Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay intención de hacerme daño, me juzgan de forma asquerosa”

Juan Carlos Garrido, entrenador del Betis, desgrana la situación de su equipo, que a 7 puntos de la salvación espera al Madrid

Entrevista al entrenador del Real Betis, Juan Carlos Garrido. Ampliar foto
Entrevista al entrenador del Real Betis, Juan Carlos Garrido. EL PAIS

El Betis es ahora un club donde los jugadores salen por la puerta trasera de la ciudad deportiva para no sufrir las iras de los aficionados. Juan Carlos Garrido (Valencia, 1969) es el entrenador del colista, que recibe en el ojo del huracán a un Madrid que se ha colocado a tres puntos de Barcelona y Atlético, a los que desea meter presión. El técnico bético trabaja en medio de una tormenta. Su gran error, que no conoce el triunfo en Liga en los cuatro partidos que ha dirigido al Betis, último a siete puntos de la salvación.

Pregunta. ¿Cómo se prepara un partido ante el Madrid en la situación en la que está el Betis?

Respuesta. La clave es que todos podamos y sepamos aislarnos de todos los temas extradeportivos que nos rodean y nos centremos en fútbol, solo fútbol. Me gustaría tener un grupo concentrado cien por cien en la preparación y disputa de este partido tan importante. Será difícil, pero queremos conseguir cuanto antes buenos resultados.

P. ¿Cómo piensa frenar al Madrid?

R. No hay claves para detener a jugadores como Cristiano, Messi, Iniesta o Bale. El fútbol es mágico, imprevisible. Es de los jugadores y las tácticas nunca podrán frenarlo. La calidad está por encima de todo. Es fácil decir que le voy a intentar cerrar los espacios al Madrid, que si voy a intentar sorprender por las bandas… Luego hay que demostrarlo ante jugadores de gran calidad.

P. ¿Con qué partido sueña ante el Madrid?

R. Estoy más ocupado de pensar en el Betis que en el Madrid. Puede sonar algo prepotente, pero me preocupa mucho más mi equipo que el Madrid. Tengo que recuperar el estado anímico de los jugadores para que entren en una dinámica normal. Jugar ante el Madrid es un escaparate mundial, todo el mundo está pendiente de ti. Pero ahora la necesidad que tenemos de buscar nuestra mejor versión nos hace estar más pendientes de nosotros que del Madrid.

No hay claves para detener a jugadores como Cristiano, Messi, Iniesta o Bale. El fútbol es mágico, imprevisible. Es de los jugadores y las tácticas nunca podrán frenarlo

P. ¿Considera que la excitación que tiene Cristiano tras lograr el Balón de Oro lo hace más peligroso?

R. Por supuesto. El premio que ha conseguido le ha hecho crecer en confianza y autoestima. Cristiano ahora, si cabe, es todavía más peligroso. Me preocupa la excitación de Cristiano.

P. ¿Qué le parece el Madrid de Ancelotti?

R. Ancelotti me parece una persona muy pragmática, que ha sabido adaptarse a los jugadores que tiene en equipos de altísimo nivel en cuatro países distintos. En estos equipos, cuando cambian a un entrenador, la gente quiere resultados inmediatos. Le pasó a Pellegrini. El Madrid que quiere Ancelotti requiere su tiempo. En pretemporada le daban un mes para ver un nuevo Madrid y él ha actuado con inteligencia. Ha ido cambiando las cosas progresivamente y sin llamar la atención. Creo que esto es de lo mejor que tiene.

P. Ha mantenido a Diego López en la portería.

R. Es su decisión. Yo sí digo que Diego López es uno de los mejores porteros del mundo. Lo conozco bien y, además, es una gran persona. Este año en el Madrid le está sirviendo para reafirmarse todavía más. Diego ha sido convocado por la selección junto a Iker, Valdés o Reina, por lo que se encuentra al nivel de ellos, incluido Casillas.

P. A su equipo ha llegado Leo Baptistao, ¿qué espera de él?

R. Leo es un jugador joven, con mucho recorrido por delante y con un talento y una calidad espectaculares. Tiene mucho descaro y necesitamos su frescura. Estamos en una situación dura y queremos que nos contagie con su frescura para hacernos ver a todos que podemos salir de esta situación tan dura.

