“Tenemos la obligación permanente de ganar”

Moyà se presenta como capitán de España marcando como objetivo ineludible el título de 2014

Moyà, en la presentación como capitán de España. VÍDEO: ATLAS.Foto: atlas

Carlos Moyà, exnúmero uno mundial, ya es oficialmente capitán de la Copa Davis para 2014, pero en la Federación se le ve como algo más. El mallorquín, de 37 años, es un símbolo, un reactivador para la mejor generación de la historia del tenis español, debe ser, sueñan los federativos, “un punto de inflexión”. “Si hay algún momento histórico en el tenis español, un punto de inflexión, fue en 1999, cuando la persona que está a mi izquierda fue el primer número uno del tenis español y demostró que nuestro tenis era capaz de grandes logros y grandes gestas. De alguna manera nos demostró de lo que éramos capaces, de lo que podíamos llegar a ser”, explicó José Luis Escañuela, el presidente de la Federación. “Contar con él ahora es una apuesta interesada. Tenemos interés en que estos jugadores que lo han sido todo puedan aportar su sabiduría (…) Nuestro mayor reto es conseguir la sexta Ensaladera. (…) Creemos que de la mano de Moyà se puede repetir ese punto de inflexión”.

De la mano de Moyà se puede repetir un punto de inflexión” Escañuela, presidente de la RFET

El lunes, España celebrará que por primera vez tiene dos tenistas entre los tres mejores del mundo (Rafael Nadal y David Ferrer). Cuenta también con dos dobles hipercompetitivos, Marcel Granollers y Marc López (campeones de la Copa de Maestros) y Fernando Verdasco y David Marrero (que le da la flexibilidad de poder contar con el madrileño para los individuales). Tiene a 14 compatriotas entre los 100 mejores tenistas del planeta. Sin embargo, para juntar esos magníficos mimbres, Moyà tendrá que restañar las heridas abiertas entre 2012 y 2013 (Robredo y Feliciano se prepararon para jugar y no lo hicieron); convencer a Nadal y Ferrer de que se alineen; encontrar su espacio como autoridad frente a unos tenistas que eran sus compañeros hasta ayer; y armonizar su convivencia con Albert Costa, el director deportivo, campeón de Roland Garros y un hombre que ganará peso en las decisiones técnicas.

Estoy muy ilusionado por tomar el mando de este maravilloso equipo" Moyà, nuevo capitán

“Estoy muy ilusionado, contento de tomar el mando de este maravilloso equipo, en el que me voy a juntar con los que fueron mis compañeros hasta hace poco”, resumió Moyà. “La final en Sevilla [en 2004, logró el punto decisivo] fue algo que nunca olvidaré, que todavía me pone los pelos de punta, con 27.000 personas, el récord de espectadores. Es difícil repetir eso. Solo un jugador que ha estado ahí puede sentir lo que ha vivido en esos momentos tan especiales”, continuó. “Siendo capitán, estando en la pista, creo que me acercaré muchísimo a esa maravillosa experiencia. Esta es una competición muy especial. Muchas gracias por la confianza. Esperamos traer de vuelta esa sexta Ensaladera, ojalá sea en 2014”, siguió. “Somos España. Tienes la obligación permanente de ganar”.

Con un solo año de contrato, Moyà no se anduvo con medianías. El objetivo innegociable es el título. Para empezar, España se enfrenta a domicilio a Alemania (31 de enero a 2 de febrero de 2014). Los federativos están esperanzados: “He visto el futuro y funciona”, dijo Escañuela.

VÍDEO: El punto decisivo de Moyà en 2004.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS