Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Provincial da carpetazo a la denuncia por abusos sexuales contra Carballo

El auto considera los hechos prescritos y no ve razón para continuar con la investigación

Jesús Carballo, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Ampliar foto
Jesús Carballo, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. CORDON PRESS

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado los recursos presentados por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y la exgimnasta Gloria Viseras contra la decisión de cerrar la investigación sobre supuestos abusos sexuales por parte de Jesús Carballo, seleccionador nacional durante más de 30 años. El auto, que adelantó ayer el programa Al primer toque de Onda Cero, fundamenta la decisión en que los hechos han prescrito y no se han encontrado indicios de delitos posteriores. El auto tampoco aprecia "temeridad ni mala fe" en los recurrentes por lo que declara las costas de oficio. Contra esta decisión no cabe recurso.

“Debe rechazarse la continuación de la investigación en sede judicial, por no existir indicio alguno de conducta delictiva no prescrita del denunciado”, se puede leer en el auto de la Sección 29ª de la Audiencia Provincial de Madrid, cuyo ponente ha sido el magistrado Francisco Ferrer Pujol, y que han colgado en Twitter personas del entorno de Carballo. La denunciante y el CSD han asegurado esta mañana no haber recibido aún la notificación correspondiente.

Los hechos denunciados, que la investigación policial consideró totalmente veraces, se remontan a finales de los años 70, cuando Viseras era menor de edad y formaba parte del grupo que entrenaba Carballo y del equipo nacional. Otra gimnasta del equipo declaró ante la policía que fue testigo presencial de esos abusos y que ella misma logró atajar un intento de acercamiento sexual. Unos días después de hacerse pública la denuncia una tercera gimnasta, de finales de los 80, aseguró haber vivido episodios de naturaleza sexual con Carballo cuando era menor, aunque no presentó una denuncia formal.

Este tipo de delitos prescriben transcurridos 20 años como máximo desde que la víctima cumple la mayoría de edad. En el caso de Viseras, tal y como recoge el auto, han pasado entre 30 y 37 años. A pesar de ello el CSD, que apartó a Carballo de su puesto a finales de enero a raíz de la denuncia, quiso recurrir el sobreseimiento provisional dictado por el juzgado número 11 de Madrid porque consideró que la investigación no estaba agotada. Los jueces no lo ven así y citan en su auto que la investigación policial tomó declaración a seis gimnastas que entrenaron a las órdenes de Carballo entre 1998 y 2012 y que “ninguna de ellas ha manifestado haber sufrido, visto o conocido, por parte del denunciado, acto de índole sexual alguno”.

A pesar de la resolución, el CSD no tiene previsto dejar que Carballo, que tiene 69 años, vuelva a la sala del Centro de Alto Rendimiento de Madrid donde se entrena el equipo nacional, aseguran fuentes del organismo, que es propietario de la instalación. Los abogados del entrenador no han decidido aún si pedirán la restitución del seleccionador en su puesto.

Aún está pendiente la demanda por despido improcedente que presentó el exseleccionador contra la Federación Española de Gimnasia que preside su hijo Jesús Carballo.

Más información