waterpolo femenino

España no atina ante Rusia

Las chicas de Miki Oca marcaron dos goles en el último minuto, pero no pudieron contrarrestar el potencial de su rival

Anna Espar frente a la rusa Prokofyeva.
Anna Espar frente a la rusa Prokofyeva.TONI ALBIR / EFE

Rusia jugó lo justo y tuvo buena dosis de suerte, suficiente para ganar a las chicas de Miki Oca, a quienes se les complica el cruce. Perdió España porque fallo mucho en ataque. Nunca fueron las rusas trago dulce para las guerreras, que no le giraron la cara a un partido que perdieron atacando.

En la Picornell, ante unos 1500 espectadores, la selección española de waterpolo femenino defendió bien, como siempre, y solo encajó siete goles, porque trabajo con tensión y nervio arropando a Ester, que voló como sabe, especialmente en el primer tiempo, aunque sucumbió acribillada a vaselinas y tuvo algo de mala suerte en momentos puntuales. Pero el partido se decidió lejos de su arco, donde España no atinó. Falta de acierto, España generó las ocasiones, pero tiró el partido al palo –hasta en seis ocasiones remató a la madera- o fuera hasta cerrar con un porcentaje increíble: 6 goles de 31 disparos, 19 por ciento de acierto.

España, 6 - Rusia, 7

España (0+2+1+3): Ester; Espar, Ortiz, Pareja, Pena, Maica García, Laura López (3) —equipo inicial— , Bach, Tarragó (1), Miranda, Blas (2), Meseguer y Patricia Herrera (p.s.)
Rusia(1+1+3+2): Karnaukh: Prokofyeva (4), Karimova, Alexandra Antonova (2), Grineva, Beliaeva, Ivanova (1), —equipo inicial— , Timofeeva,Zelentsova, Belova, Tankeeva, Diana Antonova y Ustyukhina (p.s.).

Sí se echó de menos la habitual valentía de Pareja, la capitana, que ayer incluso vio desde el banquillo dos sprints, igual de sorprendente fue el porcentaje de Espar (0 goles de 5 remates) así que no bastó con que Tarragó diera un paso adelante y asumiera responsabilidades: tampoco era su día. Laura López y otra vez Blas en la boya, mantuvieron las esperanzas españolas, que se mereció más. Atascada en ataque, la rusa Prokofieva le cogió gusto a celebrar goles, marcó cuatro de seis intentos y le amargó la noche al equipo español, que se medirá el miércoles a Uzbekistán, el equipo mas débil de grupo.

“Estoy orgullosa, porque nunca le giramos la cara al partido y hemos peleado por él” se levantó digna Ona Meseguer al final. España no hace cuentas todavía, sabedora de que al Mundial le quedan muchos pasos y que puestos a perder, en fase de grupos es remediable, pero es consciente que si Holanda le gana de un gol a Rusia, sería primera de grupo siempre que supere a las uzbekas, que ayer perdieron ante las holandesas (30-3). “Aprenderemos de esto” dijo tras el partido Pareja, líder de un equipo de guerreras.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50