Nadal: “Hay que arriesgar”

El español, espoleado por su derrota a la primera en 2013, fuerza su preparación pese a sus problemas de espalda y rodillas

Nadal, en la exhibición de Hurlingham.
Nadal, en la exhibición de Hurlingham.Justin Setterfield (Getty Images)

Hay heridas que se quedan abiertas para siempre. Rafael Nadal, que arrancará el martes su participación en Wimbledon con el eslovaco Klizan, no ha olvidado su derrota en la ronda inaugural de 2013, la primera en un debut en los grandes de su carrera (Darcis). Aquel tropiezo dejó huella en el español, que escuchó opiniones crudas en su equipo (“Faltó actitud”) y más tarde vio cómo los resultados le decían que por encima de los problemas físicos (rodilla) había ocurrido algo más. Antes de Wimbledon, Nadal celebró consecutivamente Barcelona, Madrid, Roma y Roland Garros; inmediatamente después de Wimbledon, llegaron de la mano los Masters 1.000 de Montreal y Cincinnati, el Abierto de EEUU y el número uno. Que el borrón de Londres fuera la única excepción en un verano espectacular marca un año después su apuesta. El campeón de 14 grandes, que hace menos de un mes conquistó Roland Garros pese a sus problemas de espalda, prefiere romperse a volver a caer por miedo a que algo se rompa.

“Si pierdo en primera ronda otra vez, no quiero tener la sensación de no haber podido trabajar como para haber jugado bien”, explicó el mallorquín, quien en los dos últimos años se entrenó a medio gas, dolido en las rodillas. “Estoy haciendo las cosas mejor que en los dos últimos años [en 2012 cedió en segunda ronda]. Me estoy moviendo con más libertad. La rodilla [izquierda] no me asusta. La espalda de momento no me está limitando… Miedo a lo que pueda pasar siempre hay, pero en lo que pienso es en cómo jugar bien en Wimbledon y eso pasa por sacar y arriesgar un poco, y si pasa [algo], habrá pasado”.

Mientras Nadal, de 28 años, rompía con sus costumbres y se entrenaba en sesión doble, dos españoles conquistaban la hierba: Feliciano López defendió su título de Eastbourne (6-3, 6-7 y 7-5 a Gasquet) y Roberto Bautista, de 26 años, ganó el primer trofeo de su carrera en s-Hertogenbosch (2-6, 7-6 y 6-4 a Becker), con lo que entró en el exclusivo club de tenistas españoles con títulos en césped (Manuel Santana, Andrés Gimeno, David Ferrer, Nadal y Feliciano).

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción