Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA alinea a Courtois ante Mourinho y Torres

El organismo obliga a Atlético y al Chelsea a que el meta juegue la eliminatoria pese a que el acuerdo de cesión lo impedía

Courtois, portero del Atlético de Madrid. Ampliar foto
Courtois, portero del Atlético de Madrid. afp

Minutos antes de que Luis Figo extrajera las bolas que emparejaban al Atlético de Madrid con el Chelsea, la UEFA, mediante un comunicado, advertía a ambos clubes que la cláusula por la cual el Atlético debía pagar tres millones de euros por cada partido que le enfrentara al equipo al que pertenecen los derechos del portero era nula y que, de hacerla efectiva, conllevaría una sanción para ambos clubes. En realidad, la alta cifra acordada encubría el espíritu final del pacto: que Courtois no jugara, aunque ambos clubes reconozcan ahora que abonando la cantidad pactada sí hubiera podido hacerlo.

El jueves, en el Atlético, se hablaba del rango superior de "un contrato privado" frente a las disposiciones de la UEFA. Ayer, también antes de que se produjera el sorteo, al gerente y consejero rojiblanco, Clemente Villaverde, el gabinete jurídico del organismo del fútbol europeo ya le había dejado claro que "el intento de hacer cumplir una cláusula de este tipo supondría una violación del Reglamento Disciplinario de la UEFA y de la Champions y sería sancionado en consecuencia".

Ambos clubes tratarán el asunto con el futuro del portero encima de la mesa

El aviso surtió efecto de inmediato. Tanto Atlético como Chelsea anunciaron que Courtois jugaría la eliminatoria. "Courtois podía jugar con penalización económica, pero el artículo 3 de la UEFA los prohíbe y está por encima del acuerdo con el Chelsea. No puede haber limitaciones para participar libremente en la competición. A nivel interno sí valen, pero no en el ámbito internacional", reconoció Clemente Villaverde.

No permitir la participación de Courtois sería "paranoico y espeluznante, dijo el delegado blue Bruce Buck; "estamos por encima de eso". "La cesión se firmó al inicio de la temporada. Podía jugar contra el Chelsea si deciden alinearle", abundó el director ejecutivo del club londinense, Ron Gourlay.

Con la negociación de fondo para que Courtois siga una temporada más cedido en el Atlético, la postura de los directivos rojiblancos es la de conversar en los próximo días con el Chelsea para que su alineación no perjudique el principio de acuerdo existente. Con la normativa UEFA en la mano, el Atlético no tendría que pagar cantidad alguna. Desde el club hablan de una relación excelente que no se pretende quebrar y de alguna manera, tratará de compensar al Chelsea.

El duelo ha nacido marcado por este conflicto, pero contiene otros focos que van desde la similitud de estilos de juego al regreso de Fernando Torres al Vicente Calderón para cruzarse en el camino rojiblanco hacia una final de la Copa de Europa 40 años después. También está en el ambiente que el Chelsea es uno de los clubes más interesados en la contratación de Diego Costa.

A priori, desde las pizarras de Diego Pablo Simeone y José Mourinho, se enfrentan dos equipos adiestrados para ganar desde el control de los espacios y el contragolpe

A priori, desde las pizarras de Diego Pablo Simeone y José Mourinho, se enfrentan dos equipos adiestrados para ganar desde el control de los espacios y el contragolpe. El Chelsea promedia en la competición un 51% de posesión del balón y el Atlético un 43%. Los dos equipos también reflejan el carácter competitivo de sus entrenadores, que se han confesado admiración mutua en más de una ocasión. Incluso Mourinho, en su etapa de entrenador del Real Madrid, elogió el ambiente que se genera en el Calderón frente a los partidos, menos caldeados desde la grada, que vivía en el banquillo del Bernabéu.

Mourinho ha vuelto a construir un Chelsea áspero en defensa y muy vertical desde la velocidad y la habilidad de los brasileños Óscar y William y el belga Hazard. Se ha quejado de la falta de efectividad de sus delanteros, Eto'o, Fernando Torres y Demba Ba. En la ida, el técnico portugués no podrá contar con Ivanovic por lo que Azpilcueta, regresaría al lateral derecho y Ashley Cole sería reactivado en la izquierda tras haber sido relegado al banco. Cole es uno de los futbolistas que simboliza el intento de Mourinho por renovar el equipo a partir de la próxima temporada a costa de la salida de algunos jugadores que fueron clave en su primera etapa en Londres.

Tiago, capitán del Atlético y ex jugador del Chelsea, ya deslizó ayer el mensaje con el que se pretende posicionar Simeone: "El Chelsea es un gran equipo con un gran entrenador. Un equipo habituado a disputar finales y ganar títulos para mí son los favoritos. Será muy difícil. Pero tenemos ilusión de poder llegar a la final".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información