Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un manual de fútbol moderno

En un partido excelso, el Villarreal golea y deja en nada a una Real aturdida (5-1)

Los jugadores del Villarreal celebra uno de los goles de Uche AFP

En un partido digno de un gran equipo, el Villarreal no encontró rival en una Real confusa y aturdida ante tanto fútbol y despliegue ofensivo del conjunto castellonense, una versión moderna del Villarreal de la época de Pellegrini. En dos partidos consecutivos, ha marcado 10 goles. Fiable en defensa, preciso en el pase, veloz en el despliegue y eficaz ante el marco de Bravo, el equipo de Marcelino dio un repaso por dentro y por fuera, en corto y en largo, por tacto y actitud en un partido de ensueño y que dejó aturdida a una Real empequeñecida. En el segundo partido de la triología entre ambos equipos, Marcelino le ganó ampliamente la partida a Arrasate.

En la goleada tuvo mucho que ver la cara perfecta de los futbolistas amarillos. Aquino y Moi en las bandas, junto al lateral Mario, Bruno en la dirección y un recuperado Giovani complemento ideal de un Uche en racha. Entre ambos delanteros suman 18 goles, ocho y diez respectivamente. Y la afición de El Madrigal tuvo además el premio de ver en acción a Nahuel, un joven talento de 17 años, argentino de Rosario, desde los 14 en Vila-real y mantenido en secreto por el club ante el potencial que se le presume.

VILLARREAL, 5-REAL SOCIEDAD,1

Villarreal: Asenjo; Mario, Musacchio, Dorado, Jaume Costa; Aquino, Bruno (Pina, m 71), Trigueros, Moi Gómez (Nahuel, m. 66); Giovani (Perbet, m. 74) y Uche. No utilizados: Juan Carlos; Jokic, Gabriel, Jonathan Pereira.

Real Sociedad: Bravo; Carlos Martínez, Ansotegui, Íñigo Martínez, José Ángel; Bergara (Ros, m. 58), Rubén Pardo (Zurutuza, m. 46); Vela, Xabi Prieto, Griezmann (Mikel, m. 46); y Agirretxe. No utilizados: Zubikarai; Seferovic, Chory Castro y Zaldúa.

Goles: 1-0. M. 17. Giovani. 2-0.M. 27. Uche. 3-0. Giovani. 4-0. M. 54. Uche. 5-0. M. 57. Moi Gómez. 5-1. M. 59. Íñigo Martínez.

Árbitro: Velasco Carballo. Amonestó a José Ángel, Jaume Costa, Bruno, Vela, Ros, Íñigo Martínez

Unos 12.000 espectadores en El Madrigal.

Similares en concepto y obra, Villarreal y Real Sociedad dirimen por los mismos objetivos en la temporada, que no es otro que estar en Europa la temporada que viene, por mucho que el discurso oficial del conjunto castellonense sea prudente. Ya no cuela.

Más dispuesto en la creación, el ritmo del partido, el peso del juego, lo llevó el Villarreal. Desde el inicio y hasta el final. Nada que acompleje a la Real Sociedad más concebido para matar en transiciones rápidas. Ahí también se maneja con comodidad el equipo de Marcelino al que no le gustan los toques de más, que prefiere el vértigo a la pausa. Apenas pasado el cuarto de hora de partido, el Villarreal validó la propuesta del técnico asturiano. Un pase en profundidad de Aquino al lateral Mario, que desdobló al mexicano, llegada hasta la línea de fondo y pase atrás para que Giovani embocara a gol con su pierna derecha.

En una contra tuvo la oportunidad de resarcirse la Real por mediación de Xabi Prieto, que solo ante Asenjo no picó del todo el esférico. Perdió su ocasión y lo pagó caro. Una combinación entre Giovani, Moi Gómez y Bruno terminó en gol de Uche. Una jugada que recordaba al Villarreal de siempre, a Senna y Cazorla, a Pirès o Riquelme, a Forlán.

Y crecidos por la situación del marcador acorde con los méritos contraídos, llegó el tercero del Villarreal, al igual que el primero, de nuevo por el costado derecho, con los mismos protagonistas, en otra combinación de Aquino y Mario, una bala y un portento físico respectivamente, que sacaron los colores a José Ángel que se comía todos los amagues. Y otra vez Giovani conseguía marcar sacando lustre a su poderosa zurda. Y prosiguió la fiesta en el segundo acto con un nuevo gol de Uche y otro de Moi. Y la Real asombrada ante tanto fútbol rival. Por la que le estaba cayendo en la última jornada de la primera vuelta de la Liga y la que le podía caer tres días después en la Copa ante el mismo contrincante y en el mismo escenario.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >