Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un derbi para el Atlético

Mourinho no convoca a Cristiano Ronaldo y alineará un equipo de reservas pensando en el partido de vuelta ante el Dortmund

Diego Costa pugna por el balón con Xabi Alonso en el partido de la primera vuelta. Ampliar foto
Diego Costa pugna por el balón con Xabi Alonso en el partido de la primera vuelta.

Sin Cristiano, al que según Karanka le deja fuera de la convocatoria un pinchazo en el calentamiento de Dortmund, sin Ramos, sin Coentrão, sin Arbeloa, y sin Marcelo, el Madrid se presenta esta noche en el Calderón con la mirada puesta en su cita europea del martes. Su desentendimiento de la Liga viene ya de largo y con la Copa de Europa de por medio José Mourinho no quiere arriesgar la participación de algunos de sus mejores jugadores en un derbi que el Atlético tiene previsto disputarlo a toda máquina a la búsqueda de un golpe anímico de cara a la final de Copa. “No estará Cristiano. No se ha entrenado con el resto. El miércoles tuvo un problemilla físico y hay que ver cómo evoluciona. Marcelo también sigue lesionado y Arbeloa sigue sin trabajar con el grupo, pero ante el Atlético sacaremos el mejor once”, explicó Aitor Karanka.

“Hay que salir con la máxima intensidad. El otro día el mejor, según todos vosotros, fue Diego López. Pero mañana veremos quién juega. Ellos tienen muchas ganas de ganar al eterno rival y quieren cogernos en la clasificación. Queremos sacarles más puntos y distanciarnos más”, añadió el ayudante de Mourinho. “La mejor manera de presentarte el martes en el Bernabéu es ganando. Hay que sobreponerse desde ese partido”.

Los colchoneros buscan igualar a los blancos en la tabla en un ahora o nunca

La rebajada lista de convocados de Mourinho traspasa a los futbolistas de Simeone la responsabilidad de la victoria. Para el plantel rojiblanco es una carga más sobre esos 14 años sin ganar al vecino. Hay una generación entera de rojiblancos que no han visto aún ganar a su equipo frente al vecino. Por cómo vienen los dos equipos a lo largo del curso, el contexto obliga al Atlético a ganar. Lo contrario podría suponer un duro golpe para el vestuario y para su propia hinchada. Da la sensación de que el duelo es un ahora o nunca para los colchoneros. Para el Atlético sí es importante ganar porque ansía la segunda plaza y una victoria le igualaría a los blancos en la tabla. “Cuanto más alto acabes en la clasificación mejor”, ha repetido en las últimas semanas Simeone. No celebrarían título los del Manzanares, pero habría cierto regusto en superar al final del campeonato a un equipo que les triplica en presupuesto.

Podrá contar el técnico rojiblanco con Diego Costa después de que Competición le quitara la amarilla que vio ante el Sevilla. El cruce de escupitajos que tuvo con Ramos en el Bernabéu no se reeditará, pero las cuentas pendientes también alcanzan a Pepe y Xabi Alonso. Formará Costa junto a Falcao, al que cada gol en esta recta final de la temporada le supone una tortura.

El Atlético ha preparado un partido intenso con la intención de hacerle bajar la guardia a su eterno rival lo antes posible. Pretende una victoria que le sirva quitarse de encima esa maldición de 14 años que tanto le ha acomplejado. Es un ahora o nunca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información