_
_
_
_
_

México elige a su cuarto entrenador en cinco partidos

El entrenador del América, Herrera, sustituye a un Vucetich, que reconoce la superioridad de EE UU en la región

Miguel 'El Piojo' Herrera, nuevo seleccionador de México.
Miguel 'El Piojo' Herrera, nuevo seleccionador de México. M. Guzmán (EFE)

La Federación Mexicana de fútbol hizo oficial este viernes la destitución del veterano Víctor Manuel Vucetich, tan solo dos partidos después de que se hiciera cargo del equipo, y anunció la contratación de Miguel Herrera, el entrenador del América. Vucetich se va con el gesto torcido y reconociendo que mientras otros equipos de la región como Estados Unidos y Costa Rica han progresado, México se ha estancado. "Es tiempo de analizar", subrayó tras conocer su despido.

Herrera (Hidalgo, 1968) es el cuarto técnico que dirigirá a México en los últimos cinco partidos de clasificación al Mundial (11 puntos de 30 posibles) tras José Manuel de la Torre, el interino Luis Fernando Tena, quien fuera responsable del oro olímpico en Londres, y el propio Vucetich. Una fuente oficial de la federación confirmó horas antes del anuncio que el Piojo, como se conoce a este entrenador estridente y de fuerte carácter, iba a dirigir al Tri en la repesca contra Nueva Zelanda, a la que tendrá vencer si quiere estar en Brasil 2014.

El técnico viene acompañado de todo su cuerpo técnico y la idea es que replique el éxito que estaba teniendo con su equipo, campeón del pasado torneo local. De hecho se está agilizando la nacionalización del futbolista argentino Rubens Sambueza, clave en su esquema. La poderosa Televisa, propietaria del América y con mucho poder en la federación, conformada por los dueños de todos los equipos, marca ahora más que nunca el rumbo del combinado nacional.

El ruido que generó la derrota en Costa Rica (2-1) ha terminado llevándose por delante a Vucetich. Estados Unidos, con sus goles en el descuento a Panamá, metió a México de rebote en la repesca. Clasificarse ayudado por el más acérrimo enemigo provocó la repulsa de los aficionados mexicanos, cada vez más desencantados con su selección. Lejos quedan los días en los que México se paseaba por la Concacaf frente a países pequeños o con poca tradición futbolística.

El puesto de seleccionador no es precisamente un empleo estable. Justino Compeán, mandatario de la Femexfut, fue el encargado de anunciar públicamente la contratación de Herrera pero matizó que no tiene asegurado ser el entrenador a largo plazo. "La responsabilidad de Miguel Herrera es clasificarnos. Estará estos dos partidos, ya después se analizará si irá al Mundial", dijo. Sus palabras convirtieron a Herrera en un interino. Pese a que México no ha cosechado grandes éxitos en las citas mundialistas, la federación maneja unos presupuestos millonarios, inflados con el dinero de las televisoras. Su ausencia en el mayor escaparate del fútbol adquiere el rango de tragedia.

Vucetich, enterado de su destino, quiso poner en evidencia la mala planificación de la federación, a la que se le acusa de no haber sabido digerir el éxito en Londres. "Si me hubieran dicho que eran solo dos partidos no hubiera aceptado", reconoció el técnico. A continuación expuso una verdad dolorosa: "Creo que debe existir prudencia para hacer un proyecto más profundo, dejándolo bien cimentando. Estados Unidos lleva 10 años trabajando de la misma manera. Yo diría que ellos se han superado y lo vemos en diferentes ámbitos: en el aspecto táctico, no sé si en el aspecto técnico pero en el físico nos han superado". De todos modos, Vucetich no se mostró igual de locuaz tras perder en Costa Rica, donde evitó agradecer nada a EE UU y justificó el mal juego de los suyos.

La transición va a ser más convulsa de lo esperado. Vucetich se va alegando que él se enfrentó a equipos norteamericanos que han subido mucho su nivel mientras que el Piojo Herrera tendrá que doblegar a la a priori débil Nueva Zelanda. Ni un respiro a su colega entrante. Sin el realista Carlos Vela por motivos desconocidos y con un banquillo inestable, México busca sellar su presencia en Brasil el verano que viene. El camino no está resultando nada apacible.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan Diego Quesada
Es el corresponsal de Colombia, Venezuela y la región andina. Fue miembro fundador de EL PAÍS América en 2013, en la sede de México. Después pasó por la sección de Internacional, donde fue enviado especial a Irak, Filipinas y los Balcanes. Más tarde escribió reportajes en Madrid, ciudad desde la que cubrió la pandemia de covid-19.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_