Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hemos roto el partido desde nuestra defensa”

Laso y sus jugadores sitúan la clave de la contundente victoria ante el Gran Canaria en la mentalidad de inicio y el trabajo en su zona

Tavares firma una valoración de récord

Sergio Rodríguez ante Oliver. Ampliar foto
Sergio Rodríguez ante Oliver. EFE

El vestuario madridista al completo reconocía en la víspera de su estreno copero que el partido disputado ante el Gran Canaria en Las Palmas en la sexta jornada de Liga había sido su victoria más reñida dentro de la primorosa racha de 31 victorias consecutivas. Ese día los de Pedro Martínez resistieron hasta los instantes finales tras un choque ardoroso resuelto en la frontera de los 70 puntos. En esta ocasión, los amarillos se derritieron a los pocos minutos. Sin acierto ni respuesta. “Cuando han cogido tanta diferencia en el primer cuarto nos hemos frustrado. No tengo nada que recriminar a mis jugadores. Han luchado, pero al ver que ellos tenían más capacidad anotadora que nosotros hemos caído en el desánimo y ha ido cada uno por su lado. Ha sido un querer y no poder”, resumía resignado Pedro Martínez en la sala de prensa.

“Hemos roto el partido desde nuestra defensa. Todos los jugadores han contribuido a la hora de trabajar para el equipo”, apuntó Laso. “El partido de Liga nos marcó mucho el camino. Habitualmente tienen mucha paciencia en ataque, con pívots muy dinámicos. Teníamos claro que no podíamos conceder un intercambio de canastas fáciles. Además, hemos controlado bien a sus exteriores”, analizó. Respecto a aquel encuentro, las filas amarillas perdían a Xavi Rey, el máximo reboteador del equipo que mejor rebotea de España, pero a cambio recuperaban a Ben Hansbrough, su estilete ofensivo junto a Newley. En el acierto de sus dos mejores lanzadores cifraba Pedro Martínez gran parte de su suerte. No obstante, el australiano y el estadounidense venían aportando 30 puntos de media entre ambos en las últimas ocho jornadas de Liga. Apenas hubo noticias de ellos en Málaga. Ante el Madrid sumaron 16 entre ambos y su equipo se quedó en un sonrojante 5 de 27 en triples.

“Hemos salido muy concentrados y eso nos ha permitido obtener una buena renta para jugar más relajados al final”, explicaba Felipe Reyes. “Nuestra firmeza defensiva nos ha permitido llevar el partido a nuestro terreno”, añadía Rudy Fernández, máximo anotador del partido junto a Mirotic, con 17 puntos cada uno. “La clave ha sido nuestra mentalidad de inicio”, explicaba el propio Mirotic, artífice del despegue del Madrid. “Tenemos jugadores increíbles. Yo intento salir siempre con energía y si un día no estoy bien en ataque intento hacerlo bien en defensa, pero siempre dando todo”, señaló el montenegrino, que tuvo palabras de elogio para Walter Tavares. “Tiene muchísimo talento y está progresando muchísimo. Será un gran jugador”. El gigantón caboverdiano, de 21 años y 2,20 de altura, firmó una hoja de servicios espectacular con 16 puntos, 12 rebotes y cuatro tapones para un 31 de valoración. Solo Pau Gasol había hecho tal valoración en una Copa del Rey siendo tan joven. El internacional español consiguió 39 precisamente en Málaga, en 2001, cuando contaba con 20 años. No bastó para detener a un Madrid embalado, que llega a las semifinales del sábado lanzado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.