Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gerrard acaricia la Liga de mediocentro

Tras 16 cursos en Anfield, el capitán dirige al Liverpool al primer título en 24 años tras derrotar al Norwich (2-3) y dejar al Chelsea a cinco puntos a falta de tres jornadas

Gerrard aplaude a los aficionados del Liverpool desplazados al campo del Norwich. Ampliar foto
Gerrard aplaude a los aficionados del Liverpool desplazados al campo del Norwich. AFP

Scouser de los pies a la cabeza, jugador del Liverpool desde hace 16 temporadas, Steven Gerrard, de 33 años, disfruta como nunca en su posición de mediocentro defensivo, por delante de la zaga de cuatro, de este Liverpool supersónico que acaricia la Liga. Tras vencer este domingo al Norwich (2-3), le saca cinco puntos al segundo, el Chelsea, a falta de tres jornadas. Gerrard reparte juego y envía pases milimétricos de 35 metros. Es el segundo máximo asistente de la Premier (10), empatado con Wayne Rooney y Ricki Lambert, tan solo superados por Luis Suárez (13). Es el tercero con más pases (1.951), por detrás de Yaya Touré (2.179) y Gareth Barry (2.000). Y el segundo centrocampista con más goles (13), otra vez tras la estela de Yaya Touré (18). Durante muchos ejercicios, Gerrard jugó más avanzado, cerca del área para aprovechar su disparo y su llegada. Existe un paralelismo con Andrea Pirlo, que también gobierna, a los 34 años, la Serie A a través de la visión panorámica del medio defensivo del Juventus. Rejuvenecidos ambos y a punto de conducir a sus respectivos conjuntos al título de Liga.

Luis Suárez alcanza ya los 30 goles tras anotar uno en Carrow Road

Aunque a Gerrard —100 veces internacional con Inglaterra— le va a saber mucho mejor por la ausencia durante toda su carrera de este trofeo. En su autobiografía, Steven confesó su pasión por los tackles [las entradas con todo a los rivales] más que por los pases, a pesar de ser un mediocampista refinado. Ha marcado 168 goles en 656 partidos en el cuadro de Mersey. Y su palmarés lo adornan dos Copas inglesas (2001 y 2006), una Copa de la UEFA (2001, ante el Alavés) y una Champions (2005, la asombrosa final de Estambul, donde remontó un 3-0 favorable al Milan en la primera parte). En esa noche mágica en Turquía, la prórroga de Gerrard fue majestuosa, dejándose el alma como lateral derecho, achicando agua ante los ataques milanistas, manteniendo el empate a tres que les permitiría a los reds, en la tanda de penaltis, ser campeones de Europa por quinta vez.

El Liverpool recibe el domingo al Chelsea, visita al Crystal Palace y espera en la última cita al Newcastle. El conjunto de Brendan Rodgers, norirlandés de 41 años, sumó este domingo su 11º triunfo seguido impulsado por la chispa de Sterling, autor de dos tantos; el mazo de Luis Suárez, que alcanza las 30 tras otro este domingo en Carrow Road; y la visión periférica de Gerrard, un maestro del pase en búsqueda permanente del tackle perfecto. La Liga, por fin, está a sus pies.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.