El Valencia gana por penaltis

Los de Perasovic tumban al Baskonia con un tiro libre a falta de cuatro décimas y jugarán las semifinales este sábado

 El alero italiano del Laboral Kutxa Andrés Nocioni (i), lucha el balón ante el ala-pivot estadounidense del Valencia Basket Club Justin Doellman (c).
El alero italiano del Laboral Kutxa Andrés Nocioni (i), lucha el balón ante el ala-pivot estadounidense del Valencia Basket Club Justin Doellman (c). EFE

Entre la fe y el azar el Valencia se llevó un duelo jugado desde la bravura y resuelto en la cornisa. Lo anunciaban los precedentes. En la novena jornada de Liga, el encuentro disputado en Vitoria entre ambos equipos se resolvió a falta de un segundo y seis décimas. Entonces, el Laboral Kutxa vencía por 78-77 en los instantes finales, y Sato se inventó un saque estratosférico desde la línea de banda para que Doellman lo descolgara del techo del pabellón con un alley-oop que valió la victoria. En esta ocasión la intriga se recreó aun más y deparó otro thriller. Una falta personal de San Emeterio sobre Rafa Martínez a falta de cuatro décimas, dio al escolta del Valencia la oportunidad de ir a la línea de tiros libre para rematar el pase de su equipo a semifinales después de un partido jugado a remolque por los de Perasovic. Ganaron en el cara o cruz los naranjas que truncaron la histórica secuencia del Baskonia. El Laboral Kutxa acumulaba 12 presencias consecutivas en semifinales y no perdía en cuartos curiosamente desde la edición disputada en Málaga, en el año 2001.

VALENCIA BASKET, 74 - LABORAL KUTXA, 73

VALENCIA BASKET: Van Rossom (8), Martínez (13), Sato (2), Doellman
(12) y Triguero (-) -- quinteto inicial--; Ribas (6), Burton (1), Dubljevic
(12), Lafayette (13) y Lishchuk (7).

LABORAL KUTXA: Hodge (6), Jelinek (6) , San Emeterio (5), Nocioni
(18) y Pleiss (16) --quinteto inicial--; Mainoldi (-), Poeta (-), Hamilton
(9), Causeur (5) y Hanga (8).

--PARCIALES: 17-26, 18-19, 20-17 y 19-11.

--ARBITROS: Martín Bertrán, Jiménez y Perea. Eliminado Pleiss (min.35)
por faltas personales.

--SEDE: Martín Carpena. 10.200 espectadores.
02/07/21-27/14

El baile arrancó en la pintura y cogió al Valencia a contrapié. En el duelo de dobles parejas, Nocioni y Pleiss se merendaron de salida a Doellman y Triguero y otorgaron el mando a los de Scariolo. Entre las dos torres del Baskonia anotaron 16 de los 26 puntos de su equipo en el primer acto y capturaron seis de los nueve rebotes en ese tramo. Intimidados por su agigantada figura, los de Perasovic se refugiaron en el perímetro para agarrarse al partido y lo consiguieron mientras les funcionó la puntería. Sin embargo, con el paso de los minutos, San Emeterio se sumó a la causa de los azulgrana y los naranjas se fueron secando paulatinamente en ataque (17-26, m. 10).

La primera y única canasta de dos del Valencia en el primer cuarto llegó a los ocho minutos. El conjunto de Perasovic acabó ese acto con un uno de ocho en tiros de dos (13%) y un cuatro de nueve en triples. Enfrente el Baskonia controlaba el ritmo, diversificaba su producción ofensiva y dominaba el rebote. El ardor de Van Rossom y la frialdad de Dubljevic eran los únicos argumentos valencianistas hasta que Lishchuk afianzo el rebote defensivo.

Mientras Scariolo gestionaba la rotación en busca de la dosificación y el equilibrio, Perasovic agitaba su banquillo en busca del interruptor que encendiera a los suyos. No lo logró ni el timorato Lafayette ni el acelerado Pau Ribas, que confundió la velocidad con la prisa y atolondró la ofensiva naranja. Al tiempo Hamilton en la pintura y Caseur en el perímetro resultaban buenos recambios en el bando rival. Un contragolpe culminado por el base francés y dos puntos más de Hanga pusieron la máxima diferencia para el Baskonia al borde del descanso (32-45, m. 20).

A la vuelta de la caseta, Nocioni se lanzó con decisión a extender el gobierno del partido ante un Valencia destemplado en el que no se reconocía al equipo rocoso, intenso y equilibrado que sigue la estela del Madrid en el campeonato liguero. Pero se quedó solo en el intento y espabiló el conjunto valencianista. Incapaces de encontrar los automatismos de los que había presumido a lo largo de la temporada, los de Perasovic convirtieron el partido en una cuestión de carácter y les dio resultado. Con una vuelta de tuerca en defensa y varios arreones en ataque comenzaron a tantear sus opciones de remontada. Les dio resultado. Para entonces además hacía tiempo que había languidecido el impulso de Pleiss.

Más información
Todo sobre la Copa del Rey
Todos los resultados de la Copa del Rey
Consulta los emparejamientos y los resultados

La primera embestida la lideró Lafayette que, con nueve puntos en el tercer cuarto, acercó a su equipo hasta márgenes abarcables (48-51, m. 26), pero respondió el Baskonia con un parcial de 4-11. La segunda, la encabezaron Van Rossom y Doellman que estiraron su acierto hasta lograr la igualada (62-62, m. 32). Y a partir de ahí se desencadenó una sístole sin diástole ni dueño que acabó por resolverse a penaltis. Con 69-69 a falta de 2m 14 segundos comenzó la tanda de lanzamientos. Doellman encaró el aro del Baskonia y anotó su tiro para dar la primera ventaja del partido al Valencia (71-69, a 1m 33s). Lanzó después Nocioni y puso de nuevo el empate. Tampoco fallaron Lafayette y Hamilton y, con 73-73 en el marcador, Nocioni estrelló el que iba ser el tiro de gracia en el canto del tablero y dejó el último ataque en manos del Valencia. A campo abierto y en tropel, los de Perasovic se lanzaron a por la victoria y la encontraron al borde de la línea y al filo de la navaja. Tras pasarse la pelota con más miedo que decisión, el encargo de la gloria o el fracaso quedó en manos de Rafa Martínez que, a cuatro décimas del final recibió la falta de San Emeterio y anotó uno de sus dos tiros libres. El tiro de la victoria. El tiro que valía una semifinal. “Hacía años que no veía un arbitraje peor”, se quejó Scariolo tras el partido.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS