Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El City golea al United sin despeinarse

El equipo de Pellegrini barre en el derbi de Manchester (4-1) con una destacada actuación de Negredo y Jesús Navas

Agüero celebra un gol contra el United. Ampliar foto
Agüero celebra un gol contra el United. Getty

Ni siquiera necesitó un gran partido el Manchester City para desplumar al United en el derbi de Manchester. El orden parece haberse invertido en la ciudad del centro del Inglaterra. Los citizens, regados por el petróleo de los Emiratos Árabes y por el buen gusto de Txiki Begiristain, saben hacia dónde se dirigen. El United, tras el relevo en el banquillo después de 27 años, están perdidos entre la sombra de Ferguson y la falta de futbolistas para recuperar el esplendor del pasado, fracasados en su intento de fichar a un media punta de primera fila (Ander Herrera, entre ellos).

El City se limitó a ser consistente en defensa y demoledor en ataque, un despliegue felizmente desarrollado por las alas de Navas y Nasri (ausente Silva por lesión), y los movimientos en la punta de Negredo y Agüero. Entre los cuatro destrozaron a una defensa tibia, sin la fiereza de los tiempos de Ferguson, desprotegiendo a su meta De Gea, inocente ante el pelotón de fusilamiento dirigido por el Kun. Agüero resolvió con dos voleas, la primera con la izquierda a centro de Kolarov, y la segunda con la diestra tras un pase de Negredo. El delantero vallecano, titular por delante de Dzeko, le ganó el pulso al futbolista bosnio. No marcó Negredo y, sin embargo, participó mucho y siempre con sentido para pasar, chutar o descargar a los centrocampistas. También de cabeza, al picar un córner remachado con la rodilla Touré en el segundo gol.

MANCHESTER CITY, 4-MANCHESTER UNITED, 1

Manchester City: Hart; Zabaleta, Kompany, Nastasic, Kolarov; Navas (Milner, m. 71), Toure, Fernandinho, Nasri; Agüero (Javi García, m. 86) y Negredo (Dzeko, m. 75). No utilizados: Richards, Lescott, Pantilimon, Jovetic.

Manchester United: De Gea; Smalling, Ferdinand, Vidic, Evra; Valencia, Carrick, Fellaini, Young (Cleverley, m. 51); Rooney y Welbeck. No utilizados: Amos, Buttner, Kagawa, Hernández, Evans y Nani.

Goles: 1-0. M. 16. Agüero. 2-0. M. 46. Touré. 3-0. M. 47. Agüero. 4-0. M. 50. Nasri. 4-1. M. 87. Rooney.

Árbitro: Howard Webb. Amonestó a  Nastasic, Valencia y Rooney.

Unos 55.000 espectadores en el Etihad.

Menos activo anduvo Navas, pero igualmente exquisito y decisivo en la larga cabalgada -puro Navas- en el tercer tanto local. La dulzura de su centro al segundo palo la convirtió Nasri en el cuarto tanto. El interior francés le dio la tarde a su par, el ecuatoriano Valencia, al que superó en todas las jugadas decisivas. Como en el primer gol, cuando caracoleó a la espera del momento justo para prolongar con la espuela a Kolarov, cuyo centro lo embocó Agüero.

La táctica va ganando terreno en la Liga inglesa a medida que pierde espectacularidad. Así resultó la primera parte en el Etihad, conquistada por un City más compensado en atrás (Kompany) y en el centro (Fernandinho y Yayá Touré). Sin alardes, pero animado por las incursiones de Nasri (el balón muy pegadito al botín derecho), la omnipresencia de Agüero y la autoridad en el área de Negredo. Pellegrini se agarró a estos tres atacantes para derribar a un United que no transmite nada. Sin capacidad para gobernar los partidos (Carrick y Fellaini no lo consiguen), ni para rematarlo (Welbeck no es lo mismo que Van Persie), el cuadro de Moyes se limitó a alguna genialidad de un Rooney demasiado solo. La logró ya con el partido resuelto en una falta directa majestuosa, en curva por encima de toda la espigada defensa citizen, con la suficiente potencia para doblar la manopla de Hart, cuyo espectacular vuelo no sirvió para nada. Ni una mueca de celebración de Rooney, consciente de qué bajo ha caído el United.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información