Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mecenas en el Dakar

Al Attiyah financia el sueño de los gemelos Escalé, que a cambio lucen los colores de Catar

Los hermanos Oriol, a la izquierda, y Gilbert Escalé, con sus motos con el nombre de Catar.
Los hermanos Oriol, a la izquierda, y Gilbert Escalé, con sus motos con el nombre de Catar.

La primera etapa no fue como la habían soñado. Las calles de Rosario estaban repletas para despedirles a todos. Sintieron por primera vez el calor auténtico de una ciudad. Y supieron que estaban cumpliendo un sueño. Pero la cosa se torció poco después. Gilbert sufrió una avería durante la especial, antes incluso del primer control de paso, situado a 29 kilómetros de la salida. Y tras fracasar en su intento de reparar la moto, Oriol se vio obligado a remolcarlo. Fueron los últimos en pasar por aquel primer control. Iban cubriendo los 180 kilómetros de especial muy poco a poco. Hasta que el primero paró para intentar solucionar sus problemas mecánicos y el segundo siguió su curso. Oriol terminó casi tres horas después.

Oriol y Gilbert Escalé heredaron de su padre la pasión por las motos. Son gemelos y siempre anduvieron de la mano. De pequeños se enrolaron en el equipo júnior que montó Marc Coma para trabajar con jóvenes promesas. Y ahora, a los 21, los pilotos de Manlleu (Barcelona) cumplen su sueño de infancia: correr el Dakar. Dedicaron todo 2013 a prepararse para ello después de la primera negativa de la organización, que les creyó demasiado jóvenes e inexpertos y les pidió un poco de paciencia. La tuvieron. Tanta que cuando ya creyeron tenerlo todo controlado, a escasos meses de que empezara la competición, perdieron a uno de los patrocinadores que haría posible su aventura. Así que, como buenos hermanos, echaron a suertes cuál de los dos competiría. Su madre fue la mano inocente. Y Oriol el piloto afortunado. A Gilbert le tocaría hacer labores de asistencia. Hasta que la historia, popularizada a través de la página oficial del Rally, llegó a oídos de Nasser Al Attiyah. Solo entonces empezó el Dakar para los hermanos Escalé, quienes, vestidos con los colores de Catar, sufrieron de lo lindo para llegar al vivac en la primera jornada del rally.

Cuando se quedaron sin patrocinador, echaron a suertes cuál de los dos correría

Al Attiyah se encontraba en Alemania cuando conoció la historia de los gemelos. Estaba con su copiloto, Lucas Cruz, catalán como aquellos, quien fue el que le contó la anécdota. “Me impresionó. Le pedí que me buscara el contacto de la familia”, explica ahora el piloto catarí, ganador de la prueba en coches en el 2011. Cruz llamó por teléfono a Oriol (gracias a la colaboración de Catalunya Ràdio) y fue el encargado de darle la noticia. “Nasser me pidió que les preguntara qué cantidad de dinero necesitaban para poder correr los dos”, rememora Cruz. “Quería ayudarles, quiero que terminen el Dakar. Solo les pedí que a cambio llevaran los colores de Catar”, explica él.

Pero la historia sigue: Al-Attiyah quiere que los Escalé sigan corriendo rallies durante el 2014. “Los llevaré seguro a las pruebas de Abu Dhabi y de Catar. Estoy convencido de que pueden convertirse en profesionales. Son jóvenes y hay que echarles una mano”. El catarí aspira también a montar un equipo de motos en el futuro. De modo que esto le sirve de iniciación. “Hablaré con Coma para que me ayude a guiarlos; es el mejor, seguro que me da buenos consejos”. De momento, solo les había dado dos: “Que vayan siempre juntos y que no tomen riesgos, deben llegar a Valparaíso”, les dijo. El primer día la tarea se les complicó. Y mientras, el mecenas del Dakar se estrenó con el tercer mejor tiempo en la primera etapa, por delante de Roma, Sainz y Peterhansel.

RESULTADOS: Clasificaciones. Motos: 1. Joan Barreda (Honda), 2h 25m31s. 2. Marc Coma (KTM), a 37s. 3. Cyril Despres (Fra/Yamaha), a 1m40s. Coches: 1. Sousa (Por/Haval), 2h20m36s. 3. Al Attiyah (Cat/Mini), a 47s. 4. N. Roma (Mini), a 1m15s. 5. C. Sainz (SMG), a 4m3s. Hoy: San Luis-Rafael.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.