Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TAS se declara incompetente para decidir sobre el Rayo

El órgano dice que el conflicto sobre la licencia UEFA “está fuera de su jurisdicción”.

El club “agotará todas las vías jurisdiccionales”

Negredo (i), del Sevilla, forcejea con el ex del Rayo Baptistao, la temporada pasada.
Negredo (i), del Sevilla, forcejea con el ex del Rayo Baptistao, la temporada pasada.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo se ha declarado incompetente para dictaminar si el Rayo Vallecano, inmerso en un concurso de acreedores, puede participar en la próxima edición de la Liga Europa, alegando que “está fuera de su jurisdicción”. El club, que ya ha presentado un recurso contra la decisión del juzgado de lo mercantil número 3 de Madrid, que el 11 de julio se decantó a favor de que la Real Federación Española de Fútbol, que es la institución que otorga la licencia UEFA en España, le diera su plaza al Sevilla, asegura en un comunicado que “agotará todas las vías jurisdiccionales”. Aunque la justicia Española le dé la razón al Rayo, podría ser demasiado tarde: el Sevilla, noveno el pasado curso, disputa mañana contra el Mladost de Podgorica montenegrino su primer partido europeo.

La UEFA no le concedió al Rayo la licencia para competir en Europa el pasado mes de mayo debido a las deudas que tenía el club. La entidad basó su recurso ante el TAS en que no puede pagarlas por estar inmerso en el concurso de acreedores y en que no tiene impuesta ninguna sanción, como le ocurrió al Málaga. El club acudió a la justicia ordinaria para que obligara a la federación española a otorgarle la licencia. Aunque el juez confirmó la decisión del órgano federativo, el Rayo presentó recurso y espera que la resolución le sea favorable.

"Pedimos un procedimiento abreviado, que se habría resuelto el 5 de julio en Madrid y con ahorro de costes. Ahora nos hemos tenido que ir a Suiza, con ese gasto que conlleva, para que luego diga que es incompetente", ha criticado en declaraciones a la cadena COPE Raúl Martín Presa, presidente del Rayo. "La Liga Europa era un premio a la temporada, también en lo económico, porque habría arreglado más la situación del Rayo y se podría haber garantizado más a los acreedores".

Aunque ganara la batalla de los tribunales, la decisión quedaría en manos de la UEFA, que se enfrentaría a un verdadero dolor de cabeza para repescar al Rayo con la competición ya arrancada. Los órganos deportivos son especialmente reticentes a que sus disputas se resuelvan en la justicia ordinaria. No sería la primera vez que la UEFA rechaza una decisión de los tribunales nacionales o amenaza a un club con sancionarle por recurrir a ellos. El hecho de que el TAS, que previsiblemente debía resolver el entuerto, se eche a un lado abre un futuro muy incierto.

Las federaciones deportivas conviven en un entorno bipolar: son entes privados que pueden gestionarse a su antojo, pero desarrollan funciones públicas por delegación del Consejo Superior de Deportes. Hay argumentos jurídicos tanto para dirimir una disputa en el órgano deportivo —en este caso el TAS — como para hacerlo en los tribunales ordinarios. El Rayo pisa terreno desconocido.