Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça emerge ante el Fenerbahçe

Nachbar y Papanikolaou rehabilitan al conjunto azulgrana, que se redime ante el coriáceo equipo de Obradovic

Abrines entra a canasta ante Onan. Ampliar foto
Abrines entra a canasta ante Onan. EFE

Las huellas dactilares del Barcelona en un partido prematuramente dramático dejaron pistas desconcertantes: un primer cuarto azulgrana de ensueño (35-15), un desplome vertiginoso (de un 52-28 a un 59-55), una recuperación a tirones (76-62) y un final dulce (94-81). Tras cinco días de remordimientos y examen de conciencia por la mala imagen y el descalabro en Santiago de Compostela, el Barcelona se redimió ante el Fenerbahçe, un rival muy exigente, invicto en la Euroliga, con magníficos jugadores y el entrenador más laureado en la Euroliga. El berrinche de Zeljko Obradovic fue sobrecogedor en un primer tiempo muerto al que su equipo llegó hecho papilla. Los triples de Nachbar, el dinamismo de Papanikolaou, la picardía de Navarro, la sociedad formada por Marcelinho y Tomic y el ímpetu de un Barça deseoso de reconciliarse consigo mismo y con la afición, trazaron un inicio de partido demoledor para el Fenerbahçe.

La irrupción de McCalebb —al que Obradovic dejó de entrada en el banquillo en beneficio del prometedor Sipahi, de 18 años— rompió la excelente defensa del Barcelona. Los 15 puntos del base estadounidense y los siete de Bjelica propiciaron un punto de inflexión. Le costó a la escuadra azulgrana echarles el lazo. Y el Barcelona se extravió también en ataque.

El equipo de Obradovic dominó en todas las facetas durante ese tramo. Mediado el tercer cuarto ya se había recuperado del rapapolvo inicial, gracias sobre todo a los triples: 13 de 23. Llegó a mostrarse incluso amenazador para un Barcelona que sufrió un bajón vertiginoso. Pero el equipo de Pascual, superior en el rebote (41-25), se recuperó. Sada contuvo a McCalebb, Papanikolaou mantuvo a raya como todo el partido al croata Bogdanovic, Kleiza apenas dio señales de vida y Nachbar brilló como nunca: 23 puntos y nueve rebotes. El Barcelona pasó página de la pesadilla del Fontes do Sar.

BARCELONA, 94; FENERBAHÇE, 81

Parciales: 35-15 | 17-25 | 22-22 | 20-19

Barcelona: Marcelinho (4), Navarro (13), Papanikolaou (18), Nachbar (23), Tomic (12) —equipo inicial—; Dorsey (2), Sada (8), Abrines (2), Todorovic (3), Hezonja (0) y Lampe (23).

Fenerbahçe: Sipahi (7), Bogdanovic (8), Preldzic (20), Bjelica (20), Vidmar (4) —equipo inicial—; McCalebb (22), Onan (0), Kleiza (0) y Zoric (0).

Árbitros: Gkontas (Grecia), Boltauzer (Eslovenia) y Shulga (Ucrania).

Palau Blaugrana. 5.494 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información