Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mandela, inspiración y multa

La federación turca sancionará a Drogba por homenajear al líder sudafricano ● El Everton crece con Roberto Martínez y se cae el United con David Moyes ● Solo el Leverkusen, eterno segundón, le aguanta el pulso al Bayern de Guardiola en Alemania ● Los niños no son bien recibidos en los estadios italianos

Drogba, en su homenaje a Mandela. Ampliar foto
Drogba, en su homenaje a Mandela. AFP

Nelson Mandela no solamente fue una inspiración en el rugby y, en concreto, en el Mundial de Sudáfrica que impulsó la reconciliación de su país en 1995. También alcanzó al fútbol. Y a decenas de jugadores africanos a quienes su ejemplo les tocó el corazón. Didier Drogba fue el más destacado. Y nada más natural que, tras la muerte del líder sudafricano la pasada semana, el delantero marfileño, de 35 años, quisiera mostrarle públicamente su agradecimiento. "Gracias, Madiba", mostró en su camiseta interior tras la victoria del Galatasaray ante el Elazigspor (2-0) el pasado viernes. "Descansa en paz, Nelson Mandela", le secundó su compañero y compatriota Emmanuel Eboué, lateral derecho. Un sencillo gesto de despedida mal acogido por la federación turca de fútbol, que ha citado a ambos jugadores para sancionarlos. La letra del reglamento prohíbe el uso de mensajes políticos en las camisetas de los futbolistas. Otra cosa es el espíritu. Y no solamente sucede en Turquía. La federación española multó con 3.000 euros a Kanouté en enero de 2009 por lucir en su zamarra sevillista la palabra Palestina, en un partido de Copa del Rey ante el Depor en el Sánchez Pizjuán. Madiba está muy por encima de cualquier reglamento.

El Leverkusen, un Poulidor que aguanta

El Bayer Leverkusen es el eterno Poulidor de la Liga alemana, casi siempre a las puertas de algo grande, como en 2001-02, cuando fue subcampeón de todo, también de la Champions conquistada por el Madrid en Glasgow. Le acompañan cinco subcampeonatos de Liga y ningún título en esta competición. Tuvo dos éxitos, una en la Copa de la UEFA de 1988, y otro en la Copa alemana, la Kopal, de 1992. Pero es un equipo que siempre da la cara. Y cuando se ha desinflado el Borussia Dortmund, víctima de las bajas en su defensa, el conjunto de Sami Hyypia, ese larguirucho central finlandés que triunfó en el Liverpool, es el único a tiro de piedra del poderosísimo Bayern, a cuatro puntos. Para ello, ganó el sábado al Borussia en el Westfallenstadion (0-1, gol del surcoreano Son). Frente a la exuberancia del Bayern, el Leverkusen supone un aprovechamiento máximo de sus limitados recursos. Equipo para jugar a la contra, muy junto, afianzado por la brillantez de su joven portero Leno (el español Palop todavía no ha debutado) y estirado por la velocidad de Sam y la puntería de Kiessling (nueve tantos, a dos del máximo goleador, Lewandowski).  

David Moyes: se cae el United, crece el Everton

Deulofeu, tras marcarle al Arsenal. ampliar foto
Deulofeu, tras marcarle al Arsenal. REUTERS

El Manchester United fue Alex Ferguson durante 27 años. Hoy ha perdido la fuerza como un Sansón sin melena, noveno clasificado, a 13 puntos del Arsenal. Y el técnico ungido por Ferguson para sustituirlo, el escocés David Moyes (50 años), parece empeñado en engrandecer a su tutor con la pequeñez del juego del United, solo ventilado por agónicos coletazos de Rooney. Se cae el Manchester mientras crece el Everton, exequipo dirigido 11 años por Moyes. Revitalizado por el técnico español Roberto Martínez (40), que empató este domingo en casa de líder con un golazo de Deulofeu tras haberse avanzado Özil en el estadio Emirates (1-1). El niño prodigio catalán acapara los elogios de la prensa británica, aunque detrás hay un entrenador con una enorme proyección, empeñado en convertir a los toffies, quintos, en uno de los conjuntos más rocosos de la Premier. Salvo la ligera ventaja del Arsenal, la cabeza de la Liga inglesa es un pañuelo. Aguanta segundo el Liverpool, desatado por el insaciable Luis Suárez, autor de tres tripletes al Norwich (el último el pasado miércoles) y 14 goles en el presente campeonato. On fire Suárez, nadie parece capaz de detenerlo.

Los estadios, hostiles para los niños

Los estadios no son lugares para niños en Italia, según se quejan desde hace años distintos sectores profesionales del calcio. Demasiada violencia y demasiado racismo. Y para una vez que el Juventus decide promover su comparecencia al invitar a 12.000 chavales a uno de los fondos detrás de la portería, le sale rana. El juez deportivo Gianpaolo Tosel sancionó al Juventus con 5.000 euros por los insultos de los "jovencísimos" aficionados dirigidos al portero del Udinese Zeljko Brkic, en el Juventus Stadium, el domingo pasado. Los pequeños tifosi imitaron lo peor de sus mayores. La mala educación sigue en el calcio. Aunque sea un juego de niños comparado con la moda en los estadios ingleses de utilizar a niños de ocho años para entrar bengalas en sus bolsas o debajo de sus ropas. Los estadios españoles siguen siendo espacios festivos y agradables para los niños. Aunque algunos clubes, como el Barça, hayan pensado en restringir su presencia. Eso es pan para hoy y hambre para mañana. 

 

 

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.