JAGOBA ARRASATE | Entrenador de la Real

“Vengo de regional, pero todo es fútbol”

Arrasate, ayer en Old Trafford.
Arrasate, ayer en Old Trafford.Alex Livesey / Getty Images

A las 20.45 hora española (19.45 en Inglaterra), Jagoba Arrasate (Berriatua, Vizcaya, 1978), entrenador de la Real Sociedad, pisó ayer por primera vez Old Trafford, en el entrenamiento de su equipo. Como jugador y como técnico hasta ahora era un sueño imposible: Jagoba nunca sobrepasó la línea de la Segunda B y así resulta difícil jugar en el teatro de los sueños, incluso para un seguidor del Liverpool, aunque la mitomanía no figure en su manual de sensaciones. El vértigo del fútbol le ha propuesto todos los retos de un golpe: entrenar a un equipo de Primera, disputar una Champions y jugarse ante el Manchester United el ser o no ser de la Real en este torneo. Una derrota —sería la tercera en tres partidos— le aboca al infierno, pero una victoria le devolvería la vida. La ilusión, amén del juego recuperado tras ganar en Valencia, son sus principales argumentos ante un rival que tampoco alardea estos días.

Pregunta. ¿Se puede saber qué dijo cuando el presidente de la Real, Jokin Aperribay, le ofreció la posibilidad de ser primer entrenador? ¿Qué cara puso, usted que venía de dirigir al juvenil y a equipos de Tercera, y de ayudar a Montanier como segundo?

Respuesta. Bueno, hay que tener en cuenta que no fue una sorpresa absoluta. Se venía hablando de esa posibilidad a nivel interno, aunque no dejaba de ser una posibilidad, pero eso implica que ya vas interiorizando una situación a la que quizás tengas que dar respuesta. Cuando ocurrió solo dije dos cosas tan rotundas como obvias: que me sentía capacitado para asumir esa responsabilidad y que, desde luego, iba a hacer lo mejor posible para administrar la herencia de un equipo que había sido magnífico en la Liga española y que disputaba una Liga de Campeones. La verdad es que no me pilló de sopetón, aunque si así hubiera sido habría dicho lo mismo, porque era lo que pensaba y lo que sentía. Digamos que puse cara de alegría aunque a veces la alegría va por dentro.

Nunca he sido un mitómano, pero yo la verdad es que era más del Liverpool”

P. Y ahora se ve en Old Trafford, en un campo y un banquillo mítico en el que ya no está Ferguson, con 35 años, los mismos que tiene Rio Ferdinand, tratando de intimidar a uno de los equipos míticos de Inglaterra. ¿De joven, no sería usted del United?

R. Pues no. La verdad es que yo era más del Liverpool. No sabría decir por qué. Nunca he sido un mitómano del fútbol, pero me tiraba el Liverpool. También me ocurría en la Liga alemana: en general la gente era del Bayern y, sin embargo, yo era del Dortmund. También era más del Milan que del Juventus. Pero al margen de eso, jugar un partido en Old Trafford es jugar un partido en Old Trafford. Eso lo dice todo.

P. Dicen que Bielsa antes de que el Athletic ganase 2-3 al United hace dos años les dijo a sus futbolistas que jugar en Old Trafford es un sueño, pero ganar era una realidad. ¿Teme que el escenario predomine sobre el guion del partido?

R. Está claro que es un partido histórico para la Real y que jugar en escenarios míticos es algo que nunca se olvida. Pero lo cierto es que no solo queremos estar en Old Trafford, queremos ganar en Old Trafford, porque si no lo hacemos tendremos pocas opciones de seguir en la competición. Y se trata de eso. No se trata de jugar en un campo, sino de jugar en todos los campos posibles. Los míticos y los insospechados. Cuantos más campos nos reciban, mejor noticia será para la Real.

P. ¿La Real está pagando la novatada en un torneo de élite?

R. No estoy de acuerdo. No nos ha faltado experiencia, nos ha faltado acierto. Nos faltó en Alemania para convertir en gol las oportunidades que tuvimos en la segunda mitad y, luego, lo pagamos en el último minuto, y nos faltó contra el Shakhtar en Anoeta, donde malgastamos muchas situaciones favorables. Es cuestión de acierto, y eso en los momentos señalados se tiene o no se tiene.

Lo que me llama la atención de Giggs es que en 20 años solo ha conocido un técnico”

P. El Manchester United no está precisamente ahora en su momento más glorioso: octavo en la Premier, poco hilvanado en su juego y con algunos tropiezos inesperados. Pero en la Champions es un manual de experiencia.

R. Sí, ellos tienen más experiencia, pero nosotros tenemos más ilusión. Tampoco me vale pensar que el Manchester no está bien porque es octavo en la Premier. Lo importante es que el United no necesita jugar bien para ganar, porque tienen mucha dinamita arriba que puede explotar en cualquier momento. Van Persie, Rooney, Chicharito, Welbeck, Janujaz... Pero nosotros estamos jugando contra ellos y eso es por algo.

P. Conocida su pasión por el análisis, se habrá empollado todas las variantes del rival... Pasa por ser un analista empedernido.

R. Yo era más del fútbol regional, pero la vida en cada momento te exige respuestas singulares. Ahora toca el Manchester, pero todo es fútbol.

P. Se le ve en los rondos de los entrenamientos. ¿Nostalgia?

El United no necesita jugar bien para ganar, porque tienen mucha dinamita arriba que puede explotar en cualquier momento"

R. Lo hago cuando falta alguno. No estoy para esos trotes.

P. Pero no me negará que cuando empiece el partido envidiará a los futbolistas

R. Ellos son unos privilegiados por poder jugar este partido. Pero al final, unos y otros, jugadores y técnicos, nos cambiaríamos por la afición, que disfruta al máximo de estos partidos y a la que nos debemos sobre todas las cosas. Yo soy socio de la Real, he seguido como tal muchos partidos fuera de casa... Es su fiesta. Y nuestro trabajo es el alimento de su fiesta. Solo deseamos que no se queden con hambre.

P. Quizás juegue Giggs, jugador y ayudante del entrenador, que es cinco años mayor que usted...

R. Cuando le ves estás viendo a una institución. Pero lo que más me llama la atención no es su calidad, que la tiene, su saber hacer, que lo tiene, su longevidad, que ahí está, sino el hecho de que ha estado más de dos décadas en el Manchester United y prácticamente solo ha conocido un entrenador, Alex Ferguson. Ahora juega con Moyes, pero a la vez es su ayudante en el banquillo. Eso es lo verdaderamente sorprendente

P. Usted es más joven. ¿No le da envidia?

R. Yo no era ni rápido ni alto ni fuerte. Quizás esas eran tres de las diferencias.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50