Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roig rectifica; Marcelino remata

El técnico asturiano y los refuerzos de invierno ascienden a Primera al Villarreal

Los jugadores del Villarreal mantean a Marcelino. AS

La perseverancia de Fernando Roig devuelve al Villarreal a Primera. Hace un año, dos días después de descender a Segunda, el presidente amarillo, superado el trance del fracaso que pocos preveían, adelantaba que pondría parte de su patrimonio para ayudar al Villarreal a recuperar la categoría perdida y la admiración del mundo del fútbol. Y lo hizo. Vendió el 2,4% de su participación de Mercadona, valorada en 71 millones de euros, y los invirtió en saldar cuentas del Villarreal.

Saneado el club, tocaba la empresa de vender activos y acometer la remodelación de una plantilla que fuese la mejor de la categoría de plata y contratar un entrenador experimentado que le sacara el máximo rendimiento. La primera parte resultó exitosa. El Villarreal sacó 45 millones con la venta de jugadores [Diego López, Gonzalo Rodríguez, Borja Valero, Marco Ruben, Nilmar, Marcano, Jefferson Montero y Wakaso]. En la fase final de su recuperación de una lesión de ligamentos que le apartó año y medio de los terrenos de juego, el pasado mes de enero, Giuseppe Rossi fue traspasado por 10 millones al Fiorentina de Gonzalo y Borja Valero. Zapata fue cedido al Milan y De Guzmán al Swansea. Ambos jugadores se han revalorizado y se recuperará con sus ventas gran parte de los 15 millones que costaron. El precio de estos futbolistas señalaban la incongruencia del descenso. ¿Qué sucedió?

El presidente vendió el 2.4% de su participación de Mercadona, valorada en 71 millones de euros, y los invirtió en saldar cuentas del Villarreal

La búsqueda de un nuevo entrenador terminó de manera trágica. El elegido, Manolo Preciado, murió de un ataque al corazón en la víspera de su presentación, el viernes cumplió un año. Ayer fue homenajeado al final del encuentro. Marcelino García Toral no quiso embarcarse en un club deprimido y rechazó la oferta del Villarreal. De nuevo Roig pensó que la solución estaba en casa y le dio las riendas del equipo a Julio Velázquez, un joven de 30 años con apenas cuatro meses de experiencia en Segunda.

El club recaudó 45 millones de euros por la venta de jugadores como Diego López, Gonzalo, Valero o Nilmar

La plantilla fue compuesta de canteranos y de veteranos con experiencia en mil batallas. Ascendieron al primer equipo Manu Trigueros, Jaume Costa, Mariño, Moi Gómez, Pablo Íñiguez, Truyols, Toribio y Gerard Bordás. Se recuperó tras su cesión al Elche el portero Juan Carlos y a Uche del Granada. Se contrató a Mellberg, Cavenaghi, Pandiani, Canteros y regresó Javi Venta. Cani, Senna y, sobre todo Bruno, renovado hasta el 2020, serían los pilares del equipo.

Los resultados acompañaron en un inicio con cinco victorias y dos empates. Una serie de derrotas, empates y victorias descafeinadas y sin un patrón de juego claro ni una alineación definida, hicieron que el Villarreal concluyera la primera vuelta en séptimo lugar, con 32 puntos, a seis del ascenso directo y a 17 del líder, el Elche.

Aficionados del Villarreal reciben al autobús del equipo antes del duelo contra el Almería. ampliar foto
Aficionados del Villarreal reciben al autobús del equipo antes del duelo contra el Almería. AS

En el ecuador de la Liga, Roig intervino y despidió a Julio Velázquez y contrató a Marcelino, que esta vez sí fue convencido por José Manuel Llaneza, de nuevo en la primera línea de decisión del Villarreal. “Nos queda mucho sufrimiento, pero ascenderemos”, dijo Marcelino en su presentación añadiendo que introduciría “matices” en el juego pausado y característico del conjunto castellonense en los últimos años y que jugaría siempre con dos delanteros. Marcelino ha resultado consecuente con su filosofía.

El Villarreal ha resultado más rocoso y directo con Marcelino, dejando atrás el poso dulce de siempre

El Villarreal ha resultado más rocoso y directo con el técnico asturiano dejando atrás el poso dulce de siempre. En ello ayudó los seis refuerzos aterrizados en el mercado invernal [Jonathan Pereira, Farinós, Dorado, Juanma, Aquino y Perbet]. Salvo el mexicano Aquino, fichado al Cruz Azul por un coste 1,5 millones, los otros cinco futbolistas llegaron a coste cero, destacando a Pereira y Jeremy Perbet, delantero corpulento francés de 28 años cedido por el Mons belga.

Perbet ha anotado 11 goles en 18 partidos y se ha complementado con Uche, autor de 14 tantos. La ausencia del nigeriano en la Copa de África la suplió con garantías el canterano Gerard Moreno, otro punta de gran envergadura y movilidad que ha conseguido cuatro goles. Marcelino también ha dado protagonismo al centrocampista Héctor Canteros, internacional argentino cedido por el Vélez Sarsfield al que Marcelino dio protagonismo relegando a Senna a un segundo plano.

La metamorfosis del Villarreal en juego y resultados ha sido relevante. Incluso la afición ha dado la cara en los últimos encuentros resaltando el desplazamiento de 10.000 seguidores la penúltima jornada en Barcelona ante el filial blaugrana. Los seguidores pudieron comprobar con orgullo que ocho de los titulares eran de la cantera. 13 encuentros ganados, seis empates y dos derrotas de la mano de Marcelino, que seguirá en El Madrigal en Primera, han valido para un ascenso sufrido, deseado y anunciado un año atrás. Aprendidos los errores recientes y con una economía saneada, el Villarreal regresa a la élite con más fuerza y convicción.

Almería, Girona, Alcorcón y Las Palmas se juegan la última plaza de ascenso

Con el Elche y el Villarreal ya en Primera División, cuatro equipos se jugarán la última plaza de ascenso a partir de la próxima semana. El miércoles se jugará el primer partido de ambas eliminatorias: Las Palmas-Almería y Alcorcón-Girona (20.30). El sábado se jugará la vuelta. Los vencedores se medirán entre sí para ver quién asciende.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >