Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serbia condena a España a la lucha por la séptima plaza

El equipo español pierde ante el campeón (8-6) y tendrá que ganar dos partidos más para estar en el Mundial

Serbia condena a España a la lucha por la séptima plaza
EFE

Los chicos de Gabi Hernández necesitaban ganar o alcanzar un empate a ocho o más goles contra Serbia, actual campeona de Europa, para mantener opción de medalla pero el equipo de Savic no les dio opción (8-6) y puso a los españoles en su sitio. España concluye cuarta en el grupo B y jugará este viernes contra el ganador del partido entre Rusia y Alemania. De vencer ese cruce, el equipo español podría pelear por la séptima plaza, que le daría derecho a jugar el Mundial de Kazan en 2015.

España, que había brillado durante gran parte del encuentro más por su trabajo defensivo –hasta el inicio de último cuarto Serbia había desaprovechado todos los ataques en superioridad, seis- que por su capacidad al soltar el brazo – al inicio del último tramo no pasaba del 13% de acierto en el tiro y no había marcado un solo gol en igualdad- ni siquiera tuvo suerte. Cuando tuvo la ocasión de adelantarse, con 2-2 en el marcador, una decisión polémica de los árbitros le privó de cobrar ventaja. Se supone que los árbitros consideraron que el remate de Minguell llegó desde dentro de la zona de dos metros.

El equipo de Gabi Hernández perdió todas las opciones en el tramo final precisamente por desajustes en defensa. El partido, tan raro como duro, llegó vivo a esa fase decisiva que comenzó con mínima ventaja serbia (4-3) y aunque al fin apareció Molina, que firmó dos goles, terminó con España superada ampliamente y fuera de la lucha por las medallas.

Empieza otro campeonato para nosotros, que será duro porque no se jugará con la misma ilusión"

Gabi Hernández

Gabi Hernández, el seleccionador español, mostró su decepción tras el partido por considerar que algunos errores defensivos en el último cuarto decidieron el duelo: “No hemos jugado bien en defensa en los momentos más importantes del partido. La entrega ha sido total de los jugadores, pero ha faltado esa concentración en los segundos clave".

"Este formato de competición es muy cruel", aseguró, "y afortunadamente será el último año que se utilice. Ahora sólo nos queda la opción de luchar por el séptimo puesto y buscar la última plaza para el Campeonato del Mundo de 2015. En consecuencia, empieza otro campeonato para nosotros, que será duro porque no se jugará con la misma ilusión, pero en el que habrá que tener mucha profesionalidad para lograr el objetivo. Será a vida o muerte contra rivales que están en la misma situación. Es una situación crítica que tendremos que superar como sea. A veces, cuando no todo va de cara hay que luchar igualmente, y eso es lo que nos toca de cara al próximo encuentro, que será la primera de dos finales en las que no se recogen medallas, pero sí un premio muy importante". España jugará el viernes la primera de las finales contra el ganador del Rusia –Alemania que se disputara el miércoles.

 

SERBIA, 8; ESPAÑA, 6

Serbia: Gojko Pijetlovic, Dusan Mandic, Zivko Gocic, Sava Randjelovic, Milos Cuk (2), Dusjo Pijetlovic (1), Slobodan Nikic, Milan Aleksic (1), Nikola Radjen, Filip Filipovic (1), Andrija Prlainovic (1), Stefan Mitrovic (1) y Brainslav Mitrovic.

España: Iñaki Aguilar, Alberto Munarriz, Javi Bustos, Marc Roca, Guillermo Molina (2), Marc Minguell, Balasz Sziranyi, Albert Español (4), Marc Larumbe, Fran Fernández, Blai Mallarach, Xavi Garcia y Edu Lorrio.

Parciales: 2-2, 1-0, 1-1 y 4-3.

Árbitros: Sergey Naumov (Rusia) y Radoslaw Koryzna (Polonia)

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información