Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Tenemos un pedazo de equipo”

Rudy Fernández, en el Pabellón Triángulo de Oro de Madrid tras el entrenamiento de la selección Ampliar foto
Rudy Fernández, en el Pabellón Triángulo de Oro de Madrid tras el entrenamiento de la selección

Debutó con la selección en los Juegos de Atenas 2004 y desde entonces no se ha perdido ningún partido con España. Rudy Fernández es, a sus 29 años, el tercer jugador del equipo con mayor número de internacionalidades (166), solo superado por Juan Carlos Navarro y Felipe Reyes, y en su hoja de servicios presenta siete medallas en los ocho últimos veranos. Tras coleccionar golpes con el Madrid en su temporada más larga, afronta el Mundial con ambición.

Pregunta. ¿Un mes de descanso ha sido suficiente?

Respuesta. Es poco, pero hay que acostumbrarse a este calendario. Ahora, la ilusión por estar con la selección te hacer centrarte rápido en la competición y ponerte el mono de trabajo.

P. Después de una temporada tan intensa como la pasada, ¿hay más fatiga física o psicológica?

R. Ambas. Quizá es más difícil superar el cansancio mental, pero teniendo una competición como el Mundial se olvida todo.

P. ¿Está plenamente recuperado de sus lesiones en el dedo, en el hombro…?

R. Tengo mis problemillas como todos, pero intentas tratarte bien y cuidarte para estar a tope. Siempre juegas con algún tipo de dolor y tu cuerpo se tiene que acostumbrar a convivir con ello.

P. ¿Ser anfitriones del Mundial implica más ilusión y motivación o presión y responsabilidad?

R. Ilusión. Todos soñábamos con un Mundial en casa y aquí lo tenemos. Llevamos todo el año pensando en él. Se nos exige siempre muchísimo por todo lo que hemos conseguido, pero esa presión hay que dejarla a un lado y saber que tenemos una oportunidad única. Jugar en casa con esta pedazo de selección es algo que quizá no vuelva a pasar.

P. ¿Se consideran un equipazo?

Soñábamos con un Mundial en casa y aquí lo tenemos. Es una oportunidad única”

R. Se ve. Por todo lo que hemos ganado, porque estamos de nuevo todos aquí y porque salvo algún problemilla estamos todos bien físicamente. Esperamos estar a la altura.

P. ¿Este campeonato es la culminación de una obra?

R. No sé si culminación porque esta generación puede dar mucho más todavía, pero es muy especial. Queremos darlo todo para que la afición española se sienta orgullosa de nosotros como nunca. Después, en todas las competiciones hay circunstancias que no están en tu mano y la suerte puede estar de tu lado o no, pero vamos a luchar para que se vea a una gran selección peleando por el título.

P. ¿Qué recuerda de su llegada al grupo en 2004?

R. Cuando eres joven y más debutando en unos Juegos, vas con un poco de miedo. Pero me acogieron fenomenal. Todo el mundo me ayudó, Juan Carlos [Navarro], Pau, Roberto Dueñas. Se te queda grabado.

P. ¿Qué consejo le dieron?

R. Que compitiera siempre. Eso era lo más importante. Ya me veían como un jugador que les podía ayudar y eso hizo que me consideraran uno más.

La clave es que tenemos la selección en la cabeza. No se nos acaba la ambición”

P. ¿Y qué consejos transmite ahora los que van llegando al grupo?

R. Todavía no soy quién para dar consejos, pero les digo que disfruten y que aprovechen las oportunidades.

P. ¿Qué tiene este equipo para mantener esta histórica secuencia de medallas?

R. El buen ambiente que hay. Se habla mucho de ello. Lo decimos todos y parece que lo tenemos estudiado para decir siempre lo mismo, pero es que es así. Es nuestro gran valor. Después, la calidad y la humildad siempre están ahí. La clave es que siempre tenemos la selección en la cabeza. Otros dirían que están cansados de ganar, pero este equipo tiene tanta ambición que no se le acaba nunca.

P. ¿Cuál es su mejor recuerdo con España?

R. El Mundial de Japón. Es el más especial. No éramos conscientes de lo que estábamos logrando y, al estar tan lejos, no nos dimos cuenta de la repercusión que había tenido todo hasta que no bajamos del avión en Madrid.

P. Después de tantos años juntos, ¿se conocen de memoria?

R. Claro que sí. Además, siempre hablamos entre compañeros para ayudarnos y favorecer cada uno la forma de jugar del otro. Eso nos hace tener mucha complicidad en la pista.

Lo bueno de Orenga es que nos conoce desde hace mucho y sabe cómo tratarnos”

P. ¿Qué diferencias aporta Orenga con respecto a otros seleccionadores?

R. Lo bueno de Juan es que nos conoce desde hace mucho tiempo y sabe cómo tratarnos a la hora de expresarse. Eso es muy importante. Es un entrenador al que le gusta mucho el juego rápido, pero a la vez también incide en la búsqueda de espacios en el juego interior y eso a nosotros nos va como anillo al dedo. Le gusta mucho ver lo que se le da mejor a cada jugador en ataque, cambiar defensas... Todo eso lo agradecemos porque nos sentimos en nuestro propio equipo, como si estuviéramos en nuestro club durante todo el año.

P. En el pasado Europeo de Eslovenia las bajas le obligaron a dar un paso adelante, ¿ahora hay que recolocar los roles?

R. Claro. Es lo que hay. Soy un jugador que no se obsesiona con una sola cosa y que puedo aportar en muchas facetas. Sé que no voy a tener el mismo rol que tuve en Eslovenia y estoy preparado para ello. Anotaré menos y tendré que defender mucho más, pero ningún rol personal está por encima del objetivo colectivo que es quedar campeones. No me cuesta asumirlo, se trata de trabajar al máximo el tiempo que estés en la pista.

P. ¿La renovación con el Madrid es el reconocimiento a ese trabajo?

R. Sí, por supuesto. Estoy muy contento con el proyecto y mi objetivo sigue siendo ganar una Copa de Europa con el Real Madrid y espero conseguirla.

P. ¿Cómo valora los fichajes para la próxima temporada [Nocioni, Maciulis, Campazzo y K.C. Rivers, los dos últimos por confirmar]?

R. Son grandes fichajes, todos los conocemos. Pero perdemos a jugadores que han sido muy importantes para nosotros como Tremmell [Darden] y Draper que han sido claves para estar donde hemos estado. Esperemos que las nuevas incorporaciones estén a la altura y nos puedan ayudar como lo han hecho Tremmell, Draper y Mirotic.

El Madrid ha fichado bien, pero perdemos piezas importantes como Darden y Draper”

P. Volviendo al Mundial, ¿hay algún rival al que tenga especiales ganas?

R. Primero hay que pensar en el grupo. Brasil está haciendo una gran plantilla apostando por jugadores jóvenes y Francia es la campeona de Europa. Después hay que ver cómo estamos en los cruces. Por supuesto que al que a todos nos gustaría ganar es a Estados Unidos porque además sería en la final.

P. ¿Han comentado las renuncias de los estadounidenses [las últimas de Griffin y Love]?

R. No hemos hablado de Estados Unidos entre nosotros. Hablamos en las entrevistas porque no nos dejan de preguntar por ellos. Venga quién venga son el equipo a batir y estamos preparados para lograrlo.

P. ¿Dónde se imagina el domingo 14 de septiembre a las once de la noche?

R. Pues a lo mejor tomando una copa y celebrando el Mundial. Ojalá se cumpla. Vamos a trabajar para ello.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información