas e ingresos. Como la FEF decidió mantener el número de equipos, Javier Tebas, presidente de la LFP, anunció que el Mirandés será quien compita este fin de semana, que el Murcia debe hacerlo en Segunda B, y que la asociación ofrece cuatro millones de euros en los juzgados como caución sustitutoria en el caso de que el juez le dé la razón al equipo pimentonero.

Más información
El Murcia pide a la fiscalía que actúe contra la Liga
La Liga suspende el inicio de Segunda
El TAD deniega la suspensión cautelar del descenso del Murcia
El descenso del Murcia, suspendido
El fútbol cumple la ley
El Murcia suspende el examen
Sin salvoconducto para el Murcia
El Murcia bajará a Segunda B

"La Liga es de 22 clubes y empieza la próxima semana. Siendo de 22 clubes, para nosotros está en derecho de inscripción el Mirandés, y estará entre los que jugarán. Mañana [por hoy] comunicaremos al juzgado que al no haber ampliación a 23 equipos, el que tiene pleno derecho es el Mirandés y que [su medida] es de imposible cumplimiento", dijo Tebas en rueda de prensa. "Lo que no se puede hacer es que si la casa mide 200 metros cuadrados, alguien nos obligue a que mida 240 metros cuadrados. Entre los 22 clubes que tienen pleno derecho está el Mirandés", insistió. "Nos hemos opuesto a un auto que a fecha de hoy es de imposible cumplimiento". "Lo que hay que discutir es si las normas de control económico violan las normas de competencia, como dice la demanda del Murcia. Nosotros creemos que tenemos razón. No olvidemos que es una medida cautelarísima, en la que el juez no ha escuchado a la Liga. Creemos que los clubes están convencidos de lo que estamos haciendo".

Javier Tebas, en su comparecencia ante los medios de comunicación este lunes.Foto: atlas

En este enrevesado conflicto, la nueva postura con la Liga le lleva directamente a enfrentarse de nuevo con los juzgados y el propio Murcia, que durante gran parte del día de ayer se creyó restituido en la Segunda División. Y es que la LFP, siguiendo al pie de la letra el dictamen de sus servicios jurídicos, dio ayer marcha atrás por la mañana y decidió readmitir al equipo que preside Jesús Samper en Segunda, tras recibir un informe en el que se le alertaba de que debía cumplir inmediatamente el auto del juez. Así se lo comunicó en la mañana de ayer la Comisión Delegada de la LFP a sus clubes asociados, embrollando más aun el conflicto al dejar en manos de la Federación Española la decisión sobre el número de equipos que jugarán finalmente en esta competición.

Tebas ofrece una garantía de cuatro millones por si pierde en los tribunales

Horas después, la Comisión Delegada de la FEF, tras reunirse durante toda la tarde, emitió un comunicado en el que acordaba mantener el calendario previsto para la temporada de Segunda, que comenzará este fin de semana. Aunque el escueto escrito hecho público por parte de la federación que preside Ángel María Villar solo se refería al calendario, en la práctica, significa que lo jugarán 22 equipos.

Durante gran parte del día, el equipo pimentonero se vio en la categoría de plata

El día fue intenso. Tebas había convocado a los periodistas a las 14.00. Como la solución tenía que ser validada por la Junta Directiva de la Federación, retrasó la convocatoria a las 20.00 y de nuevo la volvió a aplazar más de dos horas hasta tener noticias de Las Rozas, a decenas de kilómetros de distancia, donde está la sede de la Federación.

Allí, Jesús Samper, el presidente del Murcia, que no ha acudido a las últimas reuniones de la LFP, asistió como miembro de la Junta Directiva de la Federación a la votación que decidía el futuro de su equipo. Con la sensación de haber ganado una batalla, se mostró muy satisfecho: "Creo que se ha impuesto la cordura y que se van a mantener las condiciones para el campeonato que en su día se acordaron", afirmó.

Luego, pasadas las 22.00, la Liga le siguió echando un pulso. Desde ahora, el partido se juega en los juzgados.

Un mes de incertidumbre

1 de agosto de 2014: La LFP no inscribe al Murcia en Segunda al no cumplir los requisitos financieros debido a su deuda, y le da cinco días de plazo para aportar información económica adicional como salvoconducto.

6 de agosto: La entidad no entrega a la LFP ningún nuevo documento que pruebe su solvencia financiera. Pide en cambio una moratoria de un año para cumplir los ratios exigidos.

7 de agosto: La LFP anuncia el descenso a Segunda B de los pimentoneros y multa a la entidad con 180.000 euros. Resuelve también que el Mirandés ocupe la plaza de los murcianos en Segunda.

13 de agosto: El Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid dicta un auto que paraliza de forma cautelar el descenso del club. La LFP reitera que "en ningún caso el Murcia podrá ser inscrito", y anuncia que podría haber un campeonato con 23 o 24 equipos.

14 de agosto: El Tribunal Administrativo del Deporte deniega la suspensión cautelar del descenso del Murcia a Segunda B. Por su parte, la LFP decide suspender el inicio de la Liga Adelante, previsto para el 23 y 24 de agosto.

 16 de agosto: El Murcia pide a la fiscalía que actúe contra la Liga y acusa a la organización de no querer cumplir con el auto judicial que ordena su inscripción en la Liga Adelante.

18 de agosto: La LFP admite al Murcia en la Liga Adelante tras concluir que debe cumplir el auto que ordena la inscripción del club. La Federación decide no modificar el calendario de la Segunda División, por lo que esta empezará este fin de semana.

19 de agosto: El juez convoca al Murcia y a la LFP para el día 21. El juzgado cita al club y a la Liga dos días antes de que empiece la competición en Segunda, antes de tomar una decisión.

20 de agosto. Los capitantes de los equipos de Segunda, incluido el del Murcia, se reúnen con el sindicato de futbolistas, que pide protección para los jugadores.

21 de agosto. El Murcia, a Segunda B. El juez critica que no se le inscriba en Segunda División por las medidas de control económico impulsadas por la LFP y el CSD, pero acepta su descenso por las deudas con Hacienda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS