Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | VALENCIA CF

“Vamos a querer a Peter Lim”

El presidente del Valencia asegura que el inversor asiático ha llegado a un acuerdo con Bankia y el banco lo niega

Peter Lim, segundo por la izquierda, en Singapur. Ampliar foto
Peter Lim, segundo por la izquierda, en Singapur. AFP

Una pancarta en la tribuna de Mestalla, ante unos 6.000 abonados entregados, le dio la bienvenida: “Benvingut, Peter Lim”. El magnate asiático de 61 años, ha llegado supuestamente a un acuerdo con Bankia, principal acreedor del Valencia, para comprar el club, según ha contado este viernes el presidente de la Fundación valencianista, Aurelio Martínez. La entidad bancaria lo ha negado, pese a que las negociaciones están avanzadas. La semana pasada, Lim pedía una quita de 100 millones del total de la deuda del Valencia con Bankia (310), una cantidad inaceptable para el banco. De ahí que este viernes Martínez, catedrático de Economía, dijera que Lim aportará “50 o 100 millones más” respecto a la propuesta inicial para cerrar el acuerdo. Bankia se quedó estupefacta ante la falta de precisión del presidente de la Fundación, exconsejero socialista de Economía de la Generalitat valenciana y expresidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La oferta de Lim consiste, según Martínez, en un préstamo de 200 millones a la sociedad de Mestalla: 105 para devolver a Bankia el crédito de 80 a la Fundación (entre ellos, 4,8 a devolver a la Generalitat por un aval), 60 millones para comprar jugadores y 25 más para no tener que vender jugadores. El inversor asiático pondrá a la venta el solar del viejo Mestalla y, si no lo compra nadie, él invertiría 150 millones que quedarían como patrimonio del club. Con ese dinero, se reiniciaría las obras del nuevo estadio (a medio construir desde febrero de 2009 por falta de financiación). La propiedad sería de la entidad. Toda la explotación del nuevo Mestalla se destinaría también a la entidad de Mestalla, explicó Martínez.

El presidente del Valencia, Amadeo Salvo, fue aclamado como un ídolo, aplaudido a cada paso desde el túnel de salida de los jugadores hasta un atril situado en frente de la tribuna, donde le esperaban 6.000 seguidores enfervorizados. “Lim sabía lo que es el Valencia porque es un amante del fútbol”, dijo Salvo, obviando las negociaciones de Lim con unos cuantos clubes más, entre ellos el Liverpool y el Milan. “Este cadáver”, añadió Salvo refiriéndose irónicamente a la entidad que preside, “en 2013-14 ha incrementado un 10% la asistencia a Mestalla, según los datos de la Liga de Fútbol Profesional. A Lim lo vamos a querer por su talante y por su sencillez”.

Martínez dijo sentir con un sabor “agridulce” porque ese, la venta del club, no era su objetivo cuando llegó a la Fundación en abril de 2013. Más bien lo contrario: refinanciar la deuda y devolver el club a los socios. Si no ha podido, añadió entre aplausos, fue por las trabas de Bankia y de la Generalitat. Antes de despedirse, Martínez amagó con una lagrimita cuando, al empezar a leer una carta de dimisión como presidente de la Fundación, la hinchada pidió a gritos que reconsiderara su marcha.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.