Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bill Sharman, una leyenda de los Celtics y de los Lakers

Fallece el ganador de cuatro anillos como base del equipo de Boston y el entrenador del equipo de Chamberlain y West que hizo historia en 1972 en Los Ángeles

Bill Sharman, ante los Hawks en 1958
Bill Sharman, ante los Hawks en 1958 AFP

Bill Sharman fue un personaje excepcional en la historia del deporte, capaz de sobresalir en varias disciplinas y convertirse en una leyenda de los dos equipos más emblemáticos de la NBA, los Celtics y los Lakers. Brilló como jugador, como entrenador, antes de alcanzar la presidencia del equipo californiano. Sharman, de 87 años, ha fallecido en su casa de Redondo Beach, Los Ángeles, después de que la pasada semana sufriera un derrame cerebral, según informó su esposa, Joyce.

William Walton Sharman, nacido en mayo de 1926 en Abilene, Texas, debutó en la NBA en octubre de 1950. Fue el escolta de los Celtics, el mejor equipo en la historia de la NBA, al menos en cuanto a títulos se refiere. Bajo la dirección de Red Auerbach, aquella escuadra ganó nueve títulos, ocho de forma consecutiva, desde 1957 a 1966, y a ellos, ya con Bill Russell como técnico, añadió otros dos en los tres años siguientes

Como jugador de los Celtics, Sharman fue ocho veces All Star y promedió 17,8 puntos a lo largo de su carrera, iniciada cuando tenía 24 años con los Washington Capitols. Dejó un recuerdo imborrable por su acierto en los tiros libres, con un porcentaje del 88,3%. Sin embargo, solo conquistó cuatro anillos de aquella racha impresionante del equipo de Boston (1957, 1959, 1960 y 1961) porque, tras 11 temporadas en la NBA y con 34 años, decidió retirarse como jugador.

Bill Sharman, en 2012 ampliar foto
Bill Sharman, en 2012 ap

Diez años después, en el verano de 1971, Sharman fue fichado como entrenador de los Lakers, que desde 1962 a 1970 habían llegado siete veces a la final sin lograr ganar ninguna de ellas, seis veces derrotados por los Celtics. Pero, en esa primera campaña con Sharman en el banquillo, los Lakers marcaron un hito. De la mano de Wilt Chamberlain, Jerry West y Gail Goodrich ganaron el título tras establecer un récord de 33 victorias consecutivas y superar a los New York Knicks en la final. Fue el primer título de los Lakers una vez instalados ya en Los Ángeles, después de los cinco primeros obtenidos cuando estaban radicados en Minneápolis. Sharman dirigió a los Lakers cuatro campañas más antes de convertirse en su manager general y después en su presidente.

Sharman fue elegido para el Salón de la Fama como jugador en 1976 y como entrenador en 2004 y se unió así a John Wooden y Lenny Wilkens, como el único que ha sido distinguido en ambas facetas. En 1996 fue elegido como uno de los 50 mejores jugadores en la historia de la NBA, que entonces cumplía 50 años de existencia. Sharman compitió también en su juventud en fútbol americano, tenis, atletismo, boxeo y béisbol. En este último deporte llegó a disputar la liga profesional con los Brooklyn Dodgers durante cinco temporadas.

“Su importancia para la franquicia de los Lakers en los últimos 42 años no puede ser resumida en palabras. Su conocimiento y su pasión por el juego son insuperables.. Además de su grandeza como jugador, entrenador y ejecutivo, Bill fue una de las mejores y más humildes personas que he conocido”, fue la reacción de la presidenta de los Lakers, Jeanie Buss.