Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dragic guía a un gran Unicaja

El conjunto andaluz llega a los cinco triunfos tras derrotar al Anadolu Efes (83-75) y se beneficia de otros resultados

Dragic fue el mejor jugador del Unicaja.
Dragic fue el mejor jugador del Unicaja. AFP

Tuvo que pelear mucho Unicaja para conseguir un triunfo vital frente al Anadolu Efes, al que deja sin aspiraciones en este competitivo top 16. El equipo andaluz fue mejor la mayor parte del partido, aunque de poco le sirvió un primer cuarto espléndido. El equipo turco vendió cara su derrota, sobre todo en el último parcial, cuando Vasileiadis estuvo muy atinado desde la línea de tres puntos.

El conjunto andaluz llega a los cinco triunfos y, por el momento, se está ganando el derecho a participar en los cuartos de final de la Euroliga, favorecido, además, por los resultados que se han dado en la jornada. El nivel de los jugadores del Unicaja fue bastante bueno, aunque Dragic, que acababa de salir de una lesión en el tobillo, realizó un encuentro estupendo (24 puntos), bien secundado por Kuzminskas y Granger. Este último fue decisivo en el tramo final del encuentro, cuando el Anadolu apretó de lo lindo consciente de que se la jugaba. El combinado turco tardó mucho en entrar en el partido y pagó la desidia inicial. Una decepción, sin duda, para un equipo confeccionado a base de talonario.

El Unicaja jugará la próxima semana en la cancha del Fenerbahçe, donde un triunfo prácticamente le permitiría estar entre los ocho mejores del contienente. Por el momento, el rendimiento de los andaluces ante rivales turcos está siendo magnífico.

UNICAJA, 83-ANADOLU, 75

Unicaja: Calloway (4), Zoran Dragic (24), Kuzminskas (15), Caner-Medley (9), Vázquez (6) -equipo inicial-; Sabonis (3), Suárez (0), Granger (16), Toolson (2) y Stimac (4).

Anadolu: Batuk (5), Gordon (10), Gonlum (6), Savanovic (4), Vasileiadis (15) -equipo inicial-; Osman (10), Bjelica (11) y Planinic (14).

Parciales: 29-11, 13-23, 21-18, 20-13

Árbitros: Radovic, Lottermoser y Koromilas.

Martín Carpena. 5.900 espectadores.

Era imposible, a todas luces, que el Unicaja pudiera mantener durante todo el encuentro el nivel ofrecido en el primer cuarto. Una puesta en escena avasalladora, que combinó a la perfección una gran ferocidad en defensa con un importante acierto en ataque. El conjunto turco fue la víctima de la pasión de Unicaja, superior en todos los conceptos del juego, vibrante en cada acción y con capacidad con destrozar a un rival al que endosó un parcial de salida de 22-3. Una exhibición impecable en un primer cuarto perfecto de Unicaja, que llegaba al encuentro con la ausencia de jugadores importantes, caso de Vidal y Urtasun, aunque con Dragic, un elemento importante, a pleno rendimiento.

El equipo turco quedó tan tocado por el inicio de Unicaja que no tenía más remedio que espabilar ante si no quería verse, prácticamente, apeado de la competición. El Anadolu, al que lo andaluces ya derrotaron en Estambul, con dos victorias y seis derrotas como bagaje en este top 16, se agarró entonces a la figura de Bjelica, quien comandó las acciones de su equipo en el segundo cuarto. Reaccionó el equipo turco y fue más comedido en su ímpetu el Unicaja.

Los andaluces no pudieron mantener su ritmo y comenzaron a ofrecer algunos resquicios en defensa. Por ahí se colaron Bejlica y Planinic para que el encuentro no finalizara demasiado pronto. El partido se equilibró en el segundo cuarto, más propio de un encuentro de la máxima competición del baloncesto continental. El Unicaja tuvo algunos altibajos, con problemas en el rebote, lo que propició un acercamiento muy peligroso de los turcos en el marcador. El Anadolu se colocó a cuatro puntos en el marcador a falta de cuatro minutos para el final (71-67). Daba la impresión de que el gran esfuerzo realizado por Unicaja podría ser infructuoso. No fue así gracias a los excelentes minutos de Granger, que secundó a Dragic para que Unicaja llegara de manera más cómoda al final de un encuentro que mereció ganar.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.