España empata otra vez con Rusia

Todo indica que los españoles han superado el miedo escénico a los rusos

Casi nadie ha empatado con la todopoderosa Rusia cinco veces en siete años. España, 17º cabeza de serie en la Olimpiada de Tromso (Noruega), lo ha hecho hoy por quinta vez desde 2007 y, a falta de tres rondas, mantiene su objetivo de terminar entre los diez primeros (participan 177 países). Lo mismo ocurre en la Olimpiada femenina tras la victoria de las españolas sobre Uzbekistán por 3-1.

Vladímir Krámnik, Alexánder Grischuk, Serguéi Kariakin y Ian Nempomniachi es una alineación para que los rivales se pongan a temblar antes de sentarse. Pero todo indica que los españoles ya han superado ese miedo escénico ante los rusos tras quitarles medio punto en 2007 (Europeo de Tesalónica, Grecia), 2008 (Olimpiada de Dresde, Alemania), 2009 (Europeo de Novi Sad, Serbia) y 2010 (Olimpiada de Janti Mansiisk, Rusia), aunque perdieron en el Europeo de 2011, en Halkidiki (Grecia).

“Cuando Krámnik se lanza a tu cuello para machacarte es difícil mantener la sangre fría. Pero lo he conseguido. Me encuentro muy bien. Estoy muy contento de la partida que gané ayer [sábado] contra Suecia. Y, por supuesto, de esta victoria sobre Krámnik. Sigue siendo uno de los mejores del mundo, sobre todo cuando juega con blancas”, comentó Vallejo. Y añadió: “Creo que este triunfo sobre quien destronó a Gari Kaspárov en 2000 tiene tanto mérito como los que logré frente a Véselin Topálov y Magnus Carlsen cuando ambos eran el número uno del mundo”.

El empate de David Antón, de 19 años, con Alexánder Grischuk en el segundo tablero tiene matices que otorgan gran mérito al madrileño, actual subcampeón de Europa absoluto y del mundo sub 18. Además de la inexperiencia del español, debe tenerse en cuenta que Grischuk es probablemente el rival más peligroso en apuros de tiempo; su palmarés incluye victorias muy brillantes con muy pocos segundos para decidir su movimiento en posiciones muy complejas. Pero ni siquiera eso puso nervioso a Antón, quien muestra una sangre fría propia de un desactivador de bombas y además suele jugar mejor cuando más fuerte es su rival. “Me he sentido incómodo la segunda mitad de la partida, pero no tanto como para perder el control. No doy mucha importancia a mi empate, pero sí al del equipo”, concluyó tras cinco horas de enorme presión.

España hubiera logrado una victoria histórica si Serguéi Kariakin, el gran maestro más joven de la historia (logró el título a los 12 años) no tiene un día muy inspirado ante Iván Salgado, quien se lanzó a por él como si jugase frente a un rival inferior. Pero el ruso, de origen ucranio, encontró una variante de enorme belleza que le permitió parar la ofensiva del gallego y culminar su contraataque. En el cuarto tablero, Renier Vázquez sorprendió a Nepomniachi con una preparación casera que le permitió forzar las tablas sin sufrir.

Mientras China lidera en solitario la clasificación del torneo absoluto y Rusia la del femenino, el foco de atención principal estará este lunes en la votación para elegir al presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) entre dos rusos, tras la campaña más sucia que se recuerda. El dirigente actual, Kirsán Iliumyínov, que ocupa el cargo desde 1995, está apoyado por el presidente Vladímir Putin, quien dio la orden a todas sus embajadas de presionar en contra de Gari Kaspárov, exiliado en Nueva York porque su vida corría peligro en Rusia. Los sondeos indican que el voto latinoamericano, muy favorable a Iliumyínov, podría inclinar la balanza.

Sobre la firma

Leontxo García

Periodista especializado en ajedrez, en EL PAÍS desde 1985. Ha dado conferencias (y formado a más de 30.000 maestros en ajedrez educativo) en 30 países. Autor de 'Ajedrez y ciencia, pasiones mezcladas'. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) para ajedrez educativo. Medalla al Mérito Deportivo del Gobierno de España (2011).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS