Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid coge el carril bueno

Los de Laso, liderados por Sergio Rodríguez y Bourousis, vencen al Maccabi y sellan su ventaja de campo para el cruce de cuartos

Bourousis ante Ingles Ampliar foto
Bourousis ante Ingles AFP

Entre el pulso y la puntería, Alex Tyus, un atlético pívot del Maccabi, se encontró en sus manos con un tiro libre que hubiera mandado a la prórroga un partido trepidante. Se le encogió la muñeca, se le achicó el aro y ganó el Madrid en Tel Aviv para sellar su billete a cuartos con ventaja de campo incluída. Sergio Rodríguez (21 puntos y 5 asistencias) y Bourosis (14 puntos y 10 rebotes) conquistaron la Mano de Elías y decantaron el cara o cruz para los de Laso que serán primeros o segundos de grupo y cogen el carril bueno rumbo a la final four de Milán. El premio de ser primero sería evitar al Barça y al CSKA (ya clasificados) en una hipotéticas semifinales. Con el basketaverage particular empatado con el conjunto ruso, los de Messina recuperan el liderato por la diferencia general tras ganar en Moscú al Bayern (77-70).

Maccabi, 76 - R. Madrid, 77

Maccabi: Ohayon (1), Hickman (17), Pnini (4), Smith (23) y Schortsanitis (6) —cinco inicial—; Ingles (2), Tyus (18), Rice 80), Blu (5) y Lnadesberg (0).

Real Madrid: Llull (7), Rudy (6), Darden (3), Mirotic 817) y Bourousis (14) —cinco inicial—; Draper 80), Sergio Rodríguez (21), Dani Díez (0), Felipe Reyes (5), Slaughter (0) y Mejri (4).

Parciales: 15-10; 28-20; 14-22 y 19-15.

Árbitros: Lamonica (Ita.), Ankarali (Tur.) y Boultauzer (Esl.). Eliminado Felipe Reyes y Hickman.

11.060 en el Nokia Arena de Tel Aviv. 12ª jornada del Top 16.

El dominio en el rebote, el acierto desde el perímetro y la inspiración de Mirotic dieron al Madrid el mando del partido en los compases iniciales. No le resultó a Blatt el método Schortsanitis y se atascó el Maccabi de salida ante el aro rival. El primer acto concluyó con un 1 de 5 en el expediente de Sofo en la pintura y un 0 de 6 del conjunto israelí desde la línea de 6,75, mientras el ataque madridista presumía de dinamismo gracias a Llull y Sergio Rodríguez.

Las asistencias de la pareja de bases madridista activaron a Mejri, que cerró el cuarto con cuatro puntos consecutivos (no anotó más), y poco después un triple del Chacho otorgó a los de Laso su máxima renta (17-25, m. 12). Sin embargo, tras el estirón el Madrid perdió el paso. Schortsanitis le sacó la tercera falta a Mejri, Hickman se hizo con el mando de las operaciones y Smith destartaló el entramado defensivo de Laso. El Maccabi se entregó a la agitación y el Madrid se estresó en ataque, incapaz de dominar bajo los aros y acumulando tiros irreflexivos desde la línea de tres (2 de 8 en triples en el segundo cuarto). La efervescencia de Hickman y Smith, bien secundados por Tyus en ese tramo, permitieron a los amarillos voltear el marcador con un contundente parcial de 20-8 en apenas cuatro minutos (37-33, m. 16). Perdido el dominio bajo los aros y sin ideas en ataque en mitad del baile de defensas zonales, el Madrid se entregó a la destreza de Sergio Rodríguez para superar el trance y con 14 puntos del Chacho en el segundo equilibraron la embestida local (43-40, m. 20).

El paso por la caseta sirvió a los de Laso para repasar el libro de instrucciones del partido con Draper como especialista. El base estadounidense gobernó ese tramo, secó a Hickman y encontró la pausa en ataque para explorar con éxito la beta Bourousis. Con la batuta de Draper y la brega del pívot griego, el Madrid ensayó el despegue tras un parcial de 5-7 (48-57, m. 28), pero entonces resurgió la figura de Smith. Su arrebato de inspiración convulsionó el partido y desmontó en un santiamén la obra del conjunto de Laso. El alero del Maccabi, logró 11 de los 14 puntos de su equipo en ese acto, escapó a los grilletes de Rudy y anotó tres triples consecutivos en apenas minuto y medio (el último desde su propia pintura y sobre la bocina del final de cuarto) para reenganchar a los de Blatt al choque (57-62, m. 30). Grogui ante el arrebato de Smith, el Madrid concedió un parcial de 8-0 al comienzo del cuarto final que abocó el duelo a la cornisa (65-62, m. 32).

Sergio Rodríguez lanza un triple ante Smith ampliar foto
Sergio Rodríguez lanza un triple ante Smith EFE

Cayó Felipe por cinco faltas, pero volvió Mirotic para empatar el partido, retomó El Chacho la brújula, afinó Rudy (con su segundo triple tras un 1 de 5) y anotó Bourousis con finura para dar la ventaja al Madrid en el sprint final (74-77 a 11s). No atinó Blu con el triple que hubiera puesto el empate, pero a Slaughter se le escapó un manotazo ingenuo y absurdo que concedió a Tyus un dos más uno para alargar la intriga. Le tembló el pulso y el balón apenas llegó a tocar el aro. Falló el tiro libre. Era la 49ª victoria del Madrid en 51 partidos oficiales.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.