Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El perfume de las reinas

El Perfumerías Avenida de Salamanca conquista su cuarta Copa tras derrotar al Rivas Ecópolis (69-67) en una final emocionante y discutida resuelta en la prórroga ● Robinson, MVP del torneo

Las jugadoras del Perfumerías Avenida levantan el trofeo de campeonas de Copa Ampliar foto
Las jugadoras del Perfumerías Avenida levantan el trofeo de campeonas de Copa EFE

El Perfumerías Avenida acababa de ganar su cuarta Copa de la Reina. Y, después de una prórroga de infarto, después de que la capitana Marta Xargay levantara el trono, después de que el entrenador de Rivas, José Ignacio Hernández, dijera haciendo aspavientos: “Ha sido una vergüenza, una vergüenza”, y después de que los voluntarios comenzaran a limpiar el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz, allí seguía la aficionada perfumera Juana Santos, “le digo la edad si me acuerdo”.

“Yo creo que ha sido falta”, sostenía apoyada en la barandilla mirando el marcador y las gradas casi vacías, “porque si nos ha dado la victoria con los dos tiros libres de Murphy [69-67], es que ha sido falta”. Fue una acción discutida en las gradas y en los banquillos. A tres segundos del final, con empate a 67 en el marcador, los árbitros pitaron un choque entre la jugadora más alta de Rivas, la sueca Louice Halvarsson, de 1,90 de altura, que tenía la pelota, y la alero estadounidense Eshaya Murphy, del Avenida. Alrededor de 300 aficionados ripenses se fueron a casa con el amargor final de no haber conseguido festejar su tercera Copa, pero quizá, al llegar a casa, reconozcan en la sobremesa de la cena que fue un gustazo haber visto este gran partido de baloncesto.

Perfumerías Avenida, 69 - Rivas Ecópolis, 67

Perfumerías Avenida: Rodríguez (4), Rezan (6), Xargay (6), Murphy (18), Robinson (18) --cinco inicial--, Fernández (13), Abalde (-), Ortiz (-), Pina (-), Thomas (4).

Rivas Ecópolis: Nicholls (13), Ocete (2), Eldebrink (24), Casas (2), Halvarsson (10) --cinco inicial--, Bermejo (4), Hassell (2), Allison (7) y Gimeno Martínez (3).

Parciales: 16-9, 8-16, 23-16, 14-20, 8-6.

Árbitros: Angel de Lucas y Rafael Bey. Eliminada por faltas Rezan por parte del Perfumerías.

Pabellón Jorge Garbajosa: 5.000 espectadores.


Es raro. Pero hay partidos que empiezan en el segundo cuarto, después de un triplazo. Ahí, catorce minutos después de lanzar el balón al aire, fue cuando arrancó el encuentro. La frialdad de la sueca Eldebrink, con 25 años, y la picaresca de la capitana Clara Bermejo, de 31, rescataron a las suyas de una pájara inicial que admitía, sin quererlo, una premonitoria victoria con perfume salmantino. Sucede a veces. El azar, la presión, o un mal día, que no era el caso por el apuesto sol que iluminaba las cristaleras del recinto, invitaba a pensar que, si un equipo llega mejor que otro, con un presupuesto mucho mayor, liquidar a tu rival es cuestión de minutos.

Fue un partido de saltos. El Perfumerías Avenida masticaba su chicle pero no acababa de estirarse. El ahínco del entrenador ripense, José Ignacio Hernández, con sus cambios en defensa y la ayuda del técnico de sonido en los descansos, que aumentaba el volumen de los altavoces para mitigar el rugido de los más de 1.400 aficionados salmantinos, pudo servir de algo.

Llegó el encuentro a la prórroga tenso, con los entrenadores en cuclillas y las jugadoras mirando el marcador. Y entonces llegó la falta discutida y la aficionada salmantina Juana Santos, “le digo la edad si me acuerdo”, observó como la estadounidense Murphy transformaba sus dos tiros libres. Juana, que confiesa que siempre espera a que las jugadoras salgan de vestuarios para felicitarlas ganen o pierdan, apuntaba con sus tremendos ojos azules: “Ayer no pude venir porque mi hija se examinaba de inglés, pero mira tú por donde, hoy sí y he visto ganar a mi Avenida por primera vez una Copa de la Reina”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información