Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El estadio menguante

El Valencia rebaja las prestaciones y el aforo del que será su nuevo estadio mientras busca inversores

Presentación del proyecto de Mestalla. VÍDEO: ATLAS diario as

Sin un euro en las arcas, sin encontrar hasta la fecha un inversor que quiera capitalizar al Valencia, el club de Mestalla ha presentado la retocada maqueta del que será su nuevo estadio, cuyas obras se encuentran paralizadas desde febrero del 2009 y tras haber desembolsado 130 millones (90 según el club) en él hasta la fecha. El estadio que tenía un presupuesto inicial de 300 millones para su construcción y que iba a ser un icono arquitectónico mundial, “el mejor estadio del mundo”, según Juan Soler, el expresidente del Valencia e impulsor en su día del proyecto, va menguando en calidad y prestaciones. “La situación económica no es la misma que hace unos años. Tenemos que optimizar costes ajustados a los tiempos que corren”, explicó Mark Fenwick, el arquitecto encargado de la pretendida faraónica construcción.

Reducir el aforo, pasando de 75.000 espectadores del boceto inicial a 61.500, es la primera solución adoptada para rebajar costes. Con los 32.000 abonados que en la actualidad tiene el Valencia, sobra aforo por todos los lados. A la vez, un estudio meteorológico, confirma que en Valencia apenas llueve, no más de tres partidos por temporada. Así pues, se reducirá también la cubierta de acero, con lo cual las primeras filas de la grada estarán a la intemperie. El 75 porciento del estadio estará a cubierto, el mínimo aconsejable para que sea considerado un recinto de primer nivel. Las 3.500 plazas de aparcamiento subterráneo, que iban a ser un caos de entradas y salidas, también quedan eliminadas. Los materiales para terminar la construcción también sufrirán una reducción de calidad y precio.

En definitiva, desde el club, con una deuda cercana a los 300 millones de euros, piensan que con 100 más se puede concluir el estadio, que seguirá conservando el diseño original y que generaría ingresos atípicos que ayudarían a revitalizar la economía del club. Todas las buenas intenciones chocan con la realidad. ¿Quién invierte en el Valencia? En la actualidad, mientras deportivamente el equipo de Djukic no transmite nada y espanta aficionados de Mestalla, el presidente, Amadeo Salvo, que la semana anterior estuvo en Asia vendiendo el proyecto del Valencia, busca desesperadamente los millones que salven al club ché.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información