Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Mundial de motoclicismo 2013

MotoGP está que arde

Yamaha insiste en denunciar el choque de Márquez con Lorenzo en Australia cuando el campeonato vuelve a estar abierto

Marc Márquez, en segundo término.
Marc Márquez, en segundo término. ap

Pese al batacazo que se dio en Australia, donde fue descalificado por equivocar la estrategia en una parada obligatoria a las puertas de su garaje, Marc Márquez sigue siendo el líder de MotoGP. Tiene 18 puntos de ventaja sobre el segundo, Jorge Lorenzo, y el Mundial en sus manos. Pero aunque él defiende —y su historial le avala— que se maneja bien en los momentos de presión, los hay que esperan otro error. Como Yamaha, que le busca las cosquillas. Fue el director de Yamaha, Lin Jarvis, el primero en pedir la descalificación de Márquez en cuanto observó el error y vista la lenta reacción de dirección de carrera. Y fueron otros dos miembros de la fábrica de los diapasones los que se presentaron ya terminada la prueba en dirección de carrera para pedir explicaciones por la acción en la que el piloto de Honda se toca con Lorenzo. Quieren que se mire con lupa a Márquez, que con tres puntos de sanción este curso está a uno de ser castigado con salir el último. Apenas le quedan dos carreras a este Mundial.

El domingo pasado, equivocada la entrada en el pasillo de garajes a mitad de la prueba, reinó la confusión durante unos minutos sin que el corredor, que siguió a lo suyo, se percatara. Dirección de carrera tardó en mostrar la sanción al piloto con bandera negra y este regresó a la pista. Al incorporarse por un carril que ya se había alargado expresamente para evitar incidentes —no son habituales en MotoGP las paradas en el taller en plena prueba— se tocó con Lorenzo. El choque, que se produjo a la altura de la curva Doohan, la primera, responde al movimiento de Márquez por buscar la trazada buena y a una línea inusual en el dibujo de Lorenzo, como él mismo admitió, que se abrió más de la cuenta en ese punto. Es más, el mallorquín no le dio mayor importancia al terminar la carrera y repartió por igual las culpas.

“Dirección de carrera tiene una opinión y nosotros otra”, explicó Meregalli, que insiste en celebrar una reunión con Webb para visionar las imágenes del momento

Al llegar a tierras japonesas su discurso ya no era el mismo: “He cambiado de opinión”, dijo. “Creemos que en la salida del pit lane Marc no dio prioridad a los pilotos que llegábamos a más velocidad”, explicó. Es la versión que defiende Yamaha: dos de los responsables del equipo, Wilco Zeelenberg y Massimo Meregalli, hablaron con Mike Webb, director de carrera, para pedirle explicaciones por esa acción aquel mismo domingo. Podrían haber reclamado porque estaban dentro de la hora fijada por el reglamento, en la que se admiten quejas por escrito, pero declinaron hacerlo. “Dirección de carrera tiene una opinión y nosotros otra”, explicó Meregalli, que insiste en celebrar una reunión formal con Webb para visionar todas las imágenes del momento. “Queremos ver la acción desde tres ángulos diferentes, como ellos dicen que han hecho”, apunta. Lo harán este viernes. Y aunque no han exigido formalmente un castigo —“Yamaha intentó presionar para que sancionaran a Márquez”, declaró ayer Lorenzo—, siguen apretando para que se observe con mirada crítica cada movimiento del de Honda, que puede proclamarse campeón este fin de semana.

“A Marc le persigue su historia. En Moto2 le faltaba tener más respeto por los otros pilotos, pero en MotoGP lo ha mejorado mucho. En el toque con Lorenzo en Phillip Island fue correcto, pero como tiene ese historial, todos se alarman al verlo implicado en otro incidente”, reflexionó Webb, quien en declaraciones a Catalunya Ràdio explica que el debutante miró hasta tres veces antes de incorporarse a la pista: “Y, además, no lo hizo bruscamente. Nosotros revisamos cada vuelta de la carrera de Jorge y la única en la que se pasa de frenada es en la que se toca con Márquez”, sentenció. Rotundo. Esta vez Márquez no se equivocó. Fue un lance de carrera. Pero le miran con lupa. Él, insiste, responde en la pista.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información