Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis duelos en el corazón de La Roja

Con Aragonés y Del Bosque, el centrocampista fue la clave del estilo de la selección

Xavi golpea el balón durante un entrenamiento con España
Xavi golpea el balón durante un entrenamiento con España

Si hay un título de La Roja en los últimos 20 años, hay un recuerdo de Xavi de por medio. El impacto del jugador del Barça en la selección española se ha materializado con la consecución de las Eurocopas de 2008 y 2012 y el Mundial de 2010. Un palmarés internacional que arrancó con tan solo 19 años, y que concluye 15 después con un balance inapelable. Seis encuentros definen su llegada y su adiós, los que transformaron a España en La Roja.

»24 de abril de 1999. Final del Mundial sub-20. Japón, 0 - España, 4. Fue el nacimiento de una generación que cambió el paso de los acontecimientos recientes del deporte español. Empezaban a sonar fuerte los nombres de Xavi, Casillas y Marchena, tres adolescentes que años más tarde romperían con los grandes maleficios que atormentaron al fútbol español durante generaciones. En el Mundial sub 20 de Nigeria, un jugador de tallo corto, muy habilidoso y que ya demostraba una serenidad innata para el control del juego, llevó hasta la victoria al equipo de Iñaki Sáez. Su asistencia a Pablo Couñago en el segundo gol solo fue un adelanto de lo que estaba por venir.

»30 de septiembre de 2000. Final de los JJOO de Sidney. Camerún, 2 (5)- España, 2 (3). El balón salió limpio de su bota, cogió efecto y golpeó con violencia la red. Era el primer gol del partido, el que adelantaba a España y hacía creer en la medalla de oro. Minutos después, Gabri marcó el segundo, pero Amaya, en propia puerta, y Samuel Eto'o llevaron el partido a los penaltis. No falló el azulgrana en el primer lanzamiento pero sí lo hizo Amaya, que envió el balón al larguero. Los africanos no fallaron ningún disparo y se subieron a lo más alto del podio.

»15 de noviembre de 2000. Amistoso. España, 1 - Holanda, 2. Con el currículum internacional inaugurado, Xavi llegó a la selección absoluta de la mano de José Antonio Camacho y debutó ante el combinado holandés en el estadio de La Cartuja. Tras la salida de Guardiola del Barcelona, el azulgrana ganó notoriedad en el equipo, lo que llamó la atención del seleccionador español. Lo de menos fue el marcador, su llegada al primer equipo iba a suponer un cambio de estilo que sería admirado por el panorama futbolístico mundial.

Xavi trata de superar a Davids, en el encuentro amistoso que enfrentó a España con Holanda (1-2) en el debut del jugador con la selección absoluta en el año 2000 ampliar foto
Xavi trata de superar a Davids, en el encuentro amistoso que enfrentó a España con Holanda (1-2) en el debut del jugador con la selección absoluta en el año 2000

»29 de junio de 2008. Final de la Eurocopa. Alemania, 0- España, 1. Los más de 51.000 espectadores que observaron aquel encuentro posaron su mirada en Xavi en múltiples ocasiones. Eje principal de La Roja de Luis Aragonés, donde movía el balón de un lado al otro, garante del nacimiento del nuevo estilo, puso el broche a su actuación cuando encontró la manera de conectar con Fernando Torres en el minuto 33 de partido. Su pase colocó al delantero frente a Lehmann, al que el madrileño superó con un remate picado. Sería la primera de sus tres asistencias decisivas con La Roja.

»7 de julio de 2010. Semifinales del Mundial. Alemania, 0 - España, 1. Si a España se la reconocía por algo era por su capacidad para asociarse con velocidad, para esconder el balón y aparecer en campo rival con un batallón de jugadores. Pero Alemania se mostraba compacta y tuvo el conjunto de Del Bosque que cambiar de plan. Xavi botó un córner y agarrado al cielo apareció Puyol para enviar el balón al fondo de la red. La jugada, destaparía Xavi tras el encuentro, la tenían preparada los dos capitanes del Barcelona.

»1 de julio de 2012. Final de la Eurocopa. España, 4 - Italia, 0. En la consagración de la selección española, Xavi volvió a dejar su huella. El cuarto tanto del partido llegó en la enésima subida por la banda de Jordi Alba, a quién el medio volvió a colocar con ventaja frente a Buffon. El defensa del Barça no falló, permitiéndole sumar para la historia la tercera y definitiva asistencia de gol de uno de los mejores pasadores de la historia de La Roja.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información