Vettel se enfada y se larga

El campeón de F-1 deja el circuito de Jerez cabreado por los problemas del nuevo Red Bull en su estreno, tras haber completado solo 11 vueltas en dos jornadas

Sebastian Vettel durante los entrenamientos de Jerez.
Sebastian Vettel durante los entrenamientos de Jerez.Marcelo del Pozo (REUTERS)

Un rumor sobrevolaba el paddock del circuito de Jerez el domingo pasado, mientras las distintas escuderías que se miden en el Mundial de fórmula 1 terminaban de instalarse en la trastienda del trazado andaluz: al parecer, Renault, suministrador de componentes de Red Bull, Lotus, Toro Rosso y Caterham, no lo tenía todo listo para esta primera tanda de ensayos de las tres que hay programadas antes del arranque del campeonato, el 16 de marzo. La baja de Lotus, cuyos problemas económicos persisten, dejaba en tres el número de clientes a los que Renault debía abastecer desde el martes y hasta el viernes. Después de una primera jornada marcada por las interrupciones en todos los talleres, el segundo de los cuatro días confirmó que, efectivamente, Red Bull y Sebastian Vettel, que se han llevado de carrerilla los últimos cuatro dobletes, tienen un problema. Entre el martes y ayer, el RB10 solo ha dado 11 vueltas en total, ni 35 kilómetros. Si a ello le añadimos que a las demás formaciones que dependen de la firma del rombo no les ha ido demasiado mejor, la conclusión es evidente, más aún si se compara con los demás constructores.

En estos dos primeros días, los tres coches con propulsores de la marca francesa han dado 38 giros en total, menos de los que, por ejemplo, dieron solo ayer Nico Rosberg (97), Kimi Raikkonen (47) o Jenson Button (43). A primera hora de la tarde, Red Bull cerró la persiana de su taller, anunció que la jornada había terminado, y Vettel se fue del circuito de mala manera después de cancelar la rueda de prensa que inicialmente estaba prevista, y cogió un avión de regreso a su granja de Suiza, donde le esperan su pareja y su hija recién nacida. El causante del obligado parón fue un fallo en la batería. Ahora se entiende que Red Bull intentara posponer una semana esta primera tanda de pruebas. 

Renault, suministrador de componentes,
no lo tenía todo listo para estas pruebas

“Obviamente nos habría gustado rodar más, pero estas cosas pueden ocurrir, más aún si tenemos en cuenta todas las novedades. En los próximos días esperamos recopilar mucha información útil con vistas a la tanda de Bahréin [del 19 al 22 de febrero]”, dejó dicho el piloto alemán en un comunicado. Renault sí tomó la palabra por boca de Remi Taffin, director de operaciones: “Hemos localizado el problema de hardware y tenemos piezas de recambio para que mañana [POR HOY]se pueda volver a rodar”, convino el francés.  

En un curso como este, tan abarrotado de cambios en el reglamento, cada vuelta vale su peso en oro, al menos teóricamente. Desde ahora y hasta que el certamen arranque en Australia en marzo, hay programadas otras ocho jornadas de entrenamientos: la de hoy y mañana aquí, y las ocho que se llevarán a cabo en Bahréin.

Obviamente nos habría gustado rodar más, pero estas cosas pueden ocurrir, más aún si tenemos en cuenta todas las novedades Sebastian Vettel, piloto de Red Bull

En ellas, los equipos no solo deben encontrar la fórmula de aumentar la fiabilidad tanto como puedan, sino también decidir cuál será la arquitectura de su motor, qué relación de cambio empleará y qué mapas de potencia. Esta información tiene que estar en poder de los comisarios técnicos de la Federación Internacional del Automóvil el 28 de febrero a mucho tardar. La actividad es frenética en todas las carpas, pero también en las fábricas. Ferrari, por ejemplo, tiene tres turnos de trabajo en Jerez, y la madrugada de ayer, plegaron a las cinco.

Más información
Todo sobre la F1
“Es ridículamente complicado”
Las nuevas ‘balas’
El nuevo Ferrari de Alonso
Arranca el nuevo McLaren

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS