Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo llega sobre la bocina

Los clubes y el sindicato de jugadores pactan desconvocar la huelga para los partidos de cuartos de este domingo y seguirán negociando el lunes para cerrar el nuevo convenio

Jofresa y Llorente durante una de las reuniones. Ampliar foto
Jofresa y Llorente durante una de las reuniones.

Los teléfonos echaron humo y al final hubo fumata blanca. En torno a las 20.30 de la noche y tras otra maratoniana jornada de conversaciones cruzadas, el baloncesto español firmó una entente que permitirá el normal desarrollo de los playoffs por el título.

El sindicato aceptó finalmente las mejoras en algunos puntos relacionados con los derechos sociales de los jugadores y a cambio aceptó una rebaja del fondo social de los 470.000 euros que percibían hasta ahora, a unos 280.000 euros. Este había sido el principal punto de la discordia. “Era más importante el fondo de garantía salarial, las garantías de cobro y las mejoras de salarios mínimos. Y finalmente hemos llegado a un punto de equilibrio”, justificó Rafa Jofresa, el secretario general de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP).

Los equipos viajaron a sus destinos a la espera de una posible solución

La ACB emitió un comunicado pasadas las diez y media de la noche sábado en el que anunció la desconvocatoria de la huelga por parte de los jugadores e informó de que ambas partes se han emplazado a partir de este lunes a seguir negociando los únicos puntos que quedaron pendientes del Convenio hasta su cierre definitivo. Clubes y jugadores hacen explícito su agradecimiento a Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, por su mediación en el conflicto.

Después de casi 13 horas de negociación infructuosa el pasado viernes en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), los clubes y el sindicato de jugadores habían escenificado una ruptura que estuvo a punto de desembocar en sainete. La posterior guerra de comunicados evidenció un distanciamiento que parecía irreconciliable: “Postura irracional e intransigente de la Liga”, “manipulación ruin y mal estilo”, denunciaba el presidente de la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP), José Luis Llorente, que mantenía la convocatoria de huelga a partir de las 00.00 del domingo; “nula voluntad de acuerdo”, “una huelga que es un sinsentido y un grave perjuicio para el baloncesto”, replicaba la ACB.

Al tiempo que se cerraba abruptamente el debate y se confirmaba el paro de los jugadores, la Liga mantenía la disputa de la segunda jornada del playoffs de cuartos con sus cuatro partidos correspondientes: Uxue Bilbao-Barça Regal (12.00, E3/ETB1/TVG2), CAI-Valencia (12.00, ATV/C9), Blusens-Real Madrid (12.40, TVE1) y Gran Canaria-Baskonia (13.00, ETBK/TVC). Con casi todas las entradas vendidas en Miribilla, Zaragoza, Fontes Do Sar y Centro Insular, y la infraestructura de las televisiones ya en marcha, los partidos estuvieron en el alero hasta última hora de la tarde.

Aunque ninguna de las partes estableció nuevas citas para el consenso, los teléfonos echaron humo durante todo el sábado. “No tengo ninguna novedad, pero la esperanza es lo último que se pierde”, señalaba Llorente a media tarde con cierta premura por estar “desbordado de trabajo”. “Contamos con el apoyo de todos los jugadores nacionales y de los extranjeros”, anunciaba.

Los equipos que ejercen de visitantes viajaron a sus respectivas ciudades de destino a la espera de noticias y una posible solución, pero en el caso del Real Madrid y el Valencia lo hicieron con expediciones excepcionales. Mientras Barcelona y Baskonia convocaron a sus plantillas habituales, el conjunto de Laso y el de Perasovic decidieron reclutar a un nutrido grupo de canteranos. Los valencianos viajaron a Zaragoza con cinco y el Madrid a Santiago con media docena, cifra coincidente con el número de nacionales que tienen los blancos en su plantilla profesional (todos ellos significados con el sindicato y la convocatoria de huelga). El Blusens también su disposición a recurrir a su cantera para disputar la jornada. Finalmente no hará falta poner a los chicos en un brete y los partidos se disputarán con normalidad y con los primeros espada de cada equipo. Hubo acuerdo sobre la bocina.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.