Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ghana es un volcán

El seleccionador, James Kwesi Appiah, expulsa de la concentración a Boateng y Muntari por insultos al técnico y un miembro de la propia federación africana

Boateng, durante un entrenamiento de la selección. Ampliar foto
Boateng, durante un entrenamiento de la selección. REUTERS

Ghana escogió un mal momento para ser el foco de la polémica en el Mundial. La Copa del Mundo de Brasil estaba ardiendo con el mordisco de Luis Suárez al italiano Chiellini cuando han trascendido los problemas que han estallado en un escándalo en el seno de la concentración de Ghana, que juega un partido decisivo ante Portugal de clasificación para los octavos de final del torneo. Ghana se ha quedado, de golpe y porrazo, sin dos de sus estrellas, Muntari y Kevin Prince Boateng, que han cometido dos graves fallos de indisciplina.

Muntari, jugador del Milan, insultó a un miembro del Comité Ejecutivo de la federación de su país como colofón a una semana marcada por una dura negociación por las primas a recibir por el conjunto africano en el Mundial. Este problema provocó incluso la intervención del presidente de Ghana, Johan Mahama, para solucionar la cuestión, zanjada con una prima de algo más de dos millones de euros para los componentes del equipo africano. La conducta de Muntari, quien hace unos días repartió dinero en un barrio pobre de Maceió, donde está concentrada su selección, le valió su expulsión del Mundial. Algunas fuentes apuntan a que Muntari llegó a agredir al miembro de su federación.

Idéntica represalia ha sufrido Boateng, jugador del Schalke 04 alemán y uno de los jugadores más importantes de Ghana, por más que su relación con la selección sea tirante desde hace tiempo, hasta el punto de que cuando jugaba en el Milan decidió volcarse en el club y renunciar a Ghana. Boateng, en este caso, insultó al seleccionador Appiah durante el último entrenamiento de los africanos, enfadado como estaba por su sustitución en el empate ante Alemania, donde juega de lateral, curiosamente, su hermano.

Ghana es el segundo país africano con problemas en el Mundial, ya que el combinado de Camerún, eliminado en la primera fase después de una negativa actuación con tres derrotas ante México, Croacia y Brasil, estuvo a punto de no viajar a disputar el torneo por un problema con las primas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.