P. Ha trascendido que su empresa de representación ha cobrado comisión en la operación de cesión de Leo con el Atlético.

R. Estoy indignado con ese tema que se ha vendido a la gente y que está dañando mi imagen personal. Es una demagogia vergonzosa e impresentable que se diga que yo he cobrado por este fichaje. No he cobrado ninguna comisión ni le he robado al Betis. Me parece una vergüenza lo que se ha hecho conmigo y que se dude de mi integridad.

Es una demagogia vergonzosa e impresentable que se diga que yo he cobrado por este fichaje

P. Pero no es ilegal que un intermediario de su agencia cobre una comisión por la gestión realizada con Leo. No quiere decir que ese dinero llegue a usted.

R. Pero se lanza un mensaje sucio y vergonzoso que me afecta, puesto que parece que yo me he llevado el dinero. Repito, no he cobrado ni un euro de ninguna comisión en el asunto de Baptistao y si alguien dice que ha sido así lo denunciaré. Me están juzgando de forma asquerosa porque se han propagado una serie de falsedades.

P. ¿Sigue gozando de la confianza de los dirigentes después de lograr un punto de 12 ante rivales directos?

R. Según me han comunicado, sí. Me han ofrecido su respaldo en varias ocasiones, tanto con palabras como hechos, pero entiendo que son los resultados los que marcan el futuro de un entrenador. Estamos trabajando bien, con método y rigor. Es cierto que en resultados no he mejorado al equipo, pero hay un duro trabajo detrás que acabará ofreciendo sus frutos. Mi mensaje no cala en el entorno porque muchas cosas de las que digo aparecen sesgadas, con intención de hacerme daño. Tengo muchas ganas de sacar al Betis de donde se encuentra y en ningún momento he pensado en arrojar la toalla.

P. ¿Se ve fuera si pierde ante el Madrid?

R. No creo que el resultado del partido ante el Madrid deba marcar mi futuro en el Betis. Los próximos cinco partidos, que prepararemos a conciencia sin encuentros intersemanales, deben ser un termómetro para medir lo que puede dar este Betis en su lucha por la salvación. Es el comienzo de la segunda vuelta y debemos reaccionar en juego y resultados. Siete puntos de desventaja es una distancia que podemos salvar.

P. ¿Había vivido en su carrera una situación como la del Betis?

R. Desde el punto de vista extradeportivo no me había ocurrido nunca nada como lo que estoy viviendo en el Betis. Se ha vendido que quiero que me destituyan y que me llevo el dinero. Hay demasiadas guerras y mentiras alrededor del equipo que nos están perjudicando. Necesitamos estar unidos todos, jugadores, técnicos y afición. Entiendo el enfado del aficionado por los resultados que estamos cosechando, pero el enemigo no está dentro del club, sino fuera.

Garrido dando instrucciones a sus jugadores. ampliar foto
Garrido dando instrucciones a sus jugadores. DIARIO AS

P. ¿Se arrepiente de haber dicho que el club había perdido un mes en el asunto de los fichajes y que no esperaba ya nada?

R. Es que hemos perdido un mes, es así. No quiero generar polémica, pero nos han utilizado para encarecer a los jugadores y provocar que se marcharan a otros equipos. Curiosamente, cuando dije eso, hubo equipos que volvieron a aceptar nuestras condiciones. Yo no estaba metiéndome con el consejo ni con la gente del club. Hemos perdido el tiempo porque hemos podido realizar 15 o 20 gestiones de fichajes y solo ha fructificado una. No supimos mantener las gestiones en secreto. Querían que pagáramos futbolistas por el triple de lo que valen. Yo he dado mi opinión cuando se me ha preguntado por los fichajes. Creo que ningún club del mundo ficha jugadores sin el consentimiento del entrenador.

P. ¿Se va a salvar el Betis?

R. Para lograrlo tenemos que cambiar completamente nuestra dinámica de trabajo. Yo tengo que acertar más y nos afecta demasiado todo lo que ocurre fuera. A mí me duele el Betis igual que al aficionado. No voy a decir más, pero sí igual. Los jugadores y el cuerpo técnico nos estamos jugando nuestra vida y la de nuestras familias. No quiero que los aficionados béticos sean manipulados porque los necesitamos. Las victorias lo acaban cambiando todo y siete puntos no son una distancia insalvable.

P. Permítase un sueño.

R. Pues salvar la categoría y dejar al Betis en Primera. Para ello hay 19 jornadas por delante y un equipo que está tocado al que voy a intentar sacar adelante.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información