Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estamos contigo Adri”

El Juvenil B, donde juega el hijo de Tito, se une al último adiós del Camp Nou

El seleccionador Del Bosque y el presidente del Atlético, Enrique Cerezo, entre las personalidades que se acercaron al estadio

Los jugadores del Barça, en el minuto de silencio. Ampliar foto
Los jugadores del Barça, en el minuto de silencio. Getty

El Barcelona cifró ayer en 52.999 las personas que pasaron por el espacio memorial dispuesto por el club en el Camp Nou para rendir homenaje a la memoria de Tito Vilanova. A las ocho de esta noche, una misa que se celebrará en la Catedral pondrá fin a los actos oficiales en recuerdo del que fuera jugador, entrenador y técnico del club azulgrana.

La esposa del difunto, Montse, acompañada por sus hijos, Carlota y Adrià; y los más íntimos amigos de la familia se acercaron por la mañana al estadio, como hicieron también miles de personas, que guardaron cola para rendir un homenaje anónimo, el último en el Camp Nou, a alguien que ha dejado una huella imborrable.

Los expresidentes Sandro Rosell, Joan Laporta y Enric Reyna también quisieron darle un último adiós ante la foto y el ramo de 100 rosas que recuerda la Liga de 100 puntos conseguida por el Barça bajo la dirección de Tito (en la temporada 2012-2013), en la zona de tribuna, por donde pasaron para manifestar su condolencia personalidades del calibre del seleccionador nacional, Vicente del Bosque, o del presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.

Como ellos, también quisieron despedirse de Tito los componentes de la sección de baloncesto del club antes del partido que disputaron contra el Fuenlabrada, así como el conjunto de fútbol sala de la entidad, recién llegado de Bakú (Azerbaiyán), donde el sábado se proclamó campeón de Europa.

Al margen de la visita de la familia Vilanova, uno de los momentos más emotivos de la jornada lo protagonizó el equipo del Juvenil B del Barça, en el que juega Adrià, el hijo Tito. Posteriormente, el conjunto compareció en el partido que disputó contra el Mollet (que terminó con victoria por 2-0) con una camiseta en la que se podía leer Estem amb tu Adri (Estamos contigo Adri). Garcia Pimienta, entrenador del filial y amigo personal del técnico fallecido, admitió que su recuerdo acompañará por siempre como un ejemplo a todos los futbolistas de la cantera.

Por otra parte, los jugadores del primer equipo saltaron al campo del Villareal con brazalete negro. El equipo local lo hizo vestido con una camiseta en la que se podía leer Per sempre Tito (Por siempre Tito).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información