Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pau Gasol, a la casa de su ídolo

El pívot español, de 34 años y que admiraba a Michael Jordan, ficha un contrato ‘multianual’ con Chicago Bulls tras descartar las últimas ofertas de los Lakers, los Spurs y los Thunder

Noah defiende a Pau Gasol durante un partido los Lakers ante Chicago Ampliar foto
Noah defiende a Pau Gasol durante un partido los Lakers ante Chicago AFP

Del amarillo al rojo. De los Lakers a los Bulls. Del equipo con el que ganó dos anillos y disputó tres finales al equipo que aspira a reverdecer los laureles de sus seis anillos en la época dorada de Michael Jordan. Del equipo de su admirado amigo Kobe Bryant al equipo de quien fue su ídolo cuando era un adolescente y con el que llegó a jugar un día en la NBA, Michael Jordan. Fue cuando concluía la carrera del mejor jugador de la historia en su corta etapa en los Washington Wizards (2001-2003), coincidiendo con los primeros pero ya prometedores inicios del mayor de los Gasol en la NBA, con los Memphis Grizzlies.

El destino ha llevado a los Bulls al pívot que tenía colgado el póster de MJ en la habitación del piso de sus padres en Sant Boi. Pau Gasol, a sus 34 años recién cumplidos, posiblemente en la última etapa de su espléndida carrera en la NBA, vestirá con el color rojo de los Bulls. “No ha sido fácil. Después de meditarlo mucho, he decidido jugar en los Chicago Bulls. Muy ilusionado de vivir esta nueva etapa”. Ese fue el mensaje que Pau Gasol envió a sus 2,7 millones de seguidores en Twitter. Fue la culminación de una jornada de locura. Tuvieron que encajar muchas piezas. Pau es agente libre, pero el interés de los Bulls era llegar a un acuerdo con los Lakers para forzar un sign and trade [firmar y ser traspasado] que les permitiera obtener el espacio salarial necesario para afrontar la contratación de su nuevo pívot.

De no ser posible el acuerdo, Gasol llegará a los Bulls en calidad de agente libre, lo cual comportará la amnistía del contrato de Carlos Boozer, uno de los que más cobran, 16,8 millones de dólares, la próxima temporada. Eso dejará libre a Boozer y, al mismo tiempo, abrirá el espacio salarial necesario a los Bulls para afrontar el fichaje de Gasol. El nuevo contrato de Pau será multianual y empezará con 6,5 millones de dólares, 4,7 millones de euros, que se iría incrementando paulatinamente. De haberse llegado a un acuerdo sign and trade, Pau ya hubiera percibido alrededor de 10 millones de dólares en su primera temporada con los Bulls.

Será su tercer equipo en la NBA, tras seis años en los Grizzlies y siete en Los Ángeles

Será la tercera camiseta de Gasol en la NBA, tras las de los Memphis Grizzlies (2001-2007) y los Lakers (2007-2014). El jugador español era feliz en el equipo de Los Ángeles, con el que se identificaba plenamente, pero su situación empezó a torcerse cuando le incluyeron en un acuerdo de traspaso a Houston y por el que Chris Paul iba a recalar en los Lakers. Sucedió en diciembre de 2011 y la NBA vetó el traspaso. Pero aquello abrió una brecha en la confianza de Pau en la directiva de su equipo. La llegada al banquillo de Mike D’Antoni en 2012 no hizo sino empeorar la situación. Se acumularon las malas decisiones desde los despachos, las lesiones y los malos resultados.

Una vez concluido este verano su contrato con los Lakers, Gasol se rindió a la evidencia. Quedó libre para negociar por el equipo que quisiera. Hubiera optado por renovar su contrato con los Lakers, pero estos no han apostado con la suficiente firmeza ni por él ni por la construcción de un nuevo equipo que le dé garantías de luchar por el título. El propio Gasol, que dio las gracias a los Lakers en una carta a través de su web oficial, matiza: “Me doy cuenta de que los Lakers están en fase de reconstrucción. No dudo que en el futuro vuelvan a ser aspirantes al anillo. Desafortunadamente, las necesidades inmediatas de los Lakers no coinciden con las mías”.

Gasol rechazó dos ofertas para renovar por los Lakers, una de 23 millones de dólares, 16,9 millones de euros, por dos temporadas y otra de 29 millones de dólares, 21,3 millones de euros, por tres temporadas. Había percibido 19,2 millones de dólares, 14,1 millones de euros, durante su último año de contrato con el equipo de Los Ángeles. Los Spurs de San Antonio y los Thunder de Oklahoma mantuvieron su apuesta por incorporar al pívot español hasta el último instante. La decisión de Gasol y de los equipos que le pretendían se aceleró una vez que LeBron James se decantó por regresar a Cleveland, Bosh renovó por Miami con el contrato máximo autorizado por la NBA —cinco años y 118 millones dólares, 86 millones de euros—, y Carmelo Anthony acordó su renovación por los Knicks, con otro contrato similar: cinco años y 129 millones de dólares.

Gasol ha optado por uno de los equipos históricos de la NBA, ganador de seis anillos en la época de Michael Jordan (91, 92, 93, 96, 97 y 98) y que ha disputado los playoffs en nueve de las últimas 10 temporadas. La última campaña perdió en la primera ronda ante Washington (4-1). Durante las dos últimas temporadas, los Bulls han tenido que afrontar la baja de su mejor jugador, el base Derrick Rose, que sufre una lesión de rodilla. En su ausencia, se han encargado de dirigir al equipo el veterano Hinrich y DJ Augustin. En las alas cuenta con Butler, Brewer y Dunleavy, en la posición de cuatro están Boozer —aunque probablemente abandone el equipo— y Gibson, y en la de pívot, Noah y Mohammed.

El entrenador es Tom Thibodeau. Llegó a Chicago después de ser el asistente de Doc Rivers en los Celtics, en los que fue el principal responsable del juego defensivo. Con Thibodeau y con Rose en buenas condiciones físicas, los Bulls llegaron a la final de la Conferencia Este en 2011 y la perdieron ante Miami (4-1).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información