Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Boston borra el último rastro de la ‘Maldición del Bambino’

Los Red Sox derrotan a los Cardenales de San Luis y ganan su octavo título, el primero en Fenway Park en 95 años

Uehara y Ross celebran la victoria de los Red Sox.
Uehara y Ross celebran la victoria de los Red Sox. J. SQUIREA

La Serie Mundial de 1918 se jugó en Fenway Park, el estadio de béisbol más antiguo en uso. La eliminatoria de siete partidos que define al campeón de las Grandes Ligas la ganaron los Red Sox de Boston, de la mano del legendario bateador Babe Ruth. Dos años después, Ruth se fue a los Yankees. Boston no ganaría otro campeonato hasta 2004, 86 años después. Le llamaron la Maldición del Bambino y los Red Sox han roto esta noche uno de sus últimos vestigios. Han ganado su octava serie mundial en Fenway Park, que no había visto un campeonato en 95 años.

En las Grandes Ligas de EE UU solo participan equipos norteamericanos, todos estadounidenses salvo los Blue Jays de Toronto (Canadá). Pero poco importa. La final del campeonato se llama Serie Mundial. Se juegan hasta siete partidos y el vencedor de cuatro es el ganador. A los Red Sox le han bastado seis. El año pasado habían terminado en el último lugar. Una de las estrellas de Boston fue un japonés, el pitcher Junichi Tazawa. Pero la gran figura del partido fue el dominicano David Ortiz, Big Papi. Ortiz, fundamental para las victorias de los medias rojas, ha sido nombrado el jugador más valioso.

La victoria final de esta noche de los Red Sox comenzó a escribirse tras un doble de tres carreras perpetrado en la tercera entrada por Shane Victorino, que se había perdido los dos partidos anteriores por una lesión. El marcador quedó en siete carreras a una, una contundente victoria para cerrar una Serie Mundial que los de rojo parecían haber perdido después del tercer partido, decidido por una polémica jugada de último minuto y que terminó con una ajustada victoria de los Cardenales.

El béisbol, el rey de los deportes (al menos para Estados Unidos, aunque también es muy popular en algunos países de Sudamérica, el Caribe y Japón), es un deporte de estadísticas y efemérides. Los Red Sox son uno de los dos equipos que han conseguido ganar una Serie Mundial después de finalizar en el último lugar de la tabla el año anterior.

Los Red Sox han ganado tres títulos desde que rompieron la maldición en 2004 y así se sacuden, por tercera vez en cada 10 años, el supuesto gafe que pendía sobre su equipo. Un gafe que tenía hasta Fenway Park: la inauguración del estadio, en 1912, quedó olvidada en los medios de comunicación por el hundimiento del Titanic, ocurrido apenas unos días antes.