Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Durant y nadie más

La estrella de Oklahoma Thunder supera a LeBron James y consigue su primer premio MVP al mejor jugador de la temporada

Kevin Durant y Chris Paul, en el partido Oklahoma-Clippers. Ampliar foto
Kevin Durant y Chris Paul, en el partido Oklahoma-Clippers. AP

Lleva siete temporadas en la NBA, ha sido cuatro veces el máximo anotador, cinco veces all star, es la estrella indiscutible de los Oklahoma Thunder, fue medalla de oro en el Mundial de 2010 y en los Juegos Olímpicos de 2012 y, sin embargo, Kevin Durant, a sus 25 años, continúa empeñado en una cruzada personal: ser reconocido como el mejor jugador de baloncesto del mundo de una vez por todas, ganar el anillo de campeón y escapar de la alargada sombra de LeBron James. Acaba de dar el primero paso. Los especialistas de la NBA le han concedido el premio al mejor jugador de la temporada, MVP.

Durant sumó 1.232 puntos y fue elegido en el primer puesto por 119 de los 124 periodistas deportivos con derecho a voto, así como por los aficionados que dieron su opinión a través de la página web de la NBA. Durant superó a LeBron James (Miami), con 891 puntos, Griffin (Clippers), con 434, Noah (Chicago), con 322, y Harden (Houston), con 85.

Estaba cantado. Hasta LeBron, MVP en cuatro de los últimos cinco años, lo vaticinó. “El máximo respeto hacia él, se lo merece. Ha realizado una gran temporada”, tuiteó la estrella de los Heat. El premio es un reconocimiento muy apreciado en la Liga, pero simplemente un primer paso para Durant, enfrascado en la lucha por el título. Las cosas no han empezado de la mejor manera para su equipo en las semifinales de la Conferencia Oeste. Tras remontar un 2-3 en la primera ronda ante Memphis, los Thunder fueron apalizados en su cancha de Oklahoma City por los Clippers (109-120) en el primer partido de las semifinales de Conferencia.

Cada temporada es mejor. Simplemente, mantiene su desafío”

Russell Westbrook

Hace un año, Durant confesó su ambición máxima, sus asignaturas pendientes: “Fui el segundo mejor jugador en la universidad y el segundo en el draft. En tres ocasiones he sido el segundo en las votaciones para el MVP. He sido el segundo en las finales. Estoy cansado de ser el segundo. No voy a conformarme”. Con el firme propósito de ganar el título entre ceja y ceja, Durant ha completado una temporada sensacional. Le avalan sus promedios: 32 puntos, 7,4 rebotes y 5,1 asistencias en los 81 partidos que disputó. Protagonizó, además, la tercera mejor racha anotadora en la historia de la NBA con 41 partidos consecutivos anotando al menos 25 puntos, superado solo por las rachas de Oscar Robertson en 1963-1964 con 46 partidos y Wilt Chamberlain en 1961-1962 con 80.

“Siempre he sido un jugador entusiasmado con los éxitos de mis compañeros, no solo por los míos. Me contagio de ellos cuando juegan bien”, dijo Durant tras conocer la concesión del premio. Más allá de las estadísticas, ha demostrado esta temporada ser capaz de mantener la competitividad de su equipo también en los 36 partidos en los que fue baja por lesión Russell Westbrook. “Cada temporada es mejor. Simplemente mantiene su desafío. Cuando los rivales tratan de ser agresivos físicamente, él es todavía más agresivo”, afirma el base de los Thunder.

Durantula, como le llaman, ha sido esta temporada el décimoprimer jugador mejor pagado de la NBA con 18 millones dólares (casi 13 millones de euros), en una lista que encabezan Kobe Bryant, con 30 millones, y Nowitzki, con 22,7, y en la que también tiene por delante a Pau Gasol, con 19,2, y Lebron James, con 19.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.