Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argelia, una cuestión de estado en Francia

Con 16 jugadores nacidos en la antigua metrópoli, el equipo africano encara un histórico choque ante Alemania 32 años después

Los jugadores de Argelia celebran la clasificación a octavos. Ampliar foto
Los jugadores de Argelia celebran la clasificación a octavos. EFE

“Argelia se encontrará con Francia en los octavos de final”, afirmó el pasado jueves Manuel Valls, primer ministro galo, a la salida de una visita al instituto del mundo árabe de París. Unas declaraciones que constatan la importancia con la que se sigue en Francia la gran trayectoria del conjunto argelino en el Mundial, donde ha conseguido un histórico pase a los octavos de final de la competición en su cuarta participación en una fase final después de España 82, México 86 y Sudáfrica 2010. Argelia perdió con Bélgica el primer partido (2-1), goleó a Corea en el segundo (4-2) y empató en el choque decisivo contra Rusia (1-1).

La importante comunidad argelina que reside en Francia vive con pasión el Mundial de su selección, hasta el punto de que la celebración por la clasificación se saldó con un total de 74 personas arrestadas después de una noche de incidentes en las principales ciudades francesas. Lyon, Lille, Roubaix, Grenoble y París sufrieron importantes disturbios. Se trata de ciudades francesas con comunidades argelinas muy importantes. En Francia, no es un asunto menor. Tanto, que la televisión que ofrece en abierto los partidos del Mundial, la TF1, se vio obligada a dar el estreno de Argelia en el torneo ante Bélgica alterando la programación del día. La cadena, que da solo un partido en abierto por cada jornada de la fase de grupos, ofreció dos ese día. El de Argelia contra los belgas y el Brasil-México programado con anterioridad.

La clasificación para octavos desató incidentes en las principales ciudades francesas

Son muy fuertes los lazos que unen a Francia y Argelia. Así, la mayoría de los componentes del equipo argelino han nacido en Francia, familiares de emigrantes que en las últimas décadas del pasado siglo se trasladaron a la antigua metrópoli. En concreto, 16 de los 23 convocados por el seleccionador Vahid Halilhodzic han nacido en Francia y se han formado como jugadores en el país galo. Son los casos de Brahimi, Lacen, Bougherra o Feghouli.

Esta nueva generación será la encargada de jugar, 32 años después, un histórico partido ante Alemania en los octavos de final del torneo. Entonces, las viejas gradas de El Molinón quedaron conmocionadas ante el espectacular juego de Argelia, que derrotó a la todopoderosa Alemania, campeona de Europa, por 1-2. Los hombres dirigidos por Jupp Derwall se vieron incapaces de frenar el talento de hombres como Belloumi, Madjer o Djamel Zidane.

“Los alemanes todavía no han digerido esta derrota. Alemania se tomará el partido como una gran revancha porque ese triunfo de Argelia les sorprendió de una manera tremenda. Es un resultado para la historia de los Mundiales y espero que estos chicos la reediten”, ha afirmado el propio Madjer a L’Equipe. En 1982, futbolistas de la talla de Rummenigge, Kaltz, Littbarski, Magath, Briegel o Breitner se vieron sorprendidos por el talento de estos grandes jugadores africanos. Solo el sospechoso entendimiento entre Alemania y Austria los dejó fuera de la segunda fase en España 82. Ahora, toca revancha para alemanes y argelinos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